Febrero 2013
22 de octubre de 2021, 21:10:39
Pruebas de Otros dispositivos


Prueba Xiaomi Mi TV P1 55, directa a liderar la gama media

Por Alfonso de Castañeda

Xiaomi avanza en su plan para liderar todos los mercados tecnológicos con su filosofía de precios ajustados y también ataca el mercado de las televisiones con su gama Mi TV P1 que llega con tres modelos desde las 32 pulgadas hasta los 55 pulgadas y es precisamente la de mayor tamaño, la reina de la gama, la que hemos probado y analizado durante algo más de un mes de uso.


Las televisiones ganan cada vez más peso en el porfolio de productos de Xiaomi con una oferta amplia y variada para el producto que sigue siendo el rey de los salones. Anteriormente había introducido televisores para las gamas altas, pero no había trabajado a fondo la gama media y aquí es donde tiene sentido la serie Mi TV P1 que se posiciona como un digno rival a sus competidores.

Diseño

Xiaomi introduce así un equipo bien trabajado con un diseño cuidado en color negro, pero con materiales baratos como el plástico que encontramos en marcos, trasera y pies laterales, dejando clara su intención de atacar una gama media con muchas opciones, pero estos ahorros permiten también mejores tecnologías en otros aspectos.

Un diseño cuidado en color negro, pero con materiales baratos como el plástico que encontramos en marcos, trasera y pies laterales

Para colocar el televisor se ofrecen dos patas de base que requieren el uso de dos tornillos (Xiaomi lo proporciona todo en la caja) que ofrecen una estabilidad muy buena, aguantando el equipo incluso si se le dan ligeros empujones por lo que la decisión de optar por el plástico no perjudica.

Más allá de eso, el frontal queda limpio con marcos finos y un grosor adecuado de menos de 10 centímetros en su zona más ancha (la inferior) y que alcanza los 28,53cm si tenemos en cuenta los pies con un peso total de 11,9 kilogramos.

Por otro lado, en la trasera encontramos el módulo central en el que se encuentran los diferentes puertos USB y HDMI, entre otros, que analizaremos en el apartado de la ‘Conectividad’.

En la zona inferior se encuentra además el botón de encendido del televisor (consejo: si no consigues encenderla con el mando, asegúrate que has desplazado la pestaña al modo ON y posteriormente has pulsado el botón de encendido, necesario para su funcionamiento la primera vez que se enciende) situado justo debajo del logotipo de la marca en la zona central, de modo que no queda visible.

El botón de encendido y ON/OFF se sitúa debajo del logotipo en la zona central

Pantalla

Adentrándonos en la pantalla, Xiaomi opta por un panel de tipo LCD VA (fabricado por TCL) de 55 pulgadas de tamaño con resolución 4K UHD (3840x2160p) y un amplio rango de color del 88% NTSC, 94% DCI-P3 y del 99,5% BT709. Asimismo, cuenta con compatibilidad con el contenido en HDR10+ y Dolby Vision y una tasa de refresco de 60Hz.

Se trata de un panel bien trabajado con un gran nivel de nitidez y una reproducción muy fiel de los colores con un buen nivel de contraste con negros profundos

Se trata así de un panel bien trabajado con un gran nivel de nitidez y una reproducción muy fiel de los colores, según las pruebas que hemos realizado con varias películas, series y videojuegos. Además, ofrece un buen nivel de contraste con negros profundos (si bien es cierto que los negros no son tan buenos como en paneles OLED o AMOLED), pero con ligeras mejoras pendientes de trabajar en las sombras. Por otro lado, ofrece un ángulo de visión bastante correcto para ser un panel LCD de unos 178 grados.

El gran defecto en este apartado se encuentra en el brillo ya que el equipo cuenta con niveles algo escasos por lo que notaremos reflejos a pesar del sistema antirreflejos que se ha instalado, pero hay que tener en cuenta que estamos hablando de un equipo muy económico en la gama media. Además, tampoco podremos disfrutar al completo de la experiencia HDR 10+, salvo que estemos en una sala totalmente a oscuras.

Sonido

Xiaomi ha equipado la Mi TV P1 con dos altavoces de 10W (con 2 tweeters y 2 wofers) compatibles con Dolby Audio y DTS-HD con un resultado correcto que empieza a demostrar sus problemas a medida que se aumenta el volumen.

Quizá este sea el punto más débil del equipo ya que el sonido es correcto para un consumo estándar de televisión lineal, pero con defectos en contenidos más exigentes como películas, series y otros productos audiovisuales de mayor calidad. A un sonido normal no debería afectarnos mucho, pero si lo que se busca es un sonido premium, quizá sea bueno pensar en algún accesorio (barra o torre de sonido, por ejemplo).

