Febrero 2013
10 de julio de 2020, 23:59:28
Hogar Inteligente


Lenovo Smart Display y Google Nest, dos pantallas para un asistente

Por Pilar Bernat

El pasado verano llegó al mercado Lenovo Smart Display, del que hemos hablado en repetidas ocasiones -desde la primera vez que lo viéramos en el MWC de 2018, en el CES o en IFA- y lo hizo casi al mismo tiempo que Google Nest, competencia en formato, aunque no en funcionalidad. La pantalla inteligente Lenovo Smart Display con Google Assistant o el propio Nest Hub, llegaron a España con la facultad de convertirse en centro de control para dispositivos inteligentes conectados en el hogar, los cuales, es posible gestionar fácilmente con el uso de la voz. Desde entonces, hasta ahora, han sido varios los modelos y los formatos; Google Assistant viene integrado incluso en televisiones y siempre con la misma filosofía


El Asistente de Google en cualquiera de los formatos puede ayudarnos a comenzar la mañana con nuestra agenda proyectada en el display e informarnos de clima, del tráfico o de las posibles reuniones que tengamos. Asimismo, entre otras de sus funciones, permite hacer videollamadas con Google Duo, una aplicación disponible en teléfonos Android e iOS. Igualmente, podemos ver vídeos de YouTube o escuchar canciones gracias a la calidad Full HD y el altavoz de 10 vatios (también selecciona en YouTube Music o abre nuestras listas de Spotify).

Además, ambos terminales proporcionan las actualizaciones de tráfico en tiempo real, las cuales aparecen en Google Maps y facilitan el control de todos los dispositivos domésticos inteligentes conectados, incluidos ambos entre sí o aquellos desarrollados por otros fabricantes. También podemos controlar la iluminación y la temperatura del hogar e incluso algunos sistemas de seguridad instalados en el mismo.

La diferencia entre Lenovo y Display y Google Nest reside en el diseño. En el caso de Lenovo, construido en materiales nobles y con una trasera que nos permite doble posición (vertical y horizontal), se comercializa en dos tamaños, uno similar a Nest y otro al terminal equivalente del ecosistema de Alexa (tamaño tableta). El producto de Google parece una tableta de 8 pulgadas con marco ‘pegada’ a una peana que, además es un altavoz potente.

Configuración

La configuración en ambos casos es extremadamente sencilla. Se enchufan, comprobamos que están encendidos con los botones dispuestos a tal fin y abrimos la aplicación de Google home en nuestro teléfono (ya cuando vas a ella te señala que hay un nuevo dispositivo que espera configuración) a partir de ahí, es prácticamente cuestión de darle a siguiente y contemplar cómo se conecta a WiFi, como se vincula el teléfono y el terminal entre sí o como nos pide repetir cuatro veces ‘Ok Google’ para realizar correctamente lo que se denomina ‘voice match’.

En cualquiera de los dispositivos hay un botón para silenciar el micrófono y un mando de volumen, aunque éste se puede subir o bajar igualmente con la voz.

Una vez puesto en marcha, podemos sugerir que la pantalla se adapte a la iluminación ambiente (modo noche incluido), o elegir qué queremos ver en nuestra pantalla cuando el hub está en reposo. Puede ser fotos de nuestro álbum de Google, una galería de arte con cuadros seleccionados por la multinacional, un reloj a pantalla completa con distintos formatos o, en forma experimental, algunas redes sociales.

Por otra parte, en cualquiera de los dispositivos hay un botón para silenciar el micrófono y un mando de volumen, aunque éste se puede subir o bajar igualmente con la voz.

Acceso a Internet

A diferencia del ecosistema de Alexa de Amazon, Google si tiene conexión a Internet y navega; aunque las peticiones, durante la fase de aprendizaje, fallan mucho; lo más normal es que busque respuestas en Internet, pero no nos abre esta o aquella página en concreto . Lo que si funciona con precisión son las alarmas, los temporizadores, la reproducción de videos, consultar el tiempo, administrar listas de la compra, calendarios, buscar en un diccionario un término, traducir, convertir unidades, hacer operaciones matemáticas, geolocalizar un lugar en concreto o llamar por Duo a otra persona que tenga un móvil Android o cualquiera de los sistemas de Google Home instalado. Una curiosidad es que ningún asistente del hogar reacciona ante la necesidad de llamar a emergencias.

Google Nest Hub en la caja

Como suele ser habitual en el packaging de los productos de Google, estos vienen claramente identificados en cajas blancas en las que vemos la imagen de los mismos. Por debajo, y sobre otra imagen, podemos leer en dos idiomas: “Ayuda de un vistazo con solo usar tu voz”. Dentro, de la caja: el cable de alimentación eléctrica y una tarjeta en la que indica como empezar; que como hemos dicho resulta suficiente con enchufar e ir a la aplicación del teléfono.

Para quienes tienen el asistente de Google integrado en la televisión, o conectado un Chrome Cast, este tipo de altavoces con display nos resultan útiles para poder manejar la tele sólo con peticiones orales

Para quienes tienen el asistente de Google integrado en la televisión, o conectado un Chrome Cast, este tipo de altavoces con display nos resultan útiles para poder manejar la tele sólo con peticiones orales tipo: “Ok Google, ponme el segundo capítulo de Juego de tronos”, baja el volumen, avanza 5 minutos, capítulo siguiente, etc.

Español claro

Y si bien es verdad que aparatos como el Lenovo Display llevaban tiempo desarrollados, el problema para empezar a venderlos en España era el idioma, ya que el español no sólo es complejo para la inteligencia artificial, sino que está lleno de matices regionales que este tipo de producto debe llegar preparado para entender.

Por último, hay que recordar que tener conexión WiFi es requisito fundamental y que cuanto mayor sea la calidad de la misma, mejor funcionarán nuestros productos.

¡Ojo! Como en todo, hay que tener paciencia para ir incorporando usos a nuestra vida y debemos saber que en muchísimas ocasiones escucharemos aquello de “lo siento, no sé cómo ayudarte, estoy aprendiendo”.

El ecosistema de Amazon y el de Google no son compatibles entre sí; por tanto, todos los productos vinculados deben pertenecer al mismo sistema o al mismo tipo de desarrollo. El precio oficial de Nest Hub ronda los 120 euros en Internet. En el caso de Lenovo, el de 8 pulgadas está en 179 euros y el de 10” en 239 euros.

Lenovo en la cocina

Con motivo de la presentación de Lenovo Display en España, el fabricante organizó un curioso evento en modo concurso de cocina Master Chef , con un requisito: utilizar la pantalla inteligente para seguir las recetas que un cocinero profesional había establecido previamente; y es que una de las grandes aportaciones de los asistentes es, sin duda, la ayuda en la cocina.

En los resultados… hubo tongo…¿O igual es que nuestro equipo perdió?

Zonamovilidad.es.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.zonamovilidad.es