Febrero 2013
26 de octubre de 2020, 8:56:25
Zona Empresas


El coronavirus y su impacto en la inversión TIC en España

Por Alfonso de Castañeda

La consultora IDC ha presentado su informe sobre el Impacto de la Covid-19 en la inversión TIC en España, que releva una desaceleración del gasto tecnológico del 1% en 2020 y confirma la eficiencia en las operaciones y soluciones de continuidad del negocio como principales prioridades de las empresas.


Casi tres cuartas partes de las compañías consultadas por IDC, reconocen que el impacto en las ventas ha sido muy importante, con cancelación de pedidos en el 30% de ellas y una reducción de pedidos en el 48% de las empresas. Además, la paralización de las inversiones ha sido latente en el 23%.

La inversión pública en tecnología creció un 7% en 2019

Leer más

Desaceleración en la inversión de TI

En el estudio se pueden extraer tres principales conclusiones. Por un lado, el impacto en la inversión de TI que sufre una desaceleración del 1% dejando la inversión con una subida del 0,9%, respecto al 1,9% previsto antes de la crisis del coronavirus, una caída ligeramente inferior a la que sufre la media Europa que cae un 1,4% (la mitad de lo que se preveía que iba a crecer). Además, se nota una redistribución del gasto en las diferentes categorías e industrias.

El conjunto del gasto de TI se está viendo reducido por la bajada de ingresos, lo que no va a impedir que ciertas categorías de gasto se vean impulsadas de manera positiva

“La pandemia ha supuesto un impacto sin precedentes en todos los sectores sin excepción, por ello y por el papel protagonista que tiene nuestro sector, el tecnológico, en la capacidad de adaptación de las empresas, hemos visto la necesidad de conocer la opinión de los directivos de TI y las principales unidades de negocio”, ha destacado Jorge Gil, director general de IDC Research España.

El conjunto del gasto de TI se está viendo reducido por la bajada de ingresos, lo que no va a impedir que ciertas categorías de gasto se vean impulsadas de manera positiva. En este sentido, la desaceleración llega acompañada por la redistribución que, en líneas generales, afecta a los servicios personales y de consumo, transporte y de manera muy visible el turismo, donde el impacto es más visible, en gran medida por ser sectores tractores de la economía nacional.

Prioridades en inversión

Asimismo, la eficiencia en las operaciones y las soluciones de continuidad de negocio se colocan como la principal prioridad de inversión de las empresas en la actualidad.

En este sentido, apuntan a que las industrias como la sanitaria o incluso la administración pública deberán acelerar sus inversiones digitales a medida que se vaya superando la pandemia, con un previsible incremento en la infraestructura, la incorporación de automatización de procesos y la incorporación de la IA o el uso de herramientas de colaboración.

Concretamente, el gasto de TI tendrá un impacto positivo principalmente en las herramientas de colaboración, como las videoconferencias, emails o redes sociales corporativas; también en los dispositivos (PC, móviles y tabletas) aunque se espera que decrezca de cara a los próximos meses; y en tercer lugar la seguridad, tanto de hardware como de software. Al otro lado de la tabla, el impacto negativo será sobre todo en aplicaciones de software, Business Services externos y tecnologías emergentes como la 5G, el blockchain o el IoT.

Según los datos de IDC, el impacto de la desaceleración ha sido desigual en las diferentes categorías de gasto, especialmente duro en la parte de servicios de TI y Business Services, y también en la parte de Hardware y Software (tradicional) con un suave impacto en el sector de las telecomunicaciones, como ya adelantábamos en Zonamovilidad.es.

Las compañías señalan además que se ha apostado por el trabajo colaborativo con directivos y a nivel departamental con la involucración de todos los departamentos de las empresas (69,6%), en lugar de hacerlo mediante silos, como era habitual hasta la fecha. Algunas compañías ya contaban con políticas de teletrabajo, pero ahora se ha impulsado, reforzando los procesos de trabajo en remoto de estas organizaciones.

“La gestión de la pandemia en las organizaciones se ha llevado de manera ágil e interna, debido a la necesidad de actuar de manera rápida al virus. La colaboración e involucración de todos los departamentos de la empresa ha sido necesaria para garantizar la continuidad del negocio en las primeras fases de impacto del virus”, ha apuntado Cano.

Ciberseguridad y ciberresiliencia

La ciberseguridad gana un papel especial en este contexto, como el principal desafío para las empresas. En concreto, el teletrabajo ha provocado una pérdida de ciberresiliencia en las empresas y en los departamentos de TI que pierden control sobre los dispositivos que acceden a los servidores de la compañía.

Aceleración de la transformación digital

Asimismo, la Covid-19 ha impulsado que se implanten políticas de Smart Working, dada la necesidad de movilizar y transformar el puesto de trabajo para garantizar el negocio y en concreto, una de cada dos empresas confirma que va a seguir manteniendo sus políticas de trabajo después de que pasen los efectos del coronavirus.

En concreto, la mayoría de las empresas considera que el Smart Working ha venido para quedarse, aunque su implementación dependerá del grado de madurez de estas, de la industria en la que opera las empresas o según roles y posiciones.

Más del 72% de las empresas aseguran que implantarán u ofrecerán que se implanten políticas de Smart Working a los empleados

La implantación del Smart Working, destaca como beneficios la mayor conciliación de la vida laboral y personal; la reducción de desplazamientos y contaminación en ciudades; y la flexibilidad de horarios.

El informe apunta además a que la Covid-19 traerá una mayor percepción de la transformación digital y de las TIC entre los empleados, que permitirá una mayor capacitación en las empresas para reaccionar rápidamente en crisis futuras y sobre todo refuerzo en el teletrabajo.

En esta línea, más del 72% de las empresas aseguran que implantarán u ofrecerán que se implanten políticas de Smart Working a los empleados.

Zonamovilidad.es.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.zonamovilidad.es