www.zonamovilidad.es
El X925 Pro de TCL combina las tecnologías MiniLED y Quantum Dot en un televisor de 85 pulgadas y una salida de audio de 160 vatios.
El X925 Pro de TCL combina las tecnologías MiniLED y Quantum Dot en un televisor de 85 pulgadas y una salida de audio de 160 vatios.

TCL planta cara a Samsung en su terreno

Por Javier López Tazón
x
javierlopezgmailcom/11/11/17

Escucha la noticia

Lanza dos televisores MiniLED en los que combina la tecnología Quantum Dot y presenta su nueva familia de electrodomésticos: desde robots aspiradores a purificadores de aire.

TCL las mata callando. Estoy seguro de que si preguntáramos en la calle por cuáles son los principales fabricantes de televisores, TCL no saldría entre los primeros puestos. Y eso que en los últimos tiempos ha invertido en el que parece ser el motor de marketing del sector: el fútbol. Y, sin embargo, en 19 países y regiones del mundo está en el top 5, ha crecido el 66% en el mercado europeo y es el segundo fabricante por cuota de mercado de paneles.

Y esto no ha sido porque se haya centrado en las gamas baratas y haya ido a remolque de otras marcas en cuanto a tecnología. TCL ha sacado pecho en la presentación por haber sido el primer fabricante en alcanzar una producción masiva en MiniLED en 2018.

Los dos televisores que lanzan ahora al mercado, los X925 y X925 Pro -el primero disponible en 65 y 75 pulgadas y el segundo solo en 85-, son precisamente MiniLED y ambos están certificados por la Asociación 8K.

El MiniLED es un paso más en la pelea por conseguir mejor imagen. La idea es que cuanto más pequeños sean los puntos de luz que iluminan un panel, se podrá acotar más el área que iluminan y, por tanto, mejorarán la profundidad de los negros y el contraste. En esta línea, los LED de las series X925 son 700 veces más pequeños que los anteriores.

Pero estos nuevos equipos suman al tipo de iluminación MiniLED los famosos Quantum Dots. Según este fabricante chino, logran un volumen de color superior al 100% con más de 1.000 millones de colores.
Y, como las teles no viven solo de la imagen, sino también del sonido, se han asociado con el fabricante japonés Onkyo -especializado en equipos de audio de lujo- y con Dolby Atmos para ofrecer buena calidad. Sin haberlos escuchado, sobre el papel resulta convincente. El Pro, por ejemplo, rinde 160 vatios, con una barra incorporada -en las fotos se ve muy bien diseñada- 5.1.2. Por su parte, la salida del X925 es de 2.1 canales y 60 vatios de sonido.

Pero, TCL no sólo patrocina eventos de fútbol y a jugadores, sino que se está introduciendo en el mundo de los videojuegos. El objetivo es obvio: conquistar a los amantes de los videojuegos. Si ya se había introducido en títulos de carreras de coches, ahora lo hace en uno de los míticos: Call of Duty.

Y ¿qué ofrecen estos televisores a los 'jugones'? Además de la calidad de imagen (8K), profundidad de negros (MiniLED) y colorimetría (Quantum dot), incluye un paquete de juego que llaman Game Master Pro. En la parte de hardware, están equipados con HDMI 2.1 y con WiFi 6 y los paneles tienen un refresco de pantalla de 120 hercios. Añaden que esa tasa de refresco es adaptativa (Variable Refresh Rate) y tiene un modo de baja latencia.

Vienen de serie con Google TV y Magic Camera, algo que puede ser bueno y malo. Por un lado, facilita la videoconferencias e, incluso, el control de la tele con gestos, pero por otro lado no deja de ser un elemento que puede contemplarse como muy intrusivo para la privacidad.

Estos televisores forman parte, cómo no, del ecosistema de electrodomésticos de TCL. Porque, no fabrica solo televisores, sino que han aprovechado la presentación para anunciar novedades: robots aspiradores con sistemas bactericidas basados en luz ultravioleta, frigoríficos con zonas específicas para mantener la humedad o lo contrario, equipos de aire acondicionado de instalación sencilla, lavadoras con doble compartimento, al estilo de las Twin de LG...

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios