Construyendo la Nueva Generación de Vehículos de Ensayo Autónomos Ford
Ampliar

Construyendo la Nueva Generación de Vehículos de Ensayo Autónomos Ford

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

Han pasado ya tres años desde que el primer Ford Fusión (Mondeo) Hybrid de investigación saliese a la calle y esta última versión aprovecha todo lo aprendido y lo mejora.

El nuevo coche emplea la actual plataforma de vehículo autónomo de Ford, pero eleva la capacidad de procesamiento gracias al nuevo hardware informático. Los controles electrónicos se aproximan ya a los niveles de producción y los ajustes de los sensores, incluida la localización, permiten al coche mejorar su visión sobre lo que le rodea. Los nuevos sensores LIDAR, tienen un diseño más fluido y un campo de visión más ajustado, lo que permite al coche emplear sólo dos sensores, en lugar de cuatro, obteniendo la misma cantidad de información.

Ford presenta la próxima generación del coche autónomo de investigación y desarrollo Ford Fusión (Mondeo en Europa) Hybrid.

Tal y como se ha comentado anteriormente, hay dos elementos fundamentales a la hora de crear un coche autónomo; la plataforma del vehículo autónomo, que nos es más que una versión mejorada de un coche, y el sistema de “conductor virtual”. El nuevo coche avanza en ambos campos, particularmente en lo que se refiere al desarrollo y los ensayos del sistema de “conductor virtual”, lo que supone un enorme cambio en la capacidad de captación y tratamiento de datos.

A que nos referimos por “conductor virtual”. Para hacer un coche totalmente autónomo, la SAE define el vehículo nivel cuatro (SAE-defined level 4-capable), que no requiere de conductor para tomar el control y el coche debe de ser capaz de actuar como lo haría un ser humano al volante. El sistema de “conductor virtual” de Ford está diseñado para hacer precisamente eso y está compuesto por:

  • Sensores – LIDAR, cámaras y radar

  • Algoritmos para la localización y selección de rutas

  • Visión computerizada y aprendizaje

  • Mapas 3D de alta definición

  • Gran potencia de cálculo e informática para manejar estos datos.

Exteriormente, el coche autónomo de investigación se diferencia de un Fusión (Mondeo) Hybrid convencional por los sensores. Son como los ojos y los oídos para un ser humano.
Dos sensores LIDAR, cada uno con capacidad de generar millones de haces, asoman de los pilares frontales del coche, ofreciendo una visión de 360 grados. Estos nuevos sensores tienen un alcance de aproximadamente la longitud de dos campos de fútbol alrededor del coche. El LIDAR de alta definición está preparado para ver dónde está el objeto, su tamaño y que es lo que parece ser.

También hay tres cámaras montadas en las barras del techo. Una cámara orientada hacia delante se encuentra bajo el parabrisas. Estas cámaras identifican los objetos y leen las señales de tráfico en la carretera.

Radares de corto y largo alcance, preparados para ver en la lluvia, niebla o nieve, aumentan la capacidad de visión, ayudando a determinar el movimiento del objeto respecto al vehículo.

Los datos de todos estos sensores alimentan el “cerebro” del vehículo autónomo, y la información se compara con el mapa 3D y otros elementos de visión computerizada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.