Entrevista: Martín Cooper, premio Príncipe de Asturias 2009 de Investigación Científica y Técnica

miércoles 22 de octubre de 2014, 13:04h

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

Martin Cooper”La gente buscaba el contacto persona a persona y nosotros nos pusimos a trabajar”

Nació tras del crack del 29. Entonces las telefonistas aún tenían un lugar  en la sociedad y no sospechaban que un recién nacido llegaba al mundo para desarrollar un sistema que comunicaría a las personas entre sí, sin necesidad de cables, allá donde estuvieran. Martin Cooper es el padre de esa telefonía móvil que invade nuestra sociedad y, por fin, su labor ha sido públicamente reconocida con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2009.

En 1947, los laboratorios Dell presentaron el concepto de ‘celular', un sistema que permitía la reutilización de las frecuencias a través de numerosas estaciones base de baja potencia, cada una de las cuales, proporciona servicio a una pequeña zona de cobertura denominada célula.Pero faltaban más de 20 años para que el sueño se pudiera hacer realidad y se desarrollara la técnica de transmisión de cada una de estas células a otra que actuaría de receptora. En los albores de los 70, un equipo de Motorola, liderado por el ingeniero electrónico Martin Cooper inventó e introdujo el primer teléfono celular móvil.Cooper nació en Chícago en 1928 y es doctor en ingeniería eléctrica por el Instituto de Tecnología de lllinois. Durante 29 años puso sus conocimientos al servicio de Motorola, empresa que ha recaudado gracias a los productos por él desarrollados cifras multibillonaras. Posteriormente y junto a su mujer fundó su propia empresa, Cellular Business Systems para luego, en 1992, convertirse en co-fundador y presidente ejecutivo de ArrayComm.En 2001 Martin Cooper entró en el RCR Wireless Hall of Fame y fue elegido como uno de los 10 empresarios de 2000. Los premios, desde entonces se han sucedido y obtenido el Príncipe de Asturias, podría decirse, que ya sólo le falta el Nobel.La última vez que lo vimos fue en el Mobile World Congress, el pasado mes de febrero en Barcelona, pero mucho antes, Telefonía y Comunicaciones ya había tenido oportunidad de hablar con él.Martin Cooper

Telefonía y Comunicaciones – Señor Cooper, nos gustaría que nos contara cuándo y por qué comenzó a trabajar en el proyecto del teléfono celular.

Martín Cooper - En 1969, la AT&T anunció una propuesta en la que la FCC americana adjudicaría el espectro de 75 MHz para el uso exclusivo de AT&T, el suministro de las comunicaciones por aire y tierra, y un nuevo servicio de radioteléfono denominado 'celular'. En un principio, en Motorola discrepábamos con muchos de los aspectos de esta propuesta, en concreto con el intento de la AT&T de crear un servicio de teléfono para el coche. Nosotros considerábamos que la gente buscaba el contacto persona a persona, y no querían llamar a un coche donde no se sabe a ciencia cierta si el conductor está dentro, si puede hablar, etc. Así es como empezamos a trabajar en un complejo sistema de radioteléfono portátil.

TyC – ¿Fue una labor individual o un proyecto en equipo?

MC – Según los parámetros actuales, era un equipo muy pequeño; pero el proyecto era tan interesante, que un numeroso grupo de miembros de nuestra empresa, procedentes de diferentes áreas, se presento voluntario y trabajaron por el placer de llevarlo a cabo. Valga como ejemplo el grupo de diseño industrial de Motorola que trabajaba en otro departamento y se sumó a la iniciativa.

TyC - ¿Qué dificultades encontraron en un principio?

MC - La mayor parte de la tecnología que necesitábamos aún no existía. Los semiconductores de baja potencia acababan de ser implantados y no había antenas miniatura de 900 MHz; de hecho, se había realizado muy poco trabajo en 900 MHz así es que prácticamente partíamos de la nada.

TyC - ¿Podría describirnos su primer terminal?

MC - El primer teléfono móvil pesaba 1.14 kilos y era como un ladrillo con forma de teléfono grande. Este diseño sobrevivió con diferentes versiones durante quince años.

TyC - ¿Fue una iniciativa personal o el encargo de una gran compañía?

MC - Yo estaba al frente de la división celular y vi la idea clara desde el principio. Había muchos escépticos que no creían en el teléfono móvil y que consideraban que Motorola no debería realizar una gran inversión en el negocio celular.

TyC - ¿Qué sintió la primera vez que oyó a alguien hablar al otro lado de la línea?

MC - Siempre produce gran emoción demostrar una nueva maravilla electrónica, pero hay que recordar que, durante muchos años, habíamos realizado radios portátiles de doble vía, así es que esta clase de comunicaciones no era completamente nueva. Lo que supuso una novedad fue marcar un número en una red operativa y que alguien respondiese.

TyC - ¿Pudo imaginarse o tenía claro que los teléfonos móviles se convertirían en lo que son actualmente: pantalla en color, táctiles, con banda ancha?

Martin CooperMC - Los primeros teléfonos comerciales en 1973 no tenían ninguna de estas características y costaban alrededor de 3.000 dólares. Entonces era difícil imaginar cómo un chip de ordenador y otros dispositivos mejorarían toda una serie de características como son el tamaño, el peso, el precio y todo lo que ha llegado posteriormente. La realidad supera la ficción, pero hay cosas que sí podíamos intuir, como la integración de Internet.

TyC – Pero ¿pensó alguna vez que su negocio iba a ser tan importante para la sociedad moderna?

MC - Nosotros siempre creímos, incluso con los buscapersonas, que estábamos otorgando a la gente una nueva libertad; que los estábamos liberando de las cadenas que los ataban a sus escritorios, a sus hogares, a sus automóviles. Pero no pudimos imaginar nunca que habría tantísimos millones de móviles.

TyC - ¿Quién es el propietario de la patente?

MC - Mucha gente contribuyó al concepto. Nosotros inventamos un sistema completo para utilizar el teléfono móvil y aunque mi nombre es el primero en la patente, fue una labor de equipo.

TyC - Si Estados Unidos es el líder en la industria de las telecomunicaciones, ¿por qué ha ido siempre por detrás de Europa y Asia?

MC - Los americanos creemos en el libre mercado; la gran cantidad de opciones a las que se enfrenta el consumidor puede confundirlo; aunque cuando el usuario elige con su dinero, se racionaliza el mercado y los mejores productos sobreviven. La batalla por el liderazgo continúa.

TyC - ¿Vivió usted, en aquellos días, alguna aventura o experiencia interesante, tipo espionaje industrial, guerras entre empresas...?

MC - Este negocio es una guerra continua, pero los hombres de negocios son gente honrada. Nunca he conocido un caso directo de espionaje. No obstante, la gente tiende a ignorar las patentes, especialmente cuando pertenecen a pequeñas compañías; por eso, éstas se ven obligadas a luchar por sus derechos.

TyC - ¿Cómo ve el futuro de las comunicaciones personales?

MC - Imparable. Cuando los usuarios adopten las nuevas tecnologías que se están creando y probando hoy, el celular alcanzará todo su potencial y usaremos los teléfonos móviles para todo tipo de comunicaciones. La clave sigue siendo Internet.

TyC - ¿Una cuestión más, ha leído los libros de e Julio Verne?

MC - Absolutamente todos.

Motorola celebra la concesión del Príncipe de Asturias a Cooper

 “Motorola quiere unirse a la celebración por el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica a Martin Cooper, que durante casi 30 años trabajo para esta Martin Coopercompañía.Cooper desarrollo diversos proyectos dentro de Motorola, siendo el más conocido (y por el que ha sido galardonado con el Príncipe de Asturias) el desarrollo del primer teléfono móvil de consumo, el Motorola DynaTAC, que salió al mercado en 1983.Cooper lideró un equipo que trabajo en este nuevo dispositivo durante más de 15 años y en el que se invirtieron más de 150 millones de dólares. En 1973, Martin Cooper realizó la primera llamada de móvil de la historia, tras diez años de pruebas y aprobación de licencias, en 1983 se lanzó al mercado. El primer terminal, el Motorola DynaTAC, pesaba 933 gramos, sus dimensiones eran de 330 x 44.5 x 89 mm, y permitía la ‘asombrosa’ autonomía de 30 minutos de conversación y 8 horas en espera. Conocido popularmente como “El Ladrillo” (The Brick) por su forma y dureza, costaba 3.995 dólares.Según el Jurado de este Premio -convocado por la Fundación Príncipe de Asturias- la investigación de Martín Cooper ha contribuido de forma significativa al gran avance tecnológico de las comunicaciones humanas y ha sido fundamental para el desarrollo del teléfono móvil. Esta línea de investigación ha revolucionado la manera de comunicarse de miles de millones de personas en todo el mundo.Esta candidatura ha sido propuesta por Vinton Cerf, Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2002. Apoyada por Leo Esaki, Premio Nobel de Física 1973; Harold Kroto, Premio Nobel de Química 1996; Hamdoun I. Touré, secretario general de la Unión Internacional de Telecomunicaciones;  Stephane Boyera, responsable de la iniciativa Web Móvil para el Desarrollo Social del Consorcio Mundial W3C; y Anriette Esterhuysen, directora ejecutiva de la Asociación para el Desarrollo de las Comunicaciones.Martin Cooper nació en Chicago (Illinois, EE.UU.) en 1928 y se licenció en Ingeniería Eléctrica en 1950. Pionero en la industria de la comunicación inalámbrica, trabajó durante  casi tres décadas en Motorola, donde además de la invención del teléfono móvil, desarrolló nuevos productos que generaron un importante volumen de negocio a la compañía americana.Ha colaborado con el Gobierno estadounidense para localizar nuevos espectros de radiofrecuencia y ha formulado la Ley de Eficiencia Espectral, también conocida como Ley de Cooper, que determina que el máximo de conversaciones de voz o transacciones de datos que pueden circular por un área del espectro radiofónico se duplica cada 30 meses.En 2002 Cooper recibió el George R. Stibitz Computer and Communications Pioneer Award del Museo Americano del Ordenador y el Industry Leader Award-Wireless Systems Design.


 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.