Febrero 2013
4 de marzo de 2021, 12:59:46
Noticias Tecnología


Los peligros del móvil en la playa

Por Redacción

Los móviles, esos pequeños e inseparables amigos que nos acompañan a todos lados, son dispositivos sensibles a varios elementos que encontramos en la playa.


En contra de lo que se piensa, es mejor dejar el móvil en la toalla a la sombra que dentro de una mochila

Durante esta época del año una gran cantidad de población visita las playas como destino vacacional. Es un lugar perfecto para descansar y recuperar energías, pero también es un ambiente propicio para que los móviles se estropeen, si no se tiene cuidado con tres aspectos fundamentales: el calor, el agua y la arena.

Amador Martínez, jefe de producto de móviles del fabricante español Energy Sistem (cuyas oficinas están situadas en zona costera), recalca que “la clave es minimizar al máximo el esfuerzo y no someterlo a fuentes de calor directas”.

Y es que el sol es de los peligros más grandes para los móviles. Pero, en contra de lo que se piensa, es mejor dejar el móvil en la toalla a la sombra que dentro de una mochila ya que así la temperatura es menor. Si no se cuenta con sombra, es en ese caso es cuando sí se debe de guardar en la bolsa: "Siempre debe estar apagado en estos casos. Si la temperatura es muy extrema, además, se puede envolver en ropa para rebajar la temperatura”, aconseja Amador.

Tampoco es recomendable dejarlo dentro del automóvil. "La temperatura recomendada para los smartphones es de entre 0 y 35 grados. En el coche, pueden aumentar hasta los 50. Si se expone el teléfono a tan altas temperaturas, se pueden producir pixelaciones, pérdidas de tonalidad y hasta agotamiento de batería".

En la playa también el terminal está expuesto a otro de los principales enemigos: el agua. A pesar de que hay algunos modelos sumergibles, la gran mayoría todavía no incluye la característica waterproof -aquellos con la calificación IP67 o IP68, que impide la entrada de líquidos a los circuitos-. Dependiendo del modelo, existen fundas y bolsas estancas que evitan que el agua llegue al interior del móvil. “Tanto el agua de la playa como el de la piscina complican la situación. La sal y el cloro dejan muchos residuos que actúan como agentes corrosivos, lo que puede provocar daños internos”, señala Benjamín Pastor, ingeniero de smartphones en Energy Sistem.

Zonamovilidad.es.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.zonamovilidad.es