Febrero 2013    24 de julio de 2014
1/1

Wayra, wind to win

Por Pilar Bernat
x
pilarbernatgmailcom/12/5/12/18
Google+" class="enlace" target="_blank">Google+
Última actualización 30/01/2012@15:19:49 GMT+1

No se trata de las tres ‘w’ habituales conocidas por todos los Internautas, pero sí de un juego de palabras que pretende expresar lo que significa aquello que, a nuestro modo de ver, ha sido uno de los mejores proyectos que ha diseñado Telefónica a lo largo de su historia: el Proyecto Wayra.
La conjugación de los términos innovación, oportunidad, financiación y medios da como resultado, necesariamente, la palabra éxito y, a largo plazo, no sólo retorno sino beneficios; es decir todo un soplo de vientos de triunfo que poco a poco alcanza aquellos países donde opera la multinacional española.

Etimológicamente, wayra significa viento y como término lingüístico se recoge en el diccionario Quechua. Pero fue el entonces presidente de Telefónica Latinoamérica y hoy de Telefónica Europa, José María Álvarez Pallete, quien, hace un año, adoptó el término para denominar  una idea que se materializó en Colombia el pasado 14 de abril y que hoy ya se ha replicado en cinco países suramericanos, dos ciudades españolas (Madrid y Barcelona) y prepara su andadura en el resto de Europa (Alemania, Eslovaquia, Irlanda, Reino Unido y República Checa).


Aceleración de proyectos
El pasado 2 de enero, Matthew Key, CEO de Telefónica Digital, definía Wayra como "una propuesta para fomentar la base de innovación e invertir de manera efectiva en las ideas de las personas, en sus empresas y en sus empleados en cada uno de los países donde operan.” Y es que eso es, básicamente: ya no una propuesta, sino una realidad que se basa en un modelo integral de aceleración de proyectos tecnológicos allá donde surjan; ya que la empresa ofrece todo lo que necesita un emprendedor para obtener éxito; es decir: formación, financiación, asesoramiento, contactos, servicios, soporte tecnológico y físico.
Para situarlos, en cada uno de los países donde ya funciona –Colombia, España, México, Argentina, Venezuela, Chile, Perú, Brasil- se han diseñado espacios arquitectónicos con nuevos conceptos donde las empresas pueden trabajar, compartir, mantener reuniones o celebrar eventos y, como no podía ser de otra forma, en Madrid, sede central del operador, una iniciativa tan emblemática e integradora, sólo podía situarse en el edificio histórico de la compañía en la Gran Vía.

Quién opta
Toda aquella persona que tenga una idea o un proyecto en el mundo de los servicios en la nube, servicios financieros, comunicaciones de futuro, fidelización, M2M, seguridad, e-salud, aplicaciones móviles y juegos, tecnología de red /sistemas, servicios en red, comercio electónico, localización, innovación social o cualquier otro ámbito del mundo digital en entorno web o soporte móvil puede formar parte de Wayra.
De hecho, se han recibido a lo largo de estos pocos meses de vida miles de solicitudes en cada una de las delegaciones, donde, tras una exhausta selección realizada por un jurado de expertos independientes, se decide cuales son los diez proyectos más interesantes en cada lugar (Barcelona y Chile están en proceso).
La fase de selección de propuestas se cierra en las WayraWeeks, encuentros entre los emprendedores preseleccionados, los mentores del programa, la organización y el jurado que determinará cuáles de esos proyectos serán acelerados. Durante esos días y con todos los recursos disponibles al alcance de los aspirantes, se celebrarán talleres, ponencias, sesiones de trabajo y se recibe el consejo necesario de los especialistas para resolver dudas y perfeccionar el proyecto de cara a la presentación al jurado.

Financiación
Así, las propuestas seleccionadas reciben durante los seis primeros meses (hasta doce, según valoración) una financiación que oscila entre 30.000 y 70.000 dólares según nivel de maduración y necesidades. Tras esta primera etapa, que en los países pioneros ya está finalizando, Wayra sigue colaborando con las propuestas que le resultan más atractivas, ayudándoles a acceder a financiación privada (rondas de financiación) o pública (ayudas, subvenciones) a través de la red de Business Angels, mentores y socios de Telefónica.
Al culminar su paso por los centros, los proyectos terminados los analiza Amérigo, una red de fondos de inversión en innovación de Telefónica compuesta por plataformas abiertas, con varios co-inversores, que comparten el mismo objetivo: acelerar empresas de alto valor añadido.
Igualmente, además de espacio físico y financiación, las 'start ups' reciben asesoramiento (tienen mentores), servicios, gestión, soporte tecnológico y, por supuesto, la posibilidad de realizar 'networking' o de acceder fácilmente a contactos útiles para sus proyectos. A cambio, Telefónica, que no tiene capacidad de decisión sobre ellos, se queda con un 10% de las acciones de cada nueva compañía.
La multinacional española considera que Wayra es una apuesta definitiva por la innovación; por los emprendedores; por un conocimiento hoy disperso, sobre el que quiere actuar de aglutinadora. Asegura que "quiere crecer haciendo crecer y aprender cada día de otros procesos y otros ecosistemas que ayuden a mantener actualizada la empresa y a revolucionarse internamente".
En definitiva, Wayra es un modelo ‘win to win’ en el que todo el mundo obtiene claros beneficios; una apuesta continuada por el presente y el futuro, un ejemplo para entidades y gobiernos, ese soplo de viento triunfador que lleva ilusión y desarrollo allá donde llega.

