Febrero 2013
15 de agosto de 2020, 1:41:25
Noticias Tecnología

Día Mundial de la Prevención del Suicidio


La guerra contra el suicidio también se lucha en las redes sociales

Por Alfonso de Castañeda

Este lunes 10 de septiembre de 2018 se celebra el Día Mundial de la Prevención del Suicidio, con un lema claro ‘Trabajando Juntos para Prevenir el Suicidio’.


La silenciosa lacra del suicidio acaba cada año con la vida de entre 3.500 y 4.000 españoles (3.569 en 2016 según los datos del INE), y casi 8.000 intentos graven que terminan en la hospitalización de los afectados. Afecta más a los hombres, según el INE, 2.680 hombres frente a 922 mujeres, y en el país es la primera causa de muerte externa.

El acoso escolar, los problemas familiares, económicos o sociales o los trastornos mentales suelen ser los principales motivos que llevan a una persona a buscar una salida que termina con su vida. En España, uno de los teléfonos más activos para pedir ayuda es el de la ONG el Teléfono de la Esperanza, 717 00 37 17, así como el de la Fundación Anar, 917 26 27 00.

Las redes frente al suicidio

Cada año, casi 800.000 personas fallecen por el suicidio en el mundo, según cifras de la Organización Mundial de la Salud, unos datos que se traducen en un fallecido cada 40 segundos. Entre los jóvenes, el suicidio es ya la segunda causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años.

Por ello, las redes sociales juegan un papel fundamental y es que la gran mayoría de jóvenes tienen un perfil en alguna de las redes sociales. En esta línea, las compañías tienen métodos de actuación distintos, mientras que Twitter apuesta por alianzas con fundaciones y ONGs, algo similar a lo que hace Snapchat. Mientras tanto, Facebook (e Instagram) apuesta por su tecnología, y YouTube, que no es propiamente una red social pero se utiliza en ocasiones como tal, cuenta con un portal dedicado al suicidio.

Twitter y sus aliados

Muchas son las campañas que se han lanzado para tratar de prevenir estos sucesos, sin embargo los resultados no terminan de ser los esperados. Twitter ha lanzado en colaboración con la fundación Teléfono de la Esperanza el servicio de notificación #BuscaAyuda, que ofrece recursos avanzados en temas de salud mental a las personas que se encuentran en una situación vulnerable, animándolas a buscar y conseguir ayuda cuando la necesitan.

Twitter y el Teléfono de la Esperanza han activado el servicio #BuscaAyuda para facilitar consejos a personas en riesgo

Con este servicio, cuando un usuario trate de buscar términos asociados con el suicidio o las autolesiones, en los resultados saldrá una notificación en forma de Tweet fijado que aparece sobre todos los demás resultados y anima a buscar ayuda proporcionando el contacto del Teléfono de la Esperanza.

Además, de manera paralela, la red social ha puesto en marcha el emoji especial de un lazo naranja, símbolo internacional del Día Mundial de la Prevención del Suicidio. Este emoji, en activo entre los días 7 y 16 de septiembre, aparecerá junto a los hashtags #DíaMundialPrevenciónSuicidio, #PrevenciónSuicidio, #HablemosDeSuicidio y #10Sep.

Asimismo, Twitter mantiene activa de manera continua un formulario especial para que los usuarios puedan informar de aquellas personas que tienen pensamientos suicidas o de autolesión y un equipo especializado se encarga de revisar estas alertas. Una vez examinadas, la red social se comunica con la persona y le hace saber que alguien se ha preocupado por él y que esa persona piensa que puede estar en riesgo y tras ello pone a disposición recursos y contactos disponibles online y le animan a buscar ayuda.

“En Twitter, creemos que abordar la salud mental requiere la colaboración entre todas las partes implicadas -públicas, privadas y sin ánimo de lucro-; y reconocemos que tenemos un papel y una responsabilidad para ayudar a garantizar que las personas de España puedan acceder y recibir asistencia cuando más lo necesitan”, destacan en un comunicado.

La tecnología de Facebook (e Instagram)

Por su parte, la red social por antonomasia a nivel mundial, Facebook, cuenta con una serie de técnicas de aprendizaje automático que permite identificar patrones de riesgo en los usuarios, como publicaciones que aluden al suicidio o frases que muestren deseos relacionados con la autolesión o el suicidio.

Al mismo tiempo, los usuarios pueden reportar contenidos relacionados y la compañía le mostrará una sugerencias personalizadas, mientras que el usuario en el que se ha identificado el riesgo de suicidio recibe en el próximo inicio de sesión una serie de recursos de ayuda para que pueda comunicarse con un experto.

Facebook emplea aprendizaje automático para detectar patrones de riesgo

Esto trabaja en la línea del Centro de Prevención del Bullying, creado en colaboración con el Yale Center for Emotional Intelligence, que aporta información para padres, profesores y adolescentes con distintos recursos para acabar con el ciberbullying.

Este recurso es similar al que hay en Instagram, compañía propiedad de la firma que dirige Mark Zuckerberg. En julio de este año, la red social ha actualizado su algoritmo y ha fortalecido el filtro de comentarios ofensivos. Con esta actualización, la red social bloquea automáticamente los comentarios que ataquen directamente la apariencia o carácter de una persona, así como las amenazas, aunque su funcionamiento para otros idiomas que no sean el inglés es bastante deficiente.

Snapchat, limitado por países

Snapchat cuenta con un modelo similar al de Twitter. La permite marcar algunos perfiles para invitar a los usuarios a ‘buscar ayuda’, y muestra servicios profesionales de expertos, línea de ayuda de crisis y también la opción de “conversar en confianza con algún familiar o amigo cercano”. También muestra un listado con enlaces a ONGs por países entre los que se encuentran Finlandia, Canadá, Argentina, México o Estados Unidos o España, entre otros.

YouTube y sus consejos

Por su parte, la plataforma de Google apuesta por un apartado de seguridad especializado en el suicidio y las autolesiones. YouTube invita a ‘marcar’ el contenido que muestre contenido relacionado y cuenta con una serie de recursos de seguridad donde se encuentra el apartado con recomendaciones para padres que ayuden a llevar hábitos de navegación saludable y promover entornos más seguros.

Sin embargo la relación de YouTube con el suicidio viene de muy lejos. En la plataforma se han mostrado numerosos vídeos de suicidio o de autolesiones, vídeos de ‘despedida’ y otros contenidos relacionados que la compañía no ha sido capaz de frenar. Recientemente el caso del youtuber Logan Paul donde muestra un vídeo en Japón riéndose junto al cuerpo de una persona que se había suicidado causó polémica y aunque fue expulsado del programa ‘Google Preferred’, su canal en la plataforma sigue en activo con más de 18 millones de suscriptores.

Zonamovilidad.es.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.zonamovilidad.es