www.zonamovilidad.es
Motiv Go, un altavoz centrado en el sonido
Ampliar

Motiv Go, un altavoz centrado en el sonido

Por Javier López Tazón
x
javierlopezgmailcom/11/11/17

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Teufel no se ha querido complicar la vida con su último altavoz inalámbrico: conexión BlueTooth y por puerto de auxiliares. Ni WiFi ni app para manejarlo. Un equipo de buena construcción con un sonido muy potente. El Motiv Go de Teufel es un altavoz BlueTooth que se ha centrado exclusivamente en sonar bien, sin otras […]

Teufel no se ha querido complicar la vida con su último altavoz inalámbrico: conexión BlueTooth y por puerto de auxiliares. Ni WiFi ni app para manejarlo. Un equipo de buena construcción con un sonido muy potente.

Relativamente pequeño, mide 20 x 11 x 6 centímetros, pesa casi un kilo. Buena señal.

El Motiv Go de Teufel es un altavoz BlueTooth que se ha centrado exclusivamente en sonar bien, sin otras concesiones. Por ejemplo, sólo se empareja a través de BlueTooth o por cable en el puerto mini jack. No hay que conectarlo a una red WiFi, una labor a veces bastante tediosa. A cambio, tampoco se puede controlar a través de una app ni hay posibilidad de ecualizar el sonido. Suena como suena, como viene de fábrica. Y es suficiente.

Lo primero que puede sorprender incluso antes de sacarlo de la caja es su peso. Para un equipo pequeño: 20 centímetros por 11 de alto y seis de grueso en su parte más ancha, tiene un peso de casi un kilo (900 gramos). Eso, por si acaso alguien piensa lo contrario, es buena señal. En principio, habla de buenos componentes y de que va a ser capaz de reproducir un sonido potente sin que vibre.

La segunda sorpresa es la sencillez de la puesta en marcha. Hay que cargarlo con el cable de alimentación suministrado. Para ello, hay que retirar la pestaña de goma que cubre la conexión eléctrica y el puerto mini jack de 3,5 milímetros para auxiliares. Conviene no perder la pestaña ya que es la que dará la estanqueidad necesaria para lograr la certificación IPX5. No es recomendable llevarlo a la playa o dejarlo en el borde de la piscina, ya que no es sumergible ni aguantará una caída al agua y una inmersión prolongada, pero sí resiste las salpicaduras si está cerca de la ducha, el lavabo o en la cocina.

El segundo paso de la configuración es tan “difícil” como encender el BlueTooth del móvil, pulsar el botón correspondiente en el Motiv Go (está en el lateral, justo sobre los puertos de alimentación y mini jack) y emparejarlos. A partir de ahí, se maneja con el móvil sin necesidad de descargar una app. En el propio equipo hay una botonadura en la que, además del botón de encendido y apagado y los de gestionar el volumen, están los tres habituales de detener y reanudar la reproducción –también sirven para aceptar o rechazar llamadas, ya que tiene micrófono integrado y se puede utilizar como manos libres, o para invocar el asistente digital del móvil-, avanzar y retroceder.
Un séptimo botón en la parte superior activa la función Dynamore de Teufel, el fabricante alemán de este Motiv Go. Básicamente, emula mediante software una mayor separación de los dos altavoces para generar una sensación de mayor amplitud del sonido estéreo.

Y aquí llega la tercera sorpresa, cuando comienza a sonar. Lo hace con una buena potencia y unos graves totalmente amaderados y reforzados. Tanto que merecería la pena haber pensado en un sistema de ecualización para rebajarlos un poco.

Todavía hay una cuarta sorpresa, y aquí entramos en el hardware. El propio apellido del equipo, “Go”, ya indica la movilidad que le permite la batería interna. Pero es que a volumen medio -más que suficiente para llenar una habitación de unos 12 metros cuadrados- una carga de batería da para 16 horas de reproducción.

Ya metidos en faena con el hardware, el equipo está montado sobre un chásis continuo de aluminio que le da la consistencia necesaria para evitar las vibraciones. Es un altavoz autoamplificado con un amplificador de tipo D y dos altavoces de rango completo con conos de cinco centímetros de diámetro se encargan de proyectar el sonido, reforzado por dos radiadores pasivos situados en el frontal y la parte posterior. Estos últimos son los responsables del refuerzo extra de graves. La potencia de salida total, según el fabricante, es de 20 W.

Los de oído más fino echarán en falta que la conexión BlueTooth no sea aptX HD; se queda en aptX, es decir que no alcanza por muy poco la calidad CD, aunque esta tecnología cubre el rango auditivo humano, desde los 20 hercios a los 20 kilohercios. Por cierto, no es compatible con los dispositivos de Apple, lo que no quiere decir, en modo alguno, que el Motiv Go no se pueda usar con iPhone.

De hecho, se puede reproducir música desde un ordenador, tablet, móvil… ya sea con sistema operativo Mac, iOS, Android, Windows… Y también se pueden utilizar los asistentes por voz de Android (Google Assistant) y Apple (Siri).

Una función que puede ser divertida es que se pueden emparejar, por ejemplo, dos móviles simultáneamente e ir alternando en la reproducción