 

“Wayra es la piedra que cae en el agua y genera ondas expansivas”

Hace unos días un grupo de personas se reunió en una de las plantas superiores de Telefónica Gran Vía. Al mirar alrededor y tras las correspondientes presentaciones uno de los presentes comentó: “si alguien pone una bomba aquí desaparece todo el ‘emprendodurismo’ de España”.
Y es que puede que no estuvieran todos los que son; pero lo que está claro, es que sí eran los que estaban porque eran personas con empuje, con ilusión, con iniciativa; eran los miembros del mundo Wayra.
Entre ellos Gonzalo Martín Villa, responsable Global de la iniciativa y director en Telefónica Digital, quien un año después de la gestación del proyecto asegura:
"Sí, ya ha pasado un año desde que se inició la gestación de Wayra, pero el 14 de abril fue la fecha oficial de apertura, la que asumimos como día de la inauguración. Desde entonces hasta ahora todo ha sido una locura muy bonita. Ya tenemos cinco sedes funcionando y dos van a abrir en breve (Barcelona y Chile); por tanto, en este momento, hay 70 empresas trabajando bajo el paraguas de Telefónica. Y esto no para porque después de Barcelona y Chile vendrá Europa y las nuevas aperturas coincidirán ya con la segunda ronda o la segunda sesión de selección en varios países latinos".
"Con respecto a mi valoración, considero que Wayra son siempre buenas noticias. Son proyectos innovadores y disruptivos que se cristalizan en valor económico, pero también conlleva una cristalización interna de la compañía en sí misma, supone modernización y generación de empleo, entre otras cosas".
Si se le pregunta al ‘Wayraman’ por la experiencia, por aquellos proyectos que ya estarán a punto de volar y por cuáles considera que deben reseñarse por su potencial o por su éxito, él responde:
"Aún no han finalizado los de Colombia, que fueron los pioneros. Dentro de un mes o dos se empezarán a emancipar, pero ya vemos cosas. Algunos de los proyectos ya están recibiendo inversiones o hay gente interesada en ellos (business angels), lo cual a nosotros nos anima. También se están firmando acuerdos de colaboración con los operadores. Y eso es lo que siempre hemos querido; nuestra máxima aspiración es que los productos de estas ‘start ups’ se incluyan dentro del porfolio de Telefónica”.
“Intentar destacar uno es casi imposible –continúa-; no obstante Ted Cast es un proyecto que se desarrolla en Madrid, el cual reinventa la utilización Kinect como equipo de quirófano para que los médicos puedan realizar consultas y seguir el historial de los pacientes sin tocar teclados ni pantallas y ya han recibido un premio de Microsoft por la idea. También, por las necesidades del entorno, podemos mencionar una propuesta colombiana, Positive ID, una herramienta de seguridad para verificar la identidad de las personas que acceden a determinados lugares públicos o privados”.
Sin embargo, nos preguntamos si Wayra fue un sueño hecho realidad, si debe extenderse como el viento que simboliza su nombre o hasta dónde puede llegar; pero su máximo responsable asegura que…
“En su carácter y espíritu emprendedor Wayra quiere cambiar el mundo y, por tanto, no tenemos límite temporal o económico. Tiene su presupuesto, claro está y hay que gestionar unos recursos que son finitos; pero el objetivo es que esos proyectos generen nuevas inversiones y ese será nuestro éxito, ya que tampoco requerimos retorno económico”.
Y aunque recientemente se publicó la noticia de que Telefónica había realizado una ampliación de capital de Wayra Investigación y Desarrollo Holding, nuestro interlocutor nos explica:
“La ampliación de capital responde a una mera operación administrativa, consecuencia de que se están llevando a cabo ya las inversiones en las empresas de Madrid. Es un movimiento sencillamente operativo“.
El equipo considera que la experiencia está siendo muy positiva para la propia entidad, ya que tiene un efecto aglutinador dentro de la multinacional y las experiencias vividas se ‘exportan’ a toda la empresa…
“Un ejemplo de esto lo tenemos en los mentores; ya que cada uno de los proyectos tiene tres, uno de los cuales es de Telefónica y, a raíz de la experiencia tan positiva vivida en Colombia, se ha considerado que Wayra se debe incluir dentro del Plan de Formación de Directivos. De hecho, cualquier cosa que se considera una ‘buena práctica’, se comunica para que se aplique en el resto de los centros y en la propia compañía.
“Desde el primer día hemos funcionado nosotros mismos como ‘start up’; hemos abierto nuestras propias alas mientras caíamos y hemos trabajado como queremos que lo hagan ellos. Necesitábamos apoyos y mucha gente nos ha ayudado; se ha creado un ecosistema muy interesante”.
“Hay que tener en cuenta, igualmente, que los miembros de Wayra son muy joven y no necesariamente ven las cosas como tú; por tanto, es bueno observarlos y escucharlos, porque realizan grandes aportaciones”.

Dicen que Telefónica cuando se pone es capaz de hacer las cosas rápidas y Wayra es un ejemplo. Martín Villa asegura que “nunca se ha visto tal velocidad de desarrollo de una idea”, aunque reconoce que el verdadero viento que los empuja raudos es José María Álvarez Pallete, látigo hacedor y cáliz de fuerza y fe para todos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (0)   No(0)
1/1
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia



Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.