Febrero 2013
8 de marzo de 2021, 10:40:30
Noticias Tecnología


Redes sociales, cookies y apps, las fuentes de información de nuestro ADN digital

Por Alfonso de Castañeda

Las redes sociales, las cookies en los navegadores y las aplicaciones son las fuentes de información más importante para crear el ADN digital de los internautas, según la firma Hocelot.


La firma con capital 100% español, Hocelot, ha desarrollo el servicio Data Enrichment, mediante el cual “las organizaciones pueden enriquecer la información que ya poseen con datos y variables añadidos recabados de fuentes públicas”, para complementar el perfil del cliente, explica la compañía.

“En los últimos 2 años se han generado más datos que en toda la historia de la humanidad; sin embargo, la acumulación de información no tiene valor por sí misma si no se pueden realizar las preguntas adecuadas”, destaca Antonio Camacho, fundador de Hocelot.

"La acumulación de información no tiene valor por sí misma si no se pueden realizar las preguntas adecuadas"

Según señalan fuentes de la compañía, los motores de búsqueda cuentan con un porcentaje de acierto del 80%, por ello es cada vez más frecuente que las empresas realicen grandes inversiones en este ámbito con el fin de optimizar la búsqueda de información.

De este modo, las bases de datos que recaban información compartida por el usuario pueden quedarse pequeñas, y es que, “la mayor parte de las empresas todavía no son capaces de recopilarla para hacer una radiografía perfecta e individualizada de cada usuario”, alerta Hocelot.

La mayor parte de las empresas todavía no son capaces de recopilarla para hacer una radiografía perfecta e individualizada de cada usuario.

Así pues, la compañía destaca la relevancia del “ADN digital”, ya que según informes como el de Adecco, un 87% de las compañías españolas consulta lo que publican los candidatos en redes sociales antes de ser contratados, de modo que la actividad online supone una fuente de información de alto valor sobre futuros empleados.

En relación con esto, es importante conocer de qué se conforma ese ADN digital para cuidar en mayor medida la información que se comparte con la red y, en última instancia, los futuros empleadores.

Redes sociales

Las redes sociales y los servicios web se han convertido en la principal fuente de datos personales públicos, ya que a través de este medio “se puede obtener acceso a datos tan importantes como las consultas de búsqueda, los intereses, el rango de edad, el comportamiento de compra, la música que se escucha, los amigos y la relación con ellos o con familiares, etc…

Cookies y aplicaciones

Además de parte más social, las cookies permiten clasificar al usuario almacenando su historial de actividad, mientras que la Inteligencia Artificial de las apps para smartphone permiten analizar el comportamiento del usuario en una app, sus preferencias y el tiempo y hábito de uso…

Fuentes públicas

Existen “numerosas” vías públicas para la obtención de información, señala la firma. Se trata de “fuentes hasta ahora desconocidas” para la mayoría de las empresas, motivo por el cual Hocelot dice realizar un estudio exhaustivo de éstas para aportar un valor extra al a información que las empresas ya poseen.

“Todos estos datos no son suficientes para poder identificar de manera individual a cada usuario. Data Enrichment, en cambio, aporta más de 50 variables nuevas, objetivas y reales a los datos que ya existen del cliente”, asegura Antonio Camacho.

Gracias a esta información, “las empresas son capaces de relacionar estos datos de forma unívoca con cada persona física"

Gracias a esta información, “las empresas no sólo poseen un mayor conocimiento de sus clientes, sino que son capaces de relacionar estos datos de forma unívoca con cada persona física”, explica la compañía.

Ante estas posibilidades, es fundamental cuidar y proteger la información que compartimos de manera pública pues al ser datos públicos la compañía no está incumpliendo el RGPD.

Zonamovilidad.es.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.zonamovilidad.es