Febrero 2013
3 de agosto de 2020, 13:55:08
Noticias Tecnología

En memoria de José Luis Ripoll, por Mamen Rodrigo


José Luis Ripoll, presidente de honor de la Fundación Vodafone, fallece por coronavirus a los 81 años

Por Firma invitada

La mayor ventaja que puedes encontrar cuando comienzas a dar tus primeros pasos profesionales es dar con un jefe del que aprendas cada día, y además admires. Esta ha sido mi sensación constante durante los últimos veintidós años de mi vida, independientemente de haber dejado la relación laboral, para continuar con una amistad profunda.


José Luis Ripoll, Presidente de Honor de la Fundación Vodafone y alma de su nacimiento como Airtel, hace veinticinco años, siempre tuvo claro que el objetivo de esta organización era poner la tecnología al servicio de los grupos vulnerables, esto es dotar de movilidad a quienes padecían dependencias, y dedicar todos sus esfuerzos a procurarles una vida mejor. Bajo esta premisa fue pionero en España en el uso de las TICS para discapacitados, y sirvió para que el resto de países del Grupo Vodafone copiaran el modelo, y juntos construyeran un mundo de nuevas posibilidades.

En su empeño creó un universo de personas comprometidas con su trabajo y sinergias entre todo tipo de asociaciones y organizaciones del Tercer Sector, incluyendo además a la Universidad como eje innovador en esta materia.

Creó un universo de personas comprometidas con su trabajo y sinergias entre todo tipo de asociaciones y organizaciones del Tercer Sector

Su legado es inmenso, si nos paramos a pensar en la cantidad de personas que, gracias a su inspiración y buen hacer, han podido salvar alguna barrera y ser un poco más felices.

Quienes tuvimos la fortuna de compartir con él este entusiasmo, y esa fuerza para impulsar sin descanso estos proyectos, sabemos además que, detrás de su brillantez, inteligencia natural, capacidad para las relaciones públicas, y su excepcional calidad humana, había un Catedrático de Caminos enamorado de las matemáticas, de la docencia y del alto nivel de la Universidad española. También había un piloto de aviación civil, de lo que presumía con orgullo. Pero sobre todo, había un profesor para la vida, compuesta de muchas otras facetas que sobrepasan lo puramente profesional y se trasladan al terreno de los afectos. Y al de enseñar a exprimir cada minuto: gran viajero, curioso y lector incansable.

Razones por las que fue otorgada entre otras cosas la Medalla de Plata al Mérito del Trabajo y la gran Cruz de la Solidaridad Civil; así como fue nombrado Teleco Honoris Causa por la ETSIT. E infinidad de asociaciones ligadas a la discapacidad grandes y pequeñas le reconocieron toda su labor en estos años.

Me quedo con una de sus frases, la más sencilla, pero con la que desde el minuto uno te hacía sentir de su equipo, comprometida y remando en la misma dirección, entre la admiración, la capacidad de trabajo, y el entusiasmo por la labor bien hecha y el servicio a los demás: “lo fácil se acabó en el bachillerato”.

Me quedo con una de sus frases, la más sencilla: “lo fácil se acabó en el bachillerato”

Lástima que precisamente que en los duros momentos que atravesamos, no resulte nada fácil a su mujer, hijos y nietos a los que idolatraba y sacaba a relucir en cada conversación con absoluta devoción, no poder despedirle como merecía.

Estoy segura de que pronto tendremos la ocasión de recordar juntos bastantes más frases, muchas anécdotas, y enseñanzas que quedan para siempre en nuestro quehacer diario y en nuestra cabeza. DEP Profesor.

Por Mamen Rodrigo

Zonamovilidad.es.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.zonamovilidad.es