www.zonamovilidad.es
Huawei continúa tejiendo su ecosistema
Ampliar

Huawei continúa tejiendo su ecosistema

Por Javier López Tazón
x
javierlopezgmailcom/11/11/17

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

El gigante chino mantiene su estrategia de diversificación como fabricante de electrónica y con el desarrollo de su sistema operativo abierto HarmonyOS. Del móvil al infinito. En otros años, por estas fechas estaríamos hablando de los nuevos terminales de Huawei. No en vano, estaba a punto de lograr el triunfo de una estrategia orientada a […]

El gigante chino mantiene su estrategia de diversificación como fabricante de electrónica y con el desarrollo de su sistema operativo abierto HarmonyOS. Del móvil al infinito.

Huawei Mate 30 Pro, con un procesador Kirin 990, fabricado por la propia Huawei. Se presentó en septiembre de 2019. En la foto anterior, embarcando para el viaje de prensa de presentación del P30 Pro en vuelo chárter en marzo de 2019. Eran otros tiempos y, a pesar de la amenaza por espionaje, Huawei no había entrado todavía en la Entity List, lo haría en mayo del mismo año.

En otros años, por estas fechas estaríamos hablando de los nuevos terminales de Huawei. No en vano, estaba a punto de lograr el triunfo de una estrategia orientada a convertirse en el primer fabricante de móviles del mundo, por encima de Apple y de Samsung.

Pero eso era en otras épocas. Y no, el coronavirus no ha tenido nada que ver en el cambio de contenido.

Huawei está ahora mismo en un momento muy delicado. Tanto que ha tenido que cortarse un brazo y sacrificar Honor, recientemente vendida a un conglomerado de compañías chinas. Su inclusión en la Entity List por parte de la Administración Trump llevaba aparejado el veto para utilizar Google Mobile Services. Eso obligaba a buscar una alternativa en el nivel de sistema operativo y los servicios aparejados. Era una labor titánica que sólo un gigante de la electrónica podría acometer.

Cuando ya tenía una parte del camino recorrida -sobre todo la asimilación y la decisión de que debía construir su propio universo de servicios y aplicaciones-, llegó el segundo mazazo, probablemente más demoledor. Huawei no podría fabricar sus propios procesadores Kirin, ya que se basan en ARM, que bloqueó todas sus operaciones con Huawei. Y los Kirin, precisamente, han sido una de sus bazas fundamentales: procesadores muy potentes y versátiles en los que podía integrar módems 5G.

En el reciente Huawei Together 2021, encuentro virtual mantenido por la dirección de Consumo de Huawei en España el pasado jueves, planteé el tema. La cuestión es cómo va a seguir fabricando móviles y / o procesadores. La respuesta parecía sacada del manual de respuestas corporativas (ahora lo llaman “statement“): “Actualmente estamos trabajando en soluciones que nos van a permitir poder seguir en el negocio de Smartphones y que daremos a conocer tan pronto estén disponibles para ser lanzadas al mercado”.

Pero muchas de las contestaciones estaban marcadas por el mismo patrón. Una de las pocas ideas que se transmitieron con claridad y rotundidad fue el mantenimiento de la estrategia que se han marcado: “Hemos establecido una estrategia y nos mantenemos dentro de esa estrategia, es decir, hemos pensado en desarrollar un ecosistema y estamos trabajando duro para conseguirlo, y que la situación con EEUU cambie o no, para nosotros no es una variable que nos haga cambiar nuestra estrategia; nuestro planteamiento”. Es una respuesta que ya se ha oído en otras ocasiones en boca de Ramiro Larragán, director de marketing de la compañía en España.

Sin productos nuevos, excepto la llegada a España del altavoz Sound (179 euros y con una oferta de descuento de 30 euros hasta el día 14 de este mes), desarrollado con Devialet y muy parecido al Sound X, el mensaje de este Huawei Together era la evolución de su ecosistema, mostrar la aceptación de los Huawei Mobile Services (HMS), que sustituyen para los usuarios de sus terminales a los Google Mobile Services. Y, en especial, la evolución fuera de China. De una pincelada, de 2019 a 2020 se ha pasado de 600 millones a 700 millones de usuarios en todo el mundo; en Europa, de 68 millones a 90 millones.

¿Qué son los HMS? ¿Son tan importantes? Los Huawei Mobile Services son el sustituto de los servicios móviles de Google y la pieza clave del universo Android. Huawei ha tenido que ir desarrollando alternativas para la tienda de aplicaciones (App Gallery), el navegador, el buscador (Petal), los mapas de Google con su sistema de navegación (Petal Maps), los servicios en nube, los de música, vídeo, el asistente… así como miles de aplicaciones.

Las cifras parecen buenas, aunque no sabemos cuáles son las expectativas de Huawei, es decir, si responden al crecimiento esperado por la compañía tecnológica, lo superan o se quedan por debajo.

Aun en el supuesto de que las cifras fueran espectaculares, el momento seguiría siendo muy delicado. Huawei no se puede permitir continuar perdiendo cuota de mercado al ritmo que lo está haciendo en los últimos trimestres. Y es que, de aspirar al primer puesto, ha pasado a servir el 21% menos de terminales en 2020 que en 2019, según Counterpoint. Ha pasado de 238,7 millones de envíos a 187,7, por detrás -otra vez- de Apple (201,1 millones) y de Samsung (255,7 millones). Necesita mantener el negocio al mismo tiempo que lo transforma. No hay periodo de reflexión. Tiene que pasar de oruga a mariposa sin fases de crisálida.

Si todo sale bien, probablemente veamos una compañía diferente, más diversificada, más parecida a Xiaomi en cuanto a la amplitud del catálogo y a la colaboración con socios para fabricar desde patinetes a lavadoras, desde cepillos de dientes a televisores, desde ordenadores a… móviles. Y en todo ese universo, un sistema operativo transversal en competencia con Android: HarmonyOS. Pero parece que el camino es largo y tortuoso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios