Febrero 2013    19 de enero de 2017

Pruebas moviles smartphones tabletas > Pruebas inalámbricos (DECT)

Poca gente sabe que existe y, sin embargo no puede ser más útil y esperado: Panasonic comercializa ya un teléfono dual, fijo/móvil, con diseño cuidado, pantalla táctil, funcional y manejable. Se trata del KX-PRX150

Dentro de la nueva gama de teléfonos DECT de la japonesa Panasonic, llama la atención este TG 8100, tanto por su aspecto como por la facilidad de uso y comodidad que inspira a simple vista.

Gigaset S820, Prueba Gigaset S820Visible, audible, táctil, vigilante y práctico. Cinco características básicas, especialmente para hogares en los que hay personas mayores, niños o que, por su tamaño, requieren ciertas funcionalidades que el Gigaset S820 ofrece. A medio camino entre el súper SL910 y sus DECTs más funcionales,

Panasonic sigue pensando en los consumidores y renueva su exitosa gama básica de telefonía inalámbrica con el nuevo DECT KX-TCD150. Este nuevo modelo es el sustituto del KX-TCD430, hasta ahora el teléfono más vendido en la historia de la telefonía inalámbrica de España con 450.000 unidades, unos 1.000 teléfonos al día.

Prueba Gigaset A120, review Gigaset A120, Gigaset A120Prueba Gigaset A120/C610. No nos referimos, a una película de Amenabar ni queremos decir, ni mucho menos, que vamos a hablar de dispositivos ‘muertos’ que se enfrentan a, los móviles, que parecen estar tan llenos de vida. Nada podría estar más lejos de la realidad. Los teléfonos inalámbricos para el hogar, ‘los otros’, son esos ‘aparatos’ que un día nos otorgaron uno de los mayores tesoros de la sociedad: la privacidad, a través del sistema Digital Enhaced Cordless Telecomunications (DECT), o lo que es igual, comunicaciones sin cables mejoradas digitalmente. Y aunque son muchas las marcas que se ocupan de este mercado, la alemana Gigaset ha hecho de la telefonía ‘fija’ un arte.

Tal vez algunos de nuestros lectores no puedan ya recordar aquellos días en que una conversación telefónica era todo menos un acto de comunicación individual y que tanto en casa como en la oficina se hablaba consciente de que todo el mundo a tu alrededor compartía tu conversación: “si...no...y yo a ti...tonto”. Aquellos malabares vocales tan evidentes como indiscretos finalizaron cuanto la ETSI aprobó el estándar DECT de comunicación inalámbrica, para transmitir en la frecuencia de los 1880/1900 y los ‘teléfonos portátiles’ llenaron nuestros hogares. Desde entonces, hasta hoy, la gama se ha modernizado y crecido inmensamente y algunas empresas, como Gigaset, heredera de


0,171875