Febrero 2013    27 de abril de 2017

Coches Conectados

Los coches autoconducidos ya son una realidad. Google ya cuenta con su flota en circulación por Estados Unidos y Honda se ha atrevido con siete prototipos de vehículos sin conductor, con el objetivo de hacer más segura la conducción a través de la tecnología.

Los expertos dicen que en 2020 el 75% de los coches estarán conectados a Internet. Podremos controlar remotamente nuestro coche, deteniéndolo o reiniciándolo desde nuestro sofá a través del dispositivo móvil o tableta pero, ¿podremos impedir que otros lo hagan?
El fabricante de coches asiático Hyundai ha llegado a un acuerdo con Cisco para diseñar su primer coche conectado. Esta asociación permitirá a la tecnológica “establecer una plataforma para automóviles conectados que lidere la industria”, afirma el comunicado oficial.
Ford trabaja en la incorporación de una serie de avances tecnológicos en sus vehículos que ayudarán a tener una conducción más seguras gracias al uso de herramientas sencillas que cuidarán del conductor y sus acompañantes en todo momento.

En su página web, Uber ha anunciado su ‘partnership’ con Pepephone para ofrecer conexión WiFi de alta velocidad a los clientes de los vehículos del servicio uberX.

La conexión entre los dispositivos portátiles que llevamos puestos y la conducción es cada vez más estrecha, gracias a trabajos como los que se realizan en el laboratorio de Investigación de Wearables de Ford. En él, científicos e ingenieros trabajan para integrar dispositivos portátiles y vehículos y permitir que las tecnologías de asistencia al conductor estén más atentas a la persona que va al volante, sobre todo en situaciones de estrés o somnolencia.

Ericsson ha anunciado un acuerdo con el programa de Diseño y Gestión de Sistemas del Massachusetts Institute of Technology, conocido como MIT, de Boston para crear conjuntamente soluciones innovadoras en el proyecto de Conducción Autónoma ‘Movilidad Predictiva’ de Ericsson.

Si eres de los amantes del futuro, echa un ojo a este avance de Goodyear: son las ruedas Eagle-360 que prometen hacer levitar los autos autónomos del futuro.

¿Alguna vez ha soñado ir en un coche que se condujese solo? ¿Se imagina despertar por la mañana, que el coche haya llevado a los niños al colegio y esté listo, de nuevo, para recogernos? Los coches del futuro no están tan lejos. Ford, entre otros, ha desarrollado ya vehículos con sistemas de auto-conducción integrado y ha dado el pistoletazo de salida a la carrera hacia la autonomía. Entrar en un ‘auto-móvil’ y viajar es romper esquemas que han regido la humanidad.
La marca japonesa ha anunciado, de boca de su CEO, en el Salón del Automóvil de Ginebra, los tres pilares en los que se basa su desarrollo de coches conectados y su integración en el ecosistema de las Smart Cities y el IoT.

El suceso ocurrido en California es el primero conocido desde que Google comenzó con este experimento, que actualmente se encuentra en una fase muy desarrollada.

La compañía surcoreana Samsung presenta en el Mobile World Congress de Barcelona Samsung Connect Auto, su nueva solución para vehículos conectados. Proporcionando beneficios a los consumidores y empresas por igual, Samsung ofrece un ecosistema de productos y servicios que permiten una experiencia de conducción más segura, ecológica y divertida.

Harman expone en su stand del MWC16 su plataforma para coche conectado. Con ella, el conductor es ayudado a través de un sistema integrado en el vehículo que le va avisando del tramo de la carretera e informando de su velocidad. Aparte de este software la empresa también muestra un prototipo de coche híbrido entre autonómo y con volante para conducir.

Mark Fields, presidente y Director Ejecutivo de Ford Motor, ha presentado hoy mismo una serie de novedades que su propia compañía se encuentra desarrollando actualmente.

Mouser Electronics y el ingeniero Grant Imahara, junto con un grupo de visionarios de tecnología autónoma de vehículos, han anunciado una nueva serie de coches, capaces de arrancar sin necesidad de un conductor físico.

Vodafone planea extender la cobertura de forma sostenible a través de 4GFi, una tecnología colaborativa que permite disfrutar de la mejor conexión 4G disponible en el entorno, incluso si el móvil sólo soporta 2G/3G. De esta forma, hay un teléfono que solicita cobertura, un donante anónimo, un tramo de WiFi a través de la banda libre de 2.4 y un acceso a la red del operador que paga quien lo requiere. Entre los problemas, la batería y el tramo de red pública


0,5