Prueba HTC Vive VR con Steam. Jugar y vivir en otra dimensión
Ampliar

Prueba HTC Vive VR con Steam. Jugar y vivir en otra dimensión

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

Esto es lo mejor que hay ahora mismo; ¡Es mejor que los Pokemon! -afirma Álvaro-". "Alucinante, te metes en un mundo paralelo –comenta Idoia-" "No puede ser, ¡Ay, la ballena, que me da! -Explica Alfonso mientras se agacha por si el gigante Cetaceo virtual le golpea-. Y es que uno tras otro, los 'tester' han ido probando las gafas de realidad aumentada de HTC y Steam, las ya mundialmente famosas Vive y, al parecer, han disfrutado de una experiencia inigualable; al menos de momento, ya que la IFA 2016 de Berlín ha mostrado mucho del mercado de realidad virtual, de sus posibilidades y de los nuevos competidores, entre los que sobresale Sony con su Play Station VR.

Jugar a los marcianos con pistolas, escudo, bombas y un imán que atrae a los extraterrestres que te rodean por todas partes mientras permaneces en una plataforma sideral, disfrutar de un partido de tenis tan 'indoor' como 'outdoor' con la peculiaridad de tener manos y equipos virtuales a modo de 'animación'; tirar a un perro robot un palo y esperar a que te lo traiga y te haga monerías o resolver enigmas en entornos misteriosos son algunos de los entretenimientos de los que los más jugones pueden disfrutar con sus Vive.

La resolución de las gafas es de 1.200 x 1080 px en cada ojo, con una ratio de aspecto 9:5 y reproducción a 90 frames por segundo

El equipo

Y cuando decimos jugones, es porque el primer requisito para probar esta exquisitez tecnológica es tener un ordenador con suficiente potencia para mover películas y animaciones complejas. En este caso, recurrimos a un MSI G 'Gaming Series’ con Doble Gráfica GTX 980 de escritorio en SLI, que nos ofrece un rendimiento muy superior a las gráficas de portátil. Además, tiene sistema de refrigeración Cooler Boost 3, importante para el correcto funcionamiento de ambas graficas y de su desarrollo. De hecho, es capaz de refrigerar dos GTX de escritorio. Por otra parte, lleva sistema de Audio Nahimic con diferentes modos en función para elegir la adecuada según actividad. En el modo jugador, permite escuchar cómo se acercan los enemigos y, así, evitar ‘el desastre’. Además, del software, integra un DAC para mejorar la calidad del audio y completar, así, la experiencia inmersiva del sistema VR.

Al equipo conectamos, a través de un puerto USB, el hub de conexiones periféricas, el cual tiene siete puertos. No hay pérdida: cada oveja con su pareja. En cada esquina del área de juego debemos situar un sensor y después de conectar todo a la corriente, podemos empezar la operación de calibrado.

Hoy por hoy, los mandos de Vive, los Stream VR Controller, son bastones/mouse con trackpad y diferentes pulsadores. Para los novatos, el gatillo es más que suficiente, para los avanzados, cada programa ofrece distintas opciones.

Sobre las gafas, en sí mismas, hemos hablado en otras ocasiones: son totalmente inmersivas, no requieren de teléfono, se ajustan con correas y toda la máscara exterior es una red de sensores. La resolución es de 1.200 x 1080 px en cada ojo, con una ratio de aspecto 9:5 y reproducción a 90 frames por segundo. Los cables y los audífonos tienen la conexión sobre la frente.

Y llegados a este punto hay que explicar que mucha gente considera que sobra el cable; ya que vivimos en un mundo que avanza hacia lo inalámbrico, pero la calidad de la imagen y la mínima latencia que se requiere para una buena experiencia, aún exigen un buen canal de datos.

En los últimos meses, HTC ha refinado el diseño del visor para ofrecer mayor comodidad y aumentar la sensación de inmersión en el mundo virtual que se recrea. Por dentro, lleva protectores de espuma intercambiables y juntas para la nariz que hacen que Vive Pre se adapte cómodamente y de forma segura al usuario.

Así mismo, se ha incorporado una nueva cámara frontal que permite hacer más cosas, tanto dentro como fuera del mundo virtual mediante la mezcla de elementos físicos; de forma que podemos ver a nuestros interlocutores, centrarnos en el espacio real, etc.

Calibrar la habitación

Antes de empezar a jugar es muy importante calibrar la habitación que virtualmente se transforma en una ‘jaula’ cuya reja nos advierte de posibles choques.

Hacerlo es realmente fácil: desde el cuadro de mando que aparece en la pantalla en el que vemos que los cinco elementos estén conectados y funcionen con corrección, desplegamos el menú 'Steam VR'. Elegimos el comando 'Run Room Setup' Necesitamos un espacio que debe ser lo suficientemente grande y despejado como para podernos mover con comodidad, un mínimo de 2 x 1.5 m; aunque también hay una opción de movimiento desde un único punto, mucho menos divertida, pero aceptable.

Una animación nos guiará en nuestro empeño y nos pedirá que pongamos gafas, mandos y sensores en sitio visible para el sistema. A continuación, el jugador debe situarse en el centro y 'disparar' con el mando hacia el equipo (esperar un segundo a que la barra corra). Después llega la hora del suelo y para ello hay que dejar los mandos sobre él.

Y si parece que HTC vuelve a sacar el mejor producto sin llegar a ‘enamorar’ al mercado, hay que saber que están en proceso de firma de acuerdos con empresas que los pueden llevar a otra dimensión. Así, IKEA, la empresa sueca de venta de muebles pretende ofrecer a sus usuarios la oportunidad de configurar la cocina de sus sueños tan solo imaginándola y haciéndola realidad a través de esta tecnología.

Igualmente, ha firmado un pacto estratégico con Alibaba, el ‘Amazon chino’. Las empresas han comunicado que esperan “explorar soluciones escalables y competitivas de soluciones en RV”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.