Prueba. LG G Pad 8.3. Un tablet para el día a día

Prueba. LG G Pad 8.3. Un tablet para el día a día

miércoles 22 de octubre de 2014, 13:04h

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

La vida tiene otro concepto si la vemos desde la pantalla del último dispositivo de LG, que posee el tamaño perfecto para hacerlo parte de nuestras jornadas personales y laborales.

Prueba. LG G Pad 8.3. Un tablet para el día a día

La propuesta de un formato a medio camino entre las siete y las 10 pulgadas parece un acierto. Nadie pensaría que este tamaño de pantalla es ideal para solucionar nuestras necesidades multimedia y de conectividad, pero así lo creemos. El LG G Pad de 8,3 pulgadas llega a nuestras manos y de entrada causa una buena impresión.

Si comenzamos a analizar su diseño, encontramos que está fabricado en una aleación de plástico y metal que deja un buen gusto al tacto. Aunque la superficie posterior es metalizada y por ello muy lisa, los bordes de plástico impiden que se nos resbale de las manos, haciendo que su manejo sea cómodo desde cualquier ángulo.

Gracias a la aleación de materiales, encontramos que no es fácil de manchar ni se notan las huellas de los dedos, lo que es satisfactorio si tenemos en cuenta que este problema es muy común en los diseños que observamos en otros dispositivos de marcas como Sony o Samsung.

En la parte trasera encontramos tanto los altavoces como la cámara. El acceso para la memoria microSD y la entrada para el conector jack están en la parte superior, mientras que el puerto microUSB se encuentra en la parte inferior del tablet. No posee botón de acceso directo a la cámara y en el lateral derecho se encuentran las teclas de encendido/apagado y ajuste de volumen.

Pantalla envidiable

Si algo llama la atención es la luminosidad, el brillo y lo vivos que se ven los colores en el LG G Pad. En 8.3 pulgadas encontramos un panel LCD IPS con resolución HD de 1200x1920 píxeles. En nuestras pruebas observamos que este equipo es una opción ideal para quienes disfrutan de la lectura digital porque encontramos una nitidez que hace muy cómodo este proceso en cualquier condición, ya sea en el sofá o en el metro.

De hecho, observamos que la pantalla responde muy bien en interiores, aunque no tanto bajo la luz del sol, en donde pierde competitividad. Sin embargo, no es un tema de fundamental preocupación porque podemos leer o ver vídeos sin problemas.

Rendimiento: OK

Pasando al plano interno de la tableta, encontramos que posee un procesador Qualcomm Snapdragon 600 a 1.7GHz con cuatro núcleos, que si bien no es el más rápido o potente del mercado, responde de forma correcta a nuestras pruebas, otorgando fluidez en los procesos rutinarios y buen rendimiento si queremos tener abierta más de una ventana a la vez, pues este tablet gracias a QSlide nos permite tener aplicaciones flotantes en la pantalla.

Posee una memoria RAM de 2GB y de almacenamiento de 16GB. Además podemos incrementarla a través de una ranura microSD que acepta hasta 64GB, un gran acierto que muchos dispositivos 2014 aún no incluyen en su configuración, dejándonos en 32GB, el estándar hasta ahora.

Este terminal no permite conectividad a la red móvil, por lo cual dependeremos del WiFi. Posee, además, Bluetooth y carece de NFC.

Su batería es de 4600mAh y con un comportamiento extraordinario. Hemos trabajado al menos tres días conectados a la red WiFi sin necesidad de carga alguna, y luego lo hemos mantenido en reposo un par de días más, aunque con las notificaciones activadas, y apenas hemos notado que se acabara la energía y solicitara una nueva carga.

La cámara: ¡Cheese!

Como no podía ser de otra manera, el tablet de LG posee dos cámaras. La frontal es de 1.3 megapíxeles y la principal de 5 megapíxeles sin flash. Una característica interesante es la posibilidad de realizar la captura mediante voz, diciendo una de las cinco palabras que el dispositivo reconoce para tomar la foto: cheese, smile, whisky, kimchi o LG.

En cuanto a su calidad, nada fuera de lo común, cumple con imágenes con una buena optimización de color durante el día o en lugares con luz, y es menos potente cuando ésta es escasa. Posee, asimismo, autoenfoque rápido, geoetiquetado y temporizador.

El software

Basado en Android 4.2, LG ha creado una interfaz llamativa que nos muestra una barra de notificaciones con muchas aplicaciones de las que estar pendientes. Y es que desde este acceso directo podemos acceder a Quick Memo, la aplicación de la casa para hacer notas; QSlide, para tener diferentes aplicaciones abiertas al mismo tiempo en la pantalla; Quick Remote, la cual convierte nuestro tablet en mando de la televisión (aunque no sea LG) y otros dispositivos fácilmente configurables o QPair, una opción que permite asociar un teléfono a la tablet para ver las notificaciones de este en una pantalla más grande, siempre y cuando estén conectados a la misma red WiFi.

En términos generales estas herramientas dan mucha vida a la tableta, que además incorpora KnockOn, la tecnología que con un doble tap nos permite desbloquear el dispositivo. Por todo esto consideramos que el LG G Pad de 8,3 pulgadas es una opción ideal para convertirse en el tablet del día a día.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.