www.zonamovilidad.es

Samsung vuelve a la informática en el mercado de la educación

Por Javier López Tazón
x
javierlopezgmailcom/11/11/17

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

Presenta dos modelos de Chromebooks, el 4 y el 4+; dos portátiles de 11,6 y 15,6 pulgadas, respectivamente, a muy buen precio y especialmente orientados para la escuela.

Hace ahora seis años, Samsung anunciaba que abandonaba el mercado de los portátiles en Europa. La medida, que alcanzó tanto a equipos Windows como a los que utilizaban el sistema operativo de Google Chromebook, no afectó a Asia ni a Estados Unidos. 

No era su primera retirada ni la última. Samsung, que se había caracterizado por un empecinamiento por encima de otros en persistir en líneas de negocio a pesar de que no dieran la rentabilidad que esperaban, se ha ido desprendiendo de cámaras digitales, impresoras, informática o audio (tras la adquisición de Harman tan solo tiene en su catálogo alguna barra de sonido).

El mantenimiento de la actividad en informática en otros mercados le ha permitido, sin embargo, reaccionar en un momento en el que el portátil está recuperando un papel importante en distintos ámbitos, teletrabajo, teleeducación, entretenimiento... y lanzar su propuesta para educación en España basada en ChromeOS. 

Y es que, a pesar de que parecía que la herramienta fundamental en educación es el tablet, un estudio de IPSOS que ha compartido Samsung revela que no es así: el medio más utilizado es el portátil, seguido del móvil y por las tabletas. Y ahí la compañía coreana tenía un vacío en su catálogo y eso a pesar de que fue quien introdujo los primeros equipos Chromebooks en España, de la mano de Google. 

Los Chromebook son ordenadores que utilizan como sistema operativo el Chrome OS de Google, mucho más ligero y menos demandante de potencia de procesador que los tradicionales basados en Windows o MacOS. Eso ha permitido que este tipo de portátil sea más barato que los tradicionales. En realidad, bastante más barato, y lo suficientemente funcional para cumplir su trabajo en la escuela (y fuera de ella también). Y el precio es un dato clave, sobretodo cuando quieres vender a las administraciones. 

Un ordenador para la escuela tiene que ser ligero, resistente y actualizable. A pesar de que tengan precios contenidos, es una inversión que debería servir para varios años. Y los nuevos Chromebooks 4 y 4 + de Samsung cumplen esos requisitos. 

El Chromebook 4, de 11,6 pulgadas de pantalla con resolución HD (1.366 x 768 píxeles), pesa 1,18 kilos, mientras que el 4+, con una pantalla bastante mayor y con mejor resolución (15,6 pulgadas y Full HD -1.920 x 1.080 píxeles-), alcanza los 1.700 gramos. Han pasado algunas de las pruebas de la certificación MIL-STD 810 G (comprobada su resistencia ante caídas desde 50 centímetros, por ejemplo). Además, están vacunados frente a la obsolescencia, ya que Google les asegura hasta ocho años de actualizaciones.

No son equipos que vayan a brillar por su potencia y confían su rendimiento a los Intel Celeron N4000, con los gráficos Intel UHD Graphics 600. El 4 cuenta con cuatro gigas de RAM y 32 de almacenamiento (Google apuesta por el almacenamiento en nube) y el 4+ puede llegar a seis gigas de RAM y 64 de disco. No cuentan con unidad óptica (CD, DVD o Bluray disc), pero sí tienen ranura para tarjeta microSD. Los dos tienen, al menos, un USB tipo C y otro USB 3.0 y la batería les permite una autonomía de 12 horas trabajando en local.

¿Y qué hay de los precios? El Chromebook 4 cuesta 339 euros, mientras que el 4+ sube hasta los 429. Están ya disponibles en el canal de educación, aunque también están en conversaciones con las consejerías y el Ministerio de Educación.

Y otra pregunta en el aire: ¿serán los Chromebooks la punta de lanza para que Samsung regrese al mercado de la informática en Europa? El tiempo lo dirá.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios