Febrero 2013
10 de julio de 2020, 23:45:38
Noticias Tecnología


Lisboa quiere robarle el MWC a Barcelona a partir de 2023

Por Alfonso de Castañeda

La capital portuguesa trabaja ya para acoger el evento a partir de 2023, cuando termina el compromiso del Mobile World Congress con la ciudad de Barcelona.


El Gobierno de Portugal y el Ayuntamiento de Lisboa ya han comenzado las conversaciones con la organización del Mobile World Congress para que la capital lusa sea la nueva sede del congreso a partir de 2023.

Lisboa se ha situado ya como ciudad aspirante para seducir a la GSMA, según adelanta el semanario portugués Expresso, que ha desvelado las intenciones de Lisboa de hacerse con el congreso. El medio apunta a que el Ayuntamiento de Lisboa y el Gobierno de Portugal ya están en contacto con el consejero delegado de GSMA, John Hoffman.

Lisboa trabaja para duplicar la capacidad del recinto de la Feria Internacional de Lisboa

Para ello, la capital portuguesa va a duplicar la capacidad del recinto de la Feria Internacional de Lisboa, lo que le permitiría aspirar a congresos del tamaño del Mobile World Congress que en la última edición superó los 100.000 visitantes.

Actualmente, Lisboa ya acoge la Web Summit, una conferencia que se organiza desde 2009 con presencia de grandes compañías y alguna de las startups más importantes de cada año, y que desde 2016 tiene lugar en la Altice Arena, con capacidad para 20.000 asistentes. Además, la cumbre tecnológica ha confirmado que se quedará en la capital lusa hasta 2028 tras un acuerdo por el que Lisboa invertirá 11 millones de euros en cada edición.

La estrecha relación del MWC con Barcelona

En 2018, el Mobile World Congress albergó a 107.000 visitantes y recaudó unos 471 millones de euros, según los datos de la propia organización. Esta edición ha sido la primera en la que se ha reducido el número de asistentes respecto a la anterior, aunque la recaudación ha marcado un máximo histórico.

Barcelona acoge el MWC desde 2006

Desde 2006, Barcelona acoge el Mobile y está previsto que se quede hasta 2023, aunque los promotores exigen a la ciudad que se garantice un entorno “estable y seguro” para sus participantes.

Los problemas sociales y políticos que Barcelona y el desafío independentista han llevado al congreso en la última edición obligó a la organización a comenzar contactos con Dubái para llevarse el evento si la situación política empeoraba. Por ello, Lisboa trabaja ya para liderar las opciones y llevarse el congreso a su ciudad incluso antes de 2023, en caso de que la deriva política continúe.

Zonamovilidad.es.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.zonamovilidad.es