www.zonamovilidad.es
Por Javier López Tazón
x
javierlopezgmailcom/11/11/17

Escucha la noticia

Magic 2 WiFi 6 puede ser una solución cuando los enrutadores inalámbricos fracasan por el tamaño de la casa o por condiciones como hilo radiante.

Devolo es una rareza. Si hablamos de marcas dedicadas a enrutadores, módems, extensores de red... básicamente hablamos de marcas asiáticas. Y todavía podríamos cerrar más el círculo. Sin embargo, Devolo es europea. Alemana. Y eso, para los que peinamos canas, todavía supone una garantía.

Lo último que ha presentado esta compañía alemana -aún no ha llegado a las tiendas españolas- es un sistema de red que promete resolver prácticamente cualquier problema de cobertura combinando dos tecnologías: Power Line Communication (PLC) y WiFi 6.

Se conecta un equipo a uno de los enchufes y otro equipo a otro enchufe de la misma fase eléctrica. A su vez lo conectamos por cable Ethernet al router y ya está montada la red

Para refrescar, eso del PLC consiste básicamente en digitalizar la red eléctrica y convertirla en una red de datos. ¿Complicado? Para el usuario, no. Simplemente, se conecta un equipo a uno de los enchufes y otro equipo a otro enchufe de la misma fase eléctrica. A su vez lo conectamos por cable Ethernet al router y ya está montada la red PLC.

Todavía no he instalado el Magic 2 WiFi 6, pero en breve lo haré y comentaré si es tan sencillo o no instalarlo y si es tan efectivo como promete.

Los adaptadores, en este caso, son dobles. Tienen clavija para conectar por cable Ethernet un ordenador, la tele, la PlayStation... pero también crea una red inalámbrica, que es, como su nombre indica, WiFi 6.

Qué es Wi-Fi 6 y qué mejoras trae

Leer más

Ojo al tema de la sexta versión del estándar WiFi, porque para sacarle todo el jugo -que es mucho- los dispotivos que vayamos a conectar tienen que ser compatibles con ella. Si no, no compensa gastarse los 239,99 euros que cuesta el kit de dos adaptadores, sino que sería mejor optar por uno con WiFi 5.

Las ventajas de la sexta versión de WiFi (802.11ax) son importantes. No sólo aumenta sustancialmente la velocidad de las conexiones, sino que se incrementa el número de dispositivos conectados, mejora la estabilidad, reduce las interferencias...

La tecnología tienen que resolver todavía dos problemas: la pérdida de señal y la dificultad para traspasar ciertos obstáculos

Pero, ¿hace falta que sea PLC? Depende. En algunas ocasiones con un extensor de red WiFi puede servir, pero la tecnología tienen que resolver todavía dos problemas. El primero es la pérdida de señal. La cobertura del propio router va disminuyendo conforme te alejas de él; de esta forma, el repetidor ya no toma el 100% de la señal y, además, tiene una merma importante. El segundo problema es la dificultad para traspasar ciertos obstáculos: muebles con espejos, paredes alicatadas, instalaciones de hilo radiante, conducciones de calefacción... Todos estos elementos hacen cierto efecto de jaula de Faraday.

El PLC se salta esos problemas, ya que los paquetes de datos viajan por los cables de cobre de la instalación eléctrica. Aquí hay que tener en consideración otro par de variables. Es más que conveniente que los adaptadores estén conectados a la misma fase y, por otra parte, la calidad y antigüedad de la propia instalación influirá en la eficacia del sistema.

Precio

Cuando salga a la venta se podrá optar por dos packs. El inicial cuenta con un adaptador LAN -es el que hay que conectar al router- y otro WiFi. Cuesta 239,99. Hay un segundo kit, el Multiroom que añade otro adaptador inalámbrico y cuesta 399. Si todavía hace falta ampliar más, se puede adquirir un adaptador por separado que costará 179,90 euros.

En unas semanas, publicaré la prueba.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios