www.zonamovilidad.es
jueves 11 de febrero de 2021, 16:31h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Instagram ha anunciado hoy una nueva serie de medidas que pretenden cambiar por completo la forma en la que los moderadores de la red social ejecutan su trabajo y restricciones con respecto a los diferentes abusos que se viven día a día en la plataforma. Con el objetivo de que la red social de fotografía se convierta en un lugar para que sus usuarios compartan el contenido que les gusta, Instagram ha decidido tomar nuevas medidas para hacer frente a episodios de abuso cómo los vividos recientemente con respecto a los acontecimientos racistas que algunos aficionados al fútbol inglés dirigieron hacia varios jugadores en el Reino Unido, comportamiento que la red rechaza por completo.

Instagram ha decidido tratar de poner fin a los diferentes abusos que se dan día a día en su red social, por lo que han decidido incrementar el nivel de persecución hacia los usuarios que lleven a cabo este tipo de acciones. Según han notificado, el principal problema existe en los mensajes directos de la página (DMs), lugar en el que resulta más sencillo pasar desapercibido para alguien que lleva a cabo estas prácticas ya que no lo hace completamente de cara al público. Puesto que esta herramienta está destinada a entablar conversaciones privadas, la red social no hace uso de tecnología para tratar de localizar contenido que se relacione con discursos de odio o abusos y es por eso que limitar este tipo de comportamiento resulta más complicado.

Nuevas medidas

Para tratar de frenar este tipo de comportamientos, Instagram ha asegurado tener varios pasos que dar por delante y es por eso que han anunciado algunas nuevas medidas de prevención entre las que se incluye eliminar por completo las cuentas de aquellos usuarios que envían mensajes de abuso, así cómo desarrollar nuevos controles para tratar de ayudar en la reducción de dicho abuso hacia otros usuarios a través de los mensajes directos. Estas nuevas normas contra los discursos de odio, en ningún caso toleran ataques personales hacia individuos basados en elementos personales cómo la raza o la religión y a pesar de que las normas ya fueron ajustadas hace un año, Instagram tomará medidas más severas para controlar este incidente.

Ante esta disruptiva, Instagram se ha comprometido a reforzar por completo sus medidas de seguridad ante los discursos de odio, eliminando por completo a aquellos usuarios que hagan uso de formas explícitas de odio cómo discursos antisemitas. Han decidido tomar acción de cara a cualquier situación de abuso que exista en la red social, mientras que tratan de mejorar continuamente sus herramientas de detección de mensajes y actitudes ofensivas con las que entre julio y septiembre del pasado 2020 lograron tomar acción frente a unos 6,5 millones de mensajes relacionados con discursos de odio, incluyendo mensajes directos encontrados incluso antes de ser reportados.

Castigos más severos

Y es que Instagram no solo ha decidido que la imposición de sus castigos para los miembros que se salten las normas de abuso serán más severos, la plataforma también tendrá trato con los cuerpos de seguridad con el objetivo de que dichos usuarios respondan ante la ley. Actualmente, cuando alguien envía un mensaje directo que se salta las reglas de la red social, Instagram prohibe el envío de más mensajes por parte de ese usuario durante un periodo de tiempo, sin embargo, a partir de este momento, si alguien rompe dichas normas de forma reiterada Instagram procederá a eliminar dicha cuenta, además de todas las nuevas cuentas que sean creadas por ese mismo usuario, incluyendo aquellas exclusivamente destinadas a lanzar mensajes de odio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios