Prueba Samsung Galaxy Note Edge. Imaginación y utilidad
Ampliar

Prueba Samsung Galaxy Note Edge. Imaginación y utilidad

jueves 22 de enero de 2015, 13:31h

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

Samsung sorprendió en septiembre del 2014 con el lanzamiento de una segunda versión de su Galaxy Note 4, a la que bautizó 'Edge', la cual se caracteriza por romper con el molde de los smartphones, prácticamente estancado, aportar diseño e innovación.
Al igual que el Note 4 original, potentísimo tecnológicamente hablando, se trata de uno de esos terminales con los que el fabricante coreano, en una gran campaña de publicidad, nos invita a volver a escribir, escribir a mano, claro está; ya que las capacidades de su Spen y los programas asociados al mismo, en cualquier tamaño o versión, aportan un plus de utilidad y productividad incuestionable. La diferencia sustancial, sus capacidades de índice, memo, disparador de apps, o identificador que aporta un lateral curvado en el que se aloja una segunda y peculiar pantalla.

Edge Panel
Pero esa segunda pantalla, denominada Edge Panel, es un display de 11 centímetros de largo por 75 milímetros de ancho, siempre activo, el cual aporta utilidades que agilizan y facilitan el uso del terminal. Para empezar, responde a cuatro movimientos: ascendente, descendente, rotativo hacia la derecha y rotación a la izquierda. Para seguir somos nosotros quienes decidimos qué queremos ver; ya que, al igual que ocurre con los widgets, los paneles Edge tienen 'vida propia' y no sólo existen los que vienen por defecto -que podemos activar o desactivar- sino otros muchos descargables. Para terminar, son personalizables y reordenables.
Así, con el teléfono apagado, vemos la fecha, la hora y el tiempo; con é bloqueado, podemos configurar una pantalla de bienvenida 'Expresarme' se llama, que puede contener frases, colores, efectos, etc; pero que nosotros sugerimos utilizar como identificador “Si me pierdo 926372981” (acepta 25 caracteres). Podemos activar un modo reloj noche y definir las horas a las que queremos esté activo. Cabe escribir un texto en la 'Pantalla Edge', que aparece en el lateral a modo de reposo y, sobre todo, cuando utilizamos aplicaciones y servicios; de forma que se muestra blanco sobre negro, en un espacio mínimo y no molesta.
A partir de ahí, el administrador de paneles -que se abre desde el punto de ajustes que vemos cuando movemos el dedo sobre la barra desde el borde inferior hacia arriba- nos permite sumar infinidad de posibilidades: barra de tareas, de notificaciones, de contactos habituales para llamar con un toque, de Twitter con los TT, de control de fitness, juegos, Yahoo, Snote, Planner... y nosotros elegimos cuál queremos de pantalla principal.
La gran cuestión es si la barra lateral molesta en el uso diario o resta visibilidad al modo habitual y, tras varios días de uso, nuestra conclusión es que lejos de restar, suma efectividad y rendimiento; pero para gustos están los colores y la posibilidad de elegir entre los dos modelos de Note 4, con o sin lateral curvo.
Por cierto, el hecho de que lleve una barra de tareas lateral no es óbice para que al mantener presionada la tecla de retorno aparezca la tradicional de la interfaz de usuario coreana, TouchWiz, desde donde podemos abrir aplicaciones en formato multiventana (para abrir una, pulsar, para abrir múltiples, presionar y arrastrar).

Ágil, muy ágil
En una pantalla de 5,5” SuperAMOLED QHD con 640 ppp, como la que equipa el Note Edge, y un procesador Qualcomm Snapdragon 805 4x a 2,6 GHz, con 3 GB de RAM, un sistema operativo como el Android 4.4.4 (Kit Kat), da mucho de sí.
Las pruebas de rendimiento, tanto de su eficacia al procesar información, como de navegar, ejecutar ordenes, etc. arrojan resultados magníficos; pero el procesador gráfico, Adreno 420, es, francamente, sobresaliente.
Hay que recordar que, si bien todas sus características técnicas y cualidades las hemos recogido en una prueba realizada con uno de los chipsets de la multinacional norteamericana de semiconductores Qualcomm, Samsung comercializa otros móviles con su propio procesador Exynos.

Spen
Esas cuentas de un viaje, de un día de compras, de un regalo compartido; aquel punto en el que dejamos una conversación, reunión, clase o consulta y que debemos recordar con exactitud; esas notas que tomamos en momento dado y que nunca supimos donde las guardamos; los apuntes en una clase, en una conferencia o durante una comida en la que no tenemos mucho espacio o capacidad para desplegar equipos; eso que tenemos que preguntar a... la próxima vez que nos veamos. Todos esos detalles diarios que queremos conservar de forma ordenada en carpetas clasificadas en un rincón de nuestra memoria y que humanamente resulta imposible, es lo que nos aporta un Note. Apuntar, dibujar, plasmar, bocetar, conservar lo que no queremos olvidar. Su Spen, con función de ratón y las aplicaciones asociadas al mismo resultan un punto diferencial dentro de la industria.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.