Contra las ‘fake news’, la verdad