Rendimiento: Android TV 10 y PatchWall

En su interior, Xiaomi se apoya en el procesador MediaTek 9611 con una CPU Quad A55 de hasta 1,5GHz con el procesador gráfico Mali G52 MP2, una memoria RAM de 2GB y un almacenamiento interno de 16GB.

PatchWall permite acceder a aplicaciones, contenido propio y recomendaciones personalizadas con una interfaz muy limpia, sencilla y fácil de utilizar

El equipo se apoya en el sistema operativo Android TV 10 y la capa de personalización PatchWall desarrollada por la propia marca que permite acceder a aplicaciones y contenido propio, recomendaciones personalizadas con una interfaz muy limpia, sencilla y fácil de utilizar que supone un acierto absoluto ya que la experiencia es óptima.

Android TV

El equipo cuenta con Chromecast por lo que permite enviar contenidos al televisor y desde ajustes también se pueden configurar controles parentales, gestionar el almacenamiento, ajustes del Asistente de Google y las diferentes características de la imagen (color, contraste, brillo, saturación, calidez, nitidez…) o elegir entre los cuatro modos preconfigurados que ofrece (estándar, vívido, deporte o película).

El sistema funciona de forma bastante correcta y rápida, sin quedarse pillado en ningún momento y con gran velocidad a la hora de abrir aplicaciones o reproducir contenidos. Además, a nivel de personalización, al contar con Chromecast, el televisor muestra un salvapantallas en modo reposo que se puede configurar para la selección de fondos de pantalla de Google, un carrusel de foto de Google Fotos, colores o un reloj.

PatchWall

Mando

Para controlar el sistema tenemos un mando que se conecta vía bluetooth por lo que no es necesario apuntar al televisor cada vez que queramos realizar alguna acción. Es un modelo sencillo que da acceso directo a una gran variedad de menús y funciones de forma directa.

Para la primera vez es necesario encender el televisor con el botón propio del dispositivo para después recurrir al mando

Antes de adentrarnos a fondo hay que recordar que para la primera vez es necesario encender el televisor con el botón propio del dispositivo para después recurrir al mando ya que no viene pre-conectado.

Se trata de un mando sencillo con botones específicos para el Asistente de Google (cuenta con micrófono integrado para hablar con el asistente y ordenarle acciones como cambiar el canal, subir/bajar el volumen, abrir aplicaciones o consultar algo en internet, como el tiempo) y para Netflix y Amazon Prime Video.

Además, cuenta con otros dos botones para las dos interfaces; el botón Mi para el menú Android TV y el circular (ubicado en el lado opuesto al de Mi) para abrir Patchwall OS.

Por otro lado, tenemos el botón ‘Info’ que permite conocer más detalles sobre el contenido que se está reproduciendo en la televisión; ‘Input’ para cambiar las distintas entradas; ‘TTX’ para el teletexto, ‘Set’ para abrir ajustes como la imagen y sonido; ‘CH LIST’ para la lista de canales; y ‘Audio’ para opciones de audio’.

También se incluyen otros como el botón ‘ir atrás’, ‘exit’, ‘mute’ controles de volumen, cambio de canal, teclado numérico y los cuatro botones de colores (rojo, azul, amarillo y verde) que tendrán una función determinada en cada sistema, así como el teclado circular para desplazarse por las diferentes opciones y el botón central para la selección.

Conectividad

En cuanto a la conectividad, el equipo cuenta con diferentes puertos, todos situados en el módulo central en la parte trasera. Contamos con un puerto HDMI 2.1 con eARC, dos puertos HDMI 2.0, un puerto AV, dos puertos USB 2.0, un puerto mini jack de 3,5mm, un puerto de salida digital óptica, una entrada de antena, un conector Ethernet de 100Mbps y una ranura CI.

Las opciones son bastante amplias y en su rango de precio pocas pegas se le puede poner.

Conclusión

La Xiaomi Mi TV P1 de 55 pulgadas es una clara candidata para liderar la gama media de las televisiones con una oferta de conectividad muy completa y un sistema de software muy bien trabajado que se apoya en Android 10 TV y en su interfaz propia, Patchwall, que ofrece una apuesta muy interesante.

La calidad de imagen es de buena calidad aunque se echa de menos algo más de brillo para luchar contra los reflejos y los contenidos HDR

La calidad de imagen es de buena calidad aunque se echa de menos algo más de brillo para luchar contra los reflejos y para que los contenidos HDR se puedan disfrutar por completo. En la parte negativa está el sonido ya que es aceptable, pero con ciertas carencias, aunque es el aspecto que más fácilmente se puede salvar con un accesorio.

En resumen, estamos ante un sistema de televisión muy bien diseñado para competir en la gama media con una construcción basada en plásticos, pero con grandes cualidades en materia de software, rendimiento e interfaz.

Nota: 8/10

Lo mejor: Software y rendimiento

Lo peor: Sonido

Zonamovilidad.es.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.zonamovilidad.es