www.zonamovilidad.es

Samsung Z Flip, una nueva categoría de móvil

Por Javier López Tazón
x
javierlopezgmailcom/11/11/17

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

Los anuncios lo colocan como un móvil para jóvenes, pero el precio está en la zona más alta; es para un público exigente, pero no tiene la ultimísima tecnología... El Z Flip es la apuesta de Samsung.

Samsung se ha liberado de la presión de Huawei, pero a cambio tiene que soportar ahora la de otra media docena de competidores chinos, sobre todo la de Xiaomi. Y parece que ha decidido afrontar la situación iniciando una nueva categoría de móviles: los plegables.

Es totalmente cierto que el Galaxy Z Flip no es el primer plegable, pero excepto por un par de detalles, también es el mejor exponente de la categoría por el momento. Las dos primeras aproximaciones de plegables que mostraron Huawei y Samsung -Mate X y Galaxy Fold- el año pasado por estas misas fechas, dejaban bastante que desear. Ni el formato de pantalla parecía el más adecuado ni técnicamente estaban perfectamente ajustados.

Motorola se adelantó con su Razr en formato de concha y con una pantalla de 21:9, un formato panorámico totalmente cinematográfico, pero su pantalla no está todavía en el punto de cocción perfecto. Le falta un hervor. Y aquí es donde Samsung aporta una gran diferencia. El Z Flip ha aprendido de los errores y presume de "cristal" plegable.

Si miramos el catálogo de la compañía coreana hasta la semana pasada, podíamos ver cuatro categorías diferenciadas. Desde la base hasta la cúspide: Galaxy J, Galaxy A, Galaxy S  y Galaxy Note. Cubrían por precio y prestaciones desde los móviles de entrada hasta los profesionales. Cuando entramos ahora en su web, hay una nueva categoría, la Galaxy Z, en la que se enmarca en Z Flip.

Si Xiaomi y otros competidores quieren seguir a Samsung por tecnología, ya no les servirá comprar los últimos procesadores a Qualcomm, las cámaras más avanzadas a Sony o a Samsung y ajustar precios... Ahora deberán dar el salto a los móviles con pantallas plegables. Aunque no sea su core de negocio, tendrán que demostrar que pueden estar ahí, que son capaces de hacerlo.

El Z Flip es una especie de declaración de principios, aunque desde la perspectiva occidental no se llegue a ver del todo el valor de la apuesta. Y es que hay propuestas tecnológicas que funcionan espectacularmente en Corea y aquí nos dejan fríos. Y no es algo de hoy. Por ejemplo, el nuevo terminal cuesta sus buenos 1.500 euros. Pero, sin embargo, los anuncios que se han podido ver (durante la ceremonia de entrega de los Oscar, por ejemplo) apuntan hacia un público juvenil.

Técnicamente, los S20 tienen ventaja

En cuanto a características técnicas, no se puede comparar con la nueva serie S20; no monta los últimos procesadores ni las mejores cámaras; no tiene zoom de 100x (por otra parte, tampoco lo necesita ni es tan bueno) ni refresco de pantalla de 120 hercios. A cambio, el Z Flip es el más molón de la clase.

"¿No os parece femenino?". La pregunta es de alguien de Samsung. Parece que ha habido algunas críticas en ese sentido. La verdad es que hasta que no ha planteado la pregunta no se me había ocurrido pensar en ello. Sí, puede tener algo de caja de cosméticos, de polvera. Pero, al final, es una caja cuadrada de unos ocho centímetros de lado y 15 milímetros de grueso. Perfecta para llevarla en el bolsillo. Una vez desplegada, muestra una pantalla de 6,7 pulgadas en formato cinematográfico, que se puede mantener también en posición de 90 grados. En función de la aplicación selecionada y la posición, puede mostrar automáticamente la pantalla partida: en la parte de arriba una fotografía y en la de abajo la galería, por ejemplo.

La cámara, aunque no comparte el sensor con los Galaxy S20, sí tiene algunas de sus características, como el modo nocturno o el "Single Take" (de una toma de vídeo es capaz de sacar 14 tomas, entre vídeo y foto, diferentes).

El fallo que se le puede achacar a Samsung en el diseño de su Z Flip es no haberse fijado más en Motorola. El Motorola Razr tiene una pantalla exterior que lo hace más versátil cuando está cerrado. La pantalla frontal del Z Flip es de apenas una pulgada y sirve para poco más que mostrar la hora, notificaciones (a duras penas) y llamadas entrantes. Es cierto que con cierto esfuerzo puede servir para hacerte un selfie, pero es más bien un acto de fe.

Malas y buenas noticias

Si ardes en deseos de comprate un Z Flip (estará disponible en dos colores: MIrror Purple, o sea, morado, y Mirror Black, es decir, negro) y tienes tus 1.500 euros o los 41,67 euros mensuales durante 36 meses... tendrás que esperar. La mala noticia para ti, que no para Samsung, es que las unidades disponibles en la primera oleada se han termiando. La buena noticia es que esperan tener una nueva remesa para dentro de cuatro días, para el 21.
\r\n 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios