Febrero 2013
15 de mayo de 2021, 14:25:52
Noticias Tecnología

Las claves de la defensa de Huawei


La CFO de Huawei vuelve a los juzgados en Canadá para luchar contra su extradición

Por Alfonso de Castañeda

La directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, enfrenta esta semana la fase final de su argumentación sobre el caso de extradición a Estados Unidos.


El caso, que está previsto que se concluya de manera definitiva en el mes de mayo, se remonta a hace más de dos años, cuando en diciembre de 2018 las autoridades canadienses retuvieron y detuvieron a la CFO de Huawei e hija del fundador de la compañía, Ren Zhengfei, por, supuestamente, engañar al banco HSBC sobre los negocios de su empresa en Irán, violando las sanciones impuestas por Estados Unidos.

La directiva de Huawei fue detenida en el aeropuerto de Vancouver tras una orden estadounidense y durante estos dos últimos años ha vivido bajo arresto domiciliario en uno de los barrios más ricos de la ciudad a esperas de que el caso avance en los tribunales canadienses.

Una semana centrada en las motivaciones políticas del caso

En este sentido, durante esta semana, los abogados de Meng Wanzhou defenderán que se han producido abusos procesales y argumentarán que las declaraciones del entonces presidente Donald Trump suponen que el caso estaba motivado políticamente, por lo que un juicio en Estados Unidos no sería un juicio justo, cuestión principal por la que piden que se anule el caso de extradición.

De este modo, el caso se centrará en la supuesta interferencia de Trump en el caso y en las cuestiones pendientes de los testimonios de los testigos y otros argumentos de abuso del proceso. La compañía asegura que “bajo el mandato del expresidente Donald Trump, Estados Unidos trató de utilizar el procedimiento de extradición contra la Sra. Meng para obtener beneficios políticos y económicos”, concretamente apuntan a que “Estados Unidos declaró públicamente su voluntad de utilizar la libertad de la Sra. Meng como palanca en un intento de asegurar un acuerdo comercial con China”

“Esta mala conducta demuestra que Estados Unidos utilizó a la Sra. Meng como moneda de cambio, reduciéndola a un activo económico en una contienda político-económica"

“Esta mala conducta demuestra que Estados Unidos utilizó a la Sra. Meng como moneda de cambio, reduciéndola a un activo económico -un peón- en una contienda político-económica, y privó a la Sra. Meng de sus derechos. Esto es profundamente ofensivo para el estado de derecho y la integridad del sistema judicial”, defienden desde Huawei.

En este sentido, el vicepresidente de asuntos corporativos de Huawei en Canadá ha destacado que “cuando miras cómo el presidente Trump politizó el Departamento de Justicia -cuando miras a las personas que eligió para indultar- entiendes que a sus ojos el sistema de justicia era una herramienta para conseguir lo que quería, premiar a quien quería y castigar a quien quería” y califica la detención de Meng Wanzhou como "una clase magistral sobre cómo violar los derechos de una persona".

Las tres claves de la defensa de Huawei

Según explican a Zonamovilidad.es fuentes internas de la compañía en Canadá explican que la defensa para las próximas semanas se centra en tres puntos principales. En primer lugar, argumentan que se produjeron violaciones de los derechos de la CFO de Huawei durante su detención, registro e interrogatorio en el aeropuerto, una operación de recopilación de pruebas que incluyó el registro e “incautación sin orden de sus dispositivos electrónicos con fines de investigación criminal, seguido de varios encubrimientos, incluyendo la huida de Canadá de un testigo crucial de la RCMP y la destrucción de sus correos electrónicos”, apuntan. Violaciones que según la defensa son un “abuso del proceso y justifican la suspensión del procedimiento de extradición”.

Estados Unidos retuvo “deliberadamente” y declararon “erróneamente” pruebas en el acta del caso, induciendo a error en los tribunales canadienses

Pero más allá de eso, la defensa asegura que el Departamento de Justicia malinterpretó el contenido de un documento PowerPoint que forma la base de las acusaciones estadounidenses. En este sentido, Meng Wanzhou alega que Estados Unidos retuvo “deliberadamente” y declararon “erróneamente” pruebas en el acta del caso, induciendo a error en los tribunales canadienses.

Ya en el mes de octubre, la Corte Suprema de Canadá falló que las alegaciones de la directora financiera de Huawei de que Estados Unidos engañaba a Canadá tenían “un aire de realidad”.

Finalmente, los abogados de Huawei se apoyarán en el derecho internacional consuetudinario que asegura que un Estado no puede ejercer jurisdicción penal extraterritorial sobre un comportamiento que no tenga una conexión sustancial y genuina con ese Estado, por tanto, al no haber una conexión entre la supuesta conducta de Meng Wanzhou y Estados Unidos, “los cargos y su solicitud de extradición se basan en un ejercicio ilegal de jurisdicción”.

Las acusaciones se enfrían

Con la salida de Trump de la Casa Blanca, las acusaciones contra la ejecutiva de Huawei se han enfriado y recientemente los fiscales canadienses han presentado escritos en los que argumentan que la acusación ya no es relevante.

“Los hechos en los que se basa no tienen ningún impacto pasado, presente o futuro en este procedimiento”, señala el texto publicado a mediados de febrero.

En las próximas semanas la defensa de Huawei expondrá sus argumentos y el juicio se decidirá, previsiblemente, el próximo mes, pero la compañía sigue confiando en la inocencia de Meng Wanzhou y “seguiremos apoyando la búsqueda de la justicia y libertad para la Sra. Meng”, aseguran desde Huawei Canadá.

Zonamovilidad.es.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.zonamovilidad.es