www.zonamovilidad.es

Honor pone una pica en el mercado de los portátiles

Por Javier López Tazón
x
javierlopezgmailcom/11/11/17

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
Tras el lanzamiento del MagicBook 14, anuncia ahora un hermano mayor con las mismas tripas, pero una pulgada más de pantalla.\r\n

Tanto Huawei como su marca hermana Honor corren a marchas forzadas para diversificar al máximo su catálogo de productos, más allá de móviles y tablets. Uno de los sectores en los que más foco están poniendo es en los portátiles, con las líneas MagicBook (Honor) y MateBook (Huawei).

Desde finales de junio estoy probando, precisamente, el portátil de Honor, el MagicBook de 14 pulgadas. Al margen de mi vetusto iMac de más de 10 años y a la espera de hacer un restablecimiento a valores de fábrica para ver si consigo revivirlo en condiciones, mi ordenador de cabecera es un Yoga 920 de Lenovo. Y ahora lo acompaño con el MagicBook. 

Los dos equipos pertenecen a ligas diferentes: el Yoga, por ejemplo, es un equipo convertible en tableta con pantalla táctil y con un lapiz digital, mientras que el MagicBook, en ese sentido es un portátil convencional, con pantalla no táctil, aunque con un par de características interesantes. En lo que sí compite de tú a tú es en la potencia de proceso y gráfica. De hecho, ha habido algún juego veraniego que ha corrido mejor en el de Honor que en el Lenovo. También es verdad que por el i5 de este último ya han pasado al menos dos generaciones de procesadores de Intel (tercer trimestre de 2017...)

Honor ha confiado para sus portátiles en AMD y tanto el de 14 pulgadas que estoy probando como el nuevo de 15 es el AMD Ryzen 5 3500U, con gráficos Radeon Vega 8 y una memoria RAM de ocho gigas de doble canal. El rendimiento es suave y potente, aunque prácticamente todo el rato que está trabajando se escucha el zumbido del sistema de ventilación. Es cierto que es leve y no llega a molestar, pero estoy acostumbrado al silencio del Yoga que sólo zumba con programas muy exigentes o cuando el antivirus se está empleando a fondo.

Más arriba me he referido a un par de características de la pantalla de los MagicBook. La primera es que, si bien no se abren en 360 grados, sí lo hacen en 180 para poder compartir la pantalla en plano: lo extiendes sobre una mesa y se puede ver desde las dos partes.

La segunda es que tiene un gran ratio de pantalla real sobre la superficie total: el 84%. Esto es debido a que han logrado estrechar mucho los marcos laterales y el superior, aunque el inferior sigue siendo más grueso. La resolución del MagicBook de 14 pulgadas es de 1.920 por 1.080 puntos y está certificada como cuidadosa con la vista por TÜV Rheinland.

Uno de los trucos para reducir el marco superior es que han retirado la webcam de la pantalla para colocarla oculta en una de las teclas. De esta manera logran liberar espacio en la pantalla y a la vez dejar la cámara ciega físicamente cuando no se esté usando.

Parece una tontería, pero colocar el escáner de la huella digital sobre el propio botón de encendido te ahorra un paso a la hora de arrancar el ordenador. Y funciona con rapidez y fiabilidad.

Si tienes uno de los últimos móviles de Honor podrás gestionarlo desde el propio ordenador simplemente acercándolo con la tecnología MagicLink. Podrás duplicar la pantalla, intercambiar ficheros y trabajar sobre el móvil pero con la comodidad del teclado del portátil.
\r\nEl diseño de estos equipos de Honor es bastante compacto. En el caso del MagicBook de 14 pulgadas, mide 32,2 centímetros por 21,5 y por 1,6 de grueso. Y pesa 1,38 kilos. Es bastante ligero sin llegar al kilo (999 gramos) del Gram de LG. El chásis es metálico; no es una construcción unibody, pero es de aluminio y los marcos de la pantalla son de mylar, un polímero muy resistente, que asegura su protección.

Como sello distintivo, el borde exterior de la tapa está perfilado en corte de diamante y queda resaltado con un color azulado, una firma de la casa.

Aunque ese algo más de un centímetro y medio de grosor da para colocar un puerto Ethernet, carece de él y habrá que recurrir a un adaptador de este tipo de conector a USB. Tiene tres puertos USB, uno de tipo C, otro 2.0 y un tercero 3.0. Además, incluye un HDMI y minijack de 3,5 mm para auriculares. 

La batería es uno de los caballos de batalla de cualquier equipo electrónico autónomo. La del MagicBook 14 tiene marcha suficiente para estar alrededor de nueve horas viendo vídeo desde el propio equipo (no en streaming) a resolución 1.080p. Tiene una capacidad de 56Wh y con un cargador de 65 vatios permite recuperar el 45% de la carga en 30 minutos. Utiliza para cargar el puerto USB Tipo C.

Mientras realizaba la prueba de este portátil de 14 pulgadas (es que en verano las cosas tienden a ir ago más despacio...) llegó la noticia del lanzamiento del nuevo MagicBook de 15 pulgadas. Lo bueno del asunto es que es una réplica exacta pero a una escala un poco mayor. En lugar de pantalla de 14 pulgadas, la tiene de 15,6; mide algo más (35,7 centímetros x 23 x 1,7) y pesa 1,53 kilos. El resto de elementos, características y funciones son iguales. Excepto en los precios.

Uno podría pensar que, al tener una mayor pantalla, el MagicBook 15 (de 15,6 pulgadas de pantalla) sería algo más caro que el 14. Pues no. Ambos equipos están de oferta en la web de Honor por la campaña de vuelta al cole. El MagicBook de 15 pulgadas, con un router WiFi 6.0 y un ratón cuesta 549,9 euros; si se opta por el de 14 pulgadas, son 10 euros más.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios