www.zonamovilidad.es

Sí, este purificador atrapa virus y bacterias

Por Javier López Tazón
x
javierlopezgmailcom/11/11/17

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
El purificador de aire Philips AC0820 es capaz de atrapar hasta el 99,5% de los alérgenos en suspensión y el 99,99% de bacterias. Es un equipo muy conveniente para ciudades en las que la calidad del aire -la contaminación es responsable de 4,2 millones de muertes anuales en todo el mundo- es deficiente

Este análisis de un purificador de aire no es una casualidad. Tampoco ha sido a propuesta de Philips. En realidad, fui yo quien lo pedí a raíz de los episodios de alta contaminación en las grandes ciudades españolas, sobre todo Madrid y Barcelona. La boina de polución no remitía y la calidad del aire era manifiestamente mejorable.

Cuando Philips presentó sus primeros purificadores de aire en España pensaba que, a pesar de episodios aislados de alta contaminación, nuestro país no era un público objetivo para este tipo de producto. Estaba equivocado. Y lo descubrí cuando probé el Serie 3.000. No sólo se trataba de la calidad del aire exterior, también el del interior de las casas estaba afectado. Además contiene alérgenos y los sensores de partículas en suspensión se vuelven locos cuando cocinas. Freír unas patatas para hacer una tortilla (sí, las patatas en láminas, bien fritas y SIN cebolla) es poner a prueba cualquier purificador por la cantidad de partículas que desprende.

Pedí una muestra del último purificador que había presentado Philips, el AC0820, mucho más pequeño que el Series 3000 y sin filtro de carbono. Durante la prueba se fueron desplegando acontecimientos que me dieron motivos para preguntar al fabricante. Por ejemplo: ¿será efectivo frente a las dioxinas como las que se liberaron durante el derrumbe e incendio del vertedero de Zaldibar? Y más tarde: ¿atrapa los virus del Covid-19?

La respuesta corta a ambas preguntas es sí. Pero los purificadores no están diseñados para ello. Este Philips AC0820 está pensado para limpiar el aire de impurezas de una habitación de unos 50 metros cuadrados. La ficha habla de 49 metros, pero si lo ponemos en zonas mayores -o comunicadas- el efecto es que se mantendrá trabajando a toda potencia durante más tiempo.

El filtro, pieza clave

El elemento fundamental del purificador es el filtro. Lleva uno de tipo HEPA (High Efficiency Particulate Air). consistente en una malla de una superficie desplegada de 1,26 metros cuadrados plegada y dispuesta en forma cilíndrica por la que tiene que circular el aire aspirado por el motor.

El filtro es capaz de atrapar el 99,5% de partículas de más de 0,003 micras de diámetro (una micra es una milésima de milímetro) en una habitación de 50 metros cuadrados y con un flujo de aire de 190 metros cúbicos por hora. Philips ha bautizado su tecnología como VitaShield (filtrado de partículas) y Aerasense (detección de la calidad del aire).

Con un filtro que no permite pasar partículas mayores de 0,003 micras, filtra el 99,99% de los virus de la gripe aviar, la N1H1, el 99% de las bacterias y el 99,5% de los alérgenos en suspensión. Sí, pregunté por el coronavirus Covid-19 y también lo filtra.

La naturaleza de las partículas que atrapa -independientemente del tiempo que bacterias y virus permanezcan activos- hace que el manejo del filtro se deba realizar con precaución. Hay que limpiar la superficie exterior con un paño o con un aspirador con cuidado de no dañarlo y no tocarlo directamente con las manos (en estos tiempos, el manual debería indicar que se laven las manos adecuadamente tras manipular el filtro y no tocarse la cara mientras tanto).

El filtro hay que cambiarlo cada año, aunque el purificador tiene un sistema de alerta en caso de que haya que hacerlo antes. Es aconsejable utilizar el envoltorio del filtro nuevo para meter el usado y tirarlo envuelto y cerrado sin manipular.

La importancia de la calidad del aire

Al margen del momento coronavirus o las dioxinas, una buena calidad del aire es esencial para mantener la salud. De hecho, la OMS achaca 4,2 millones de muertes en 2016 a la contaminación del aire. "Esta mortalidad se debe a la exposición a partículas pequeñas de 2,5 micras o menos de diámetro, que causan enfermedades cardiovasculares y respiratorias y cáncer", especifica en su web. Si bien podemos hacer relativamente poco de forma individual por mejorar el aire en las ciudades, un purificador ayudará a hacerlo en el interior de las casas.

El funcionamiento del AC0820 es simple: un motor se encarga de aspirar el aire y redirigirlo a través del filtro hacia el exterior una vez limpio. Un sensor mide la calidad del aire y refleja el resultado mediante un código de color en un piloto en la parte superior. Si el indicador es azul, la calidad del aire es buena (igual o menor a 12 partículas de 2,5 micras en suspensión por metro cuadrado; si es azul-morado, aceptable (entre 13 y 35 partículas); si pasa a morado-rojo, calidad deficiente (entre 36 y 55), y si se pone rojo es muy malo (más de 55).

Tiene tres niveles de funcionamiento, que se controlan mediante toques en el sensor central: Reposo, revoluciones muy bajas, prácticamente sirve para monitorizar la calidad del aire; Automático, adapta la velocidad del ventilador a la calidad del aire, y Turbo.

Los precios

El purificador AC0820 cuesta 144,91 euros; si se necesita cubrir áreas mayores, la Serie 3000 sube hasta los 422 euros y el nuevo AC4550 llega a los 595 euros (todos los precios han sido tomados de Amazon).

Valoración

Rendimiento: 3
\r\nUsabilidad: 3,5
\r\nPrecio: 2
\r\nResistencia: -
\r\nDiseño: 3
\r\nValoración total: 3,5
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios