Qualcomm acelera la marcha y pone rumbo al 5G
Ampliar

Qualcomm acelera la marcha y pone rumbo al 5G

domingo 18 de febrero de 2018, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

Son ya varios años los que Qualcomm tiene en su mente el posicionarse como primer gran comerciante de la tecnología 5G e instaurar su estándar, el 5G New Radio (NR), sin embargo, el proceso es lento y tedioso y se complica teniendo en cuenta que los operadores, en líneas generales, no ayudan y los gobiernos, tampoco

Qualcomm ha anunciado acuerdos para el desarrollo del 5G NR con gigantes como Telefónica, AT&T, Verizon, China Mobile, NTT Docomo, SK Telecom, Sprint, Telstra, Vodafone, Ericsson, Nokia o ZTE, entre otras.

Qué es el 5G y qué supondrá su llegada

La tecnología 5G es una nueva generación de las comunicaciones móviles que trae consigo una mayor velocidad de transferencia de archivos, ya sea de descarga o de subida. El 5G es la quinta generación de tecnologías de telefonía móvil y sucesora de la ya conocida 4G.

La tecnología 5G es la respuesta necesaria al auge del Internet de las Cosas, los coches conectados y autónomos, y el ritmo de vida cambiante de la sociedad

La tecnología 5G es la respuesta necesaria al auge del Internet de las Cosas, los coches conectados y autónomos, y el ritmo de vida cambiante de la sociedad, así como de sus hábitos que pasan por un aumento sustancial del consumo de vídeos e imágenes en alta definición directamente desde el teléfono móvil.

Nueva generación de telefonía celular supondrá unas velocidades de descarga de hasta 50 Gbps, lo que, teniendo en cuenta que el 4G LTE-A permite descargar a 225Mbps, es un salto de gran envergadura. Desde la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) dependiente de las Naciones Unidas se marcaron el pasado 22 de febrero unos límites que deben aprobarse en la próxima reunión que se celebrará en el mes de noviembre donde se fija un mínimo de velocidad de descarga de 20 Gbps y 10 Gbps de subida con una latencia de 4ms.

La llegada del 5G supondrá una revolución tanto para el mercado de las telecomunicaciones como para el desarrollo de nuevos negocios y la mejora de la sociedad. Las grandes firmas coinciden en que el 5G permitirá el desarrollo de las Smart Cities, el Internet de las Cosas y los coches autónomos y/o conectados, entre otros.

alcanzar la primera conexión de datos 5G del mundo con el chipset de módem Snapdragon X50 5G en el espectro mmWave de 2.8 GHz es realmente un testimonio de la ventaja de Qualcomm Technologies en 5G y su amplia experiencia en la conectividad móvil”.

En el Summit de Qualcomm

Y es en esta línea en la que Cristiano Amon, vicepresidente de Qualcomm Technologies y Presidente de Qualcomm CDMA Technologies, ha hecho especial hincapié durante su intervención en el 4G/5G Summit que la compañía estadounidense celebró en Hong Kong, y es que, como destaca Amon, “el 5G supondrá la completa transformación de las industrias automovilísticas, el Mobile PC, Internet de las Cosas, el Hogar Digital y las comunicaciones”.

Las pruebas

Las pruebas ya han comenzado en varias partes del mundo, a la cabeza, Estados Unidos, Corea del Sur y China con el desarrollo de los gigantes tecnológicos Qualcomm, Samsung y Huawei, principalmente.

Sin embargo, también juegan la partida otros gigantes como Ericsson, NTT, Nokia o Google, que ha anunciado que está desarrollando SkyBender, un proyecto que busca dar conexión 5G con drones; además, grandes firmas de telecomunicaciones como la japonesa NTT DoCoMo, Megafon en Rusia, Telefónica en Europa, Aircom, Singtel en Asia, Verizon o AT&T en Estados Unidos, Orange, SK Telecom o centros de investigación como el NYU Wireless, se encuentran trabajando en esta tecnología.

Son numerosas las pruebas que se han realizado y son muchos los operadores a nivel mundial los que han alcanzado grandes resultados, entre ellos, destacan las velocidades alcanzadas por Etisalat (36Gbps), Ooredoo (35,46Gbps) o M1, StarHub, Optus o Telefónica, entre otras (35Gbps).

En España, hay que destacar la labor conjunta de Orange y Ericsson que en el mes de septiembre de 2017 han anunciado la primera prueba en un entorno real con 5G donde han alcanzado velocidades de entre 12 y 17 Gbps.

Y también cabe destacar el trabajo de Telefónica, en primer lugar, su trabajo con Huawei que permitió a finales de 2016 realizar la primera prueba de concepto del mundo de 5G sin celdas y centrada en el usuario donde alcanzaron tasas de tráfico de datos de 70 Gbps en la celda y 35 Gbps a nivel de usuario, y en segundo lugar, la primera demo de conducción remota 5G durante que tuvo lugar durante el Mobile World Congress 2017 de Barcelona.

Primera conexión multi-gigabit en smartphone

Un apartado aparte requiere el hito alcanzado por Qualcomm, quien ha anunciado la primera conexión móvil 5G con velocidades de descarga gigabit empleando el chip Snapdragon X50 anunciado durante el 4G/5G Summit de Qualcomm de 2016.

Cristiano Amon ha sido el encargado de realizar el anuncio durante el 4G/5G Summit de este año, donde ha destacado que “alcanzar la primera conexión de datos 5G del mundo con el chipset de módem Snapdragon X50 5G en el espectro mmWave de 2.8 GHz es realmente un testimonio de la ventaja de Qualcomm Technologies en 5G y su amplia experiencia en la conectividad móvil”.

Según ha explicado la compañía, la demostración de la conexión de datos 5G se ha llevado a cabo en los laboratorios de Qualcomm Technologies en San Diego. Durante la demostración se han alcanzado velocidades de descarga gigabit, utilizando varios portadores de 5G a 100MHz y una conexión de datos en un espectro de ondas milimétricas (mmWave) de 26 GHz. Además del Snapdragon X50 5G, la demostración también utilizó el circuito integrado (IC) del transceptor RF de SDR051 mmWave.

Los problemas: espectro, estandarización y altos costes y tarifas

Sin embargo, toda gran innovación en el mundo de la tecnología y las telecomunicaciones lleva consigo una gran cantidad de problemas, en esta ocasión, los problemas se encuentran en el espectro.

Como ya ocurrió con la llegada del 4G, los países habilitaron un espectro de frecuencia diferente para el 4G, lo que implica que un smartphone comprado en un país no tiene por qué funcionar con 4G en otro.

La implantación del 5G requiere de una gran cantidad de frecuencias inalámbricas de corto alcance, un despliegue de estructura que el banco de inversión Morgan Stanley cifra en 225.000 millones de dólares

Ante esta perspectiva y ante la llegada del 5G, la UIT ha establecido, en su agenda de trabajo para la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones de 2019, 11 bandas identificadas para el 5G que se encuentran por encima de los 6 GHz y que permite brindar capacidades de transmisión a altas velocidades en distancias relativamente cortas, por lo que se requerirá una mayor densidad de las redes, lo que implica una mayor cantidad de antenas y que estén más cercas entre ellas. Aunque esto está aún a esperar de discusión internacional.

Sin embargo, 5G Américas, la organización por proveedores y fabricantes de telecomunicaciones entre los que se encuentran AT&T, Cisco, Ericsson, Hewlett Packard Enterprise, Intel, Nokia, Qualcomm, Sprint, T Mobile o Telefónica, entre otras, tiene otra idea. La propuesta de la 5G Américas, en el corto plazo, es mantener los esfuerzos por licenciar bandas bajo los 6 GHz. Entre las bandas adjudicadas para su uso como IMT se encuentran el rango 698-960 MHz; 1710-2025 MHz; 2110-2200 MHz; y 2500-2690 MHz.

Por otro lado, América Latina se encuentra todavía en el proceso de transición a la TDT, lo que permitirá aprovechar la banda de 700 MHZ para la banda ancha móvil, aprovechando la capacidad de propagación de dicha banda.

La GSMA tiene su propuesta también donde señalan que se requiere “una gran cantidad de espectro nuevo y armonizado para servicios móviles”. En esta línea, la organización señala que se necesita espectro en tres bandas de frecuencia para “cubrir todos los casos de uso”. Las tres bandas son: inferiores a 1 GHz, de 1-6 GHz y por encima de 6 GHz.

Pero también encontramos problemas con la estandarización, con diferentes propuestas tanto por países como por compañías. Este hecho es quizá el más complicado y que no se espera que tenga una resolución exitosa hasta la celebración de la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones de 2019 que se celebrará entre el 28 de octubre y el 22 de noviembre de ese año.

Y, por último, el otro gran problema, como en todo, es el dinero. La implantación del 5G requiere de una gran cantidad de frecuencias inalámbricas de corto alcance, un despliegue de estructura que el banco de inversión Morgan Stanley cifra en 225.000 millones de dólares (191.349 millones de euros) a nivel mundial, a lo que contrapone el problema de que la demanda de esta tecnología tardará en materializarse, por lo que la compañía presupone un fuerte aumento del precio de las tarifas

Según Morgan Stanley, los operadores inalámbricos estarían decepcionados con el retorno de sus inversiones en 4G, por lo que ven en el 5G un salto demasiado grande en estos momentos. Y ante esta percepción, la entidad asegura que hasta después de 2025 “no es realista” plantearse una “inversión significativa” en redes, lo que provocaría que la gran propuesta internacional de tener un estándar en 2020 se complica.

Sin embargo, y si algo ha demostrado el mundo de la tecnología y las telecomunicaciones en los últimos años es su capacidad para sorprender a los usuarios, así que no queda otra que esperar y pedir que gobiernos, operadores, organizaciones internacionales y fabricantes comiencen en trabajar en una línea común que traiga el 5G al mundo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.