Febrero 2013
27 de noviembre de 2021, 18:32:25
Pruebas de Accesorios

Prueba del Galaxy Watch4, S Pen y Buds2...¿y por que no una funda llavero?


Prueba del Galaxy Watch4, S Pen y Buds2

Por Javier López Tazón

Samsung aprovecha el lanzmiento de sus nuevos móviles plegables y el interés mediático generado para renovar sus gamas de relojes, auriculares y lanzar un nuevo S Pen para el Galaxy Z Fold3 5G.


La nueva gramática castellana ha pasado a denominarlos como objeto directo, indirecto y complemento preposicional; pero varias generaciones de estudiantes los aprendimos como complemento directo, indirecto y circunstancial. Pero, independientemente de que sean los complementos verbales por todos conocidos, sus nombres son lo suficientemente ilustrativos como para denominar a la nueva familia de accesorios de Samsung. Uno es un complemento exclusivo para el Galaxy Z Fold3 5G: la funda con el S Pen; otro se complementa especialmente bien con el Galaxy Z Flip3 5G, aunque se puede utilizar con prácticamente cualquier móvil -el Galaxy Watch4-, y el tercero es el más abierto: los auriculares Galaxy Buds2.

El Fold con su funda y el S Pen Fold Edition, más pequeño que el habitual y compatible sólo con este terminal.

Complemento directo

La Flip Cover con S Pen es, sin ninguna duda, el complemento directo para el Z Fold3. Una funda que protege tanto su pantalla como el cristal trasero y que lleva un bolsillo para meter el S Pen Fold Edition.

Es una pena que la funda sea un accesorio tan necesario para proteger nuestros dispositivos, porque hace que los cuidadísimos diseños de los móviles icónicos parezcan más anodinos. Entiendo el uso de cubiertas para proteger los teléfonos, sobre todo cuando se trata de productos diferenciales y con el coste de un Z Fold3 -ya que en este artículo hablamos de él-, pero habitualmente o digo o pienso este comentario: todo un equipo de diseño trabajando para conseguir un terminal pulido, elegante, que se diferencie de los demás por su estilo y lo metemos dentro de una carcasa, ya sea de plástico o de cuero...

Aquí lo que importa realmente es el S Pen, un elemento que convierte al Fold3 en un Note avanzado

Pero aquí lo que importa realmente es el S Pen, un elemento que convierte al Z Fold3 en un Note avanzado. De hecho, este Galaxy Z Fold3 es el primer móvil de esta categoría compatible con un S Pen, una herramienta que, a pesar del excepticismo inicial, ha demostrado su eficacia para mejorar la productividad.

Está claro que el primer cliente objetivo del S Pen para el Z Fold3 es alguien que venga de un Note, pero en Samsung están ideando aplicaciones y atajos para sacarle más partido. Por ejemplo, su uso en el modo Flex -con el terminal medio abierto-. Un par de toques en la parte inferior de la pantalla manteniendo pulsado el botón del S Pen y ya podemos comenzar a tomar notas. En la mitad superior de la pantalla estamos asistiendo a una presentación, mientras tomamos notas sobre ella -o chateamos- en la mitad inferior.

Prueba del Samsung Galaxy Z Fold3, el mismo Fold, pero más resistente, menos caro y más versátil

Leer más

No soy capaz de afirmar que la fluidez de la escritura sea la misma que en el caso de los Note, pero es notable. Y al sistema de digitalización le sucede lo mismo: hay que adiestrarse. Quiero decir que hasta que la conversión a texto dice lo que tú has creído escribir, hay que practicar bastante. O, al menos, es algo que me sucede a mí. ¡Será que tengo caligrafía de médico!

El pack de funda con el S Pen cuesta 79,90 euros y viene con tres puntas de 1,5 milímetros de recambio junto con la herramienta para desmontarla. El S Pen suelto cuesta 49,99 y parece que tiene mucha demanda.

El S Pen Fold Edition sólo se puede utilizar con el Galaxy ZFold3, pero en breve llegará al mercado el S Pen Pro, que funciona con tecnología Bluetooth y, además, es compatible con las tabletas de gama alta.

La única ventaja del S Pen para el Fold es que es más pequeño -de la altura aproximada del móvil-, que se puede meter en el departamento asignado de la funda y llevarlo todo junto en una pieza. Pero, los usuarios de este tipo de S Pen es muy posible que opten por el Pro. Yo lo haría.

El Galaxy Watch4 Classic, de estilo deportivo y con el bisel activo.

El complemento indirecto...

...O mejor, los complementos indirectos, porque he tenido la oportunidad de probar el Galaxy Watch4 y el Classic ambos de diseño cuidado, elegantes y de gran utilidad; especialmente en términos de salud y bienestar, ya que nos permiten mantener una relacvión armónica con nuestro cuerpo: recibir información y tomar medidas para mejorar.

Y lo hice porque tuve un pequeño problema que, en realidad, era una cuestión de generaciones tecnológicas, ya que tuve que esperar la llegada del Watch4 en el que se ha incorporado la toma de tensión arterial que en el Classic, en las unidades de prueba requiere una actualización.

Y en este punto va un consejo importante. El sistema de toma de tensión funciona por aprendizaje. El reloj tiene que aprender cómo es tu tensión. Para ello, y con el fin de que sea una herramietna fiable para la salud, durante la configuración hay que contar con un tensiómetro de confianza a mano o irte a una farmacia. Pero el sistema es simple: a la vez que te tomas la tensión con el tensiómetro el reloj hace su trabajo; cuando termina, el Watch4 pregunta los datos de la medición real. Hay que repetir el ejercicio tres veces y a partir de entonces ya está calibrado.

Pero me estoy precipitando, porque la novedad es cómo le sienta el nuevo sistema operativo a los relojes de Samsung. La compañía coreana había optado por Tizen, su sistema operativo para los wearables -y televisores, por ejemplo-, pero finalmente ha decidido hibridarlo con Wear OS, el sistema operativo para wearables de Google y facilitar, así, los servicios asociados a la multinacional americana.

Samsung presenta sus Galaxy Watch 4 y Galaxy Buds 2

Leer más

El híbrido es, técnicamente, una capa de personalización de Samsung sobre Wear OS. De hecho, se llama Wear OS powered by Samsung. Y, la verdad es que, en términos generales, le sienta bien. Y le sienta bien porque aporta detalles diferenciales por dentro y por fuera; entre otros, sus animaciones.

El Watch4 Classic es más deportivo y mantiene el bisel activo sobre el cristal, elemento que ha perdido el más ligero y juvenil Watch4

El modelo Classic del Galaxy Watch4 es más deportivo, está construido en acero inxidable pulido y mantiene el bisel activo sobre el cristal, elemento que ha perdido el más pequeño, ligero y juvenil Watch4, fabricado en aluminio. Ambos cuentan con las funciones de pulsómetro, electrocardiograma y, como novedad, medidor de la masa muscular. Utilizan para ello un sensor BIA (Bioelectrical Impedance Analisis) que sirve para decirte que no te relajes, que has perdido peso pero porque la grasa pesa menos que el músculo y que la composición de tu cuerpo tiene exceso de lo primero sobre lo segundo. En algunos afortunados la medición será más optimista y les dirá que todo en su cuerpo está correcto. ¿Hay de esos?

Pues en mi caso daba una composición bastante aceptable; pero es lo que hace el sensor BIA: para medir la cantidad de grasa, masa muscular y líquido utiliza los dos botones laterales del reloj. Así, hay que girar la mano contraria a la que porta el reloj y tocar simultáneamente los botones con el dedo índice y corazón sin que las manos se rocen. Parece más complicado de lo que es, aunque a los ojos de un lector resulte un poco enrevesado.

El equipo técnico de Samsung asegura que una de las ventajas de esta nueva edición de sus relojes es que tienen un reconocimiento más preciso de los ejercicios y seguro que será así, aunque una comprobación precisa de todos ellos resulta imposible, salvo que recurramos al equipo olímpico. Eso sí, se activa automáticamente cuando detecta movimiento. También presume la marca de autonomía aunque conviene no abusar del uso constante del GPS constante con la e-SIM activada. En general, con un uso lógico, la batería aguantará sobradamente el día.

La diferencia de precio entre los dos modelos de reloj es de 100 euros, así que compensa tomarse su tiempo y considerar nuestras necesidades. Para eso, hay que saber que el Watch4 Classic lleva pantalla SuperAMOLED de 1,36 pulgadas, tiene una resolución es de 450 x 450 píxeles y está protegida por el modelo DX de la prestigiosa marca de cristal Gorilla Glass; tiene 1,5 GB de memoria RAM y 16 GB, procesador procesador Exynos W920, de cinco nanómetros; se vende en dos tamaños: 42 y 46 milímetros y cuesta de 369 euros, en adelante; el Watch4 estándar -40 o 44 milímetros- parte de los 269 euros.

AKG ha hecho un buen trabajo con estos auriculares. Llevan dos altavoces integrados: uno para bajos y otro para medios y agudos.

El complemento circunstancial

Siguiendo con el simil de los usos gramaticales del castellano, asignamos el término circunstancial a los suriculares Buds2. Y lo hacemos no porque sean más prescindibles, ni mucho menos peores (su calidad es reseñable y juegan la primera división del mercado), sino porque son los que utilizaremos de forma más aleatoria o como decíamos, circunstancial: para escuchar música, para trabajar, para conectarnos a una videoconferencia, para hacer deporte o para ver la smart TV sin molestar. Además, el abanico de cascos existente en el mercado es grande y la compatibilidad con los teléfonos de Samsung también lo es (no pueden presumir de su facilidad de conexión, casi universal, todas las marcas). Es cierto que algunas funciones se compenetran mejor dentro de la misma familia, pero para 'oir', se pueden combinar móviles (u otros equipos) y auriculares de diferentes marcas.

Esta nueva generación de Buds se esfuerza por mejorar el sonido y la cancelación del ruido ambiental

Lo de circunstancial también se lo adjudico porque es un complemento cruzado. Está configurado para llevarse bien con los Watch, no solo con los teléfonos y así se podría considerar el complemento de un complemento.

Esta nueva generación de Buds se esfuerza por mejorar el sonido y la cancelación del ruido ambiental; ¡que importante hoy en día en casas y oficinas llenas de ruido! Lo primero lo logra integrando dos altavoces en cada auricular: uno para graves y otro general para medios y altos. En cuanto a la cancelación -basada en tres micros- se pueden configurar tres niveles, entre los cualews, el más alto se anuncia como silenciador al 98%.

En ambos propósitos se desempeñan bastante bien, sobre todo si miramos el precio: 149 euros con la base de transporte compatible con carga inalámbrica. Una relación calidad precio que nos lleva a pensar en un complemento imprescindible más que en un linguísticamente circunstancial.

¿Y por qué no una funda llavero?

Uno de los productos que no falta en el portafolio de accesorios de Samsung para cualquiera de sus teléfonos son las cubiertas: esas fundas, de infinitas formas y colores que nos ayudan a proteger nuestros móviles y que tienen algo mágico que las convierte en imprescindibles porque el día que no la llevas... ¡zas! Adios pantalla.
Sin embargo, con la llegada del Galaxy Flip 3 surge una novedad: las fundas plegables que se pueden convertir en llavero o cartera de cinturón. Así, encontramos la denominada Silicone Cover con anillo en el cual el anillo de la parte trasera permite mantener el teléfono en la mano mientras se navega o se comparten publicaciones.
Una segunda opción es el Silicone Cover con correa: una funda que envuelve el celular con silicona y viene con una correa incorporada para que se pueda transportar con seguridad.
Funda transparente con anillo en transparente instalada en el Galaxy Z Flip3 5G plegado.Silicone Cover con correa en color azul ultramar instalada en el Galaxy Z Flip3 5G plegado, vista desde la parte trasera para mostrar la correa incorporada.Silicone Cover con anillo en azul ultramar instalada en el Galaxy Z Flip3 5G plegado.
Zonamovilidad.es.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.zonamovilidad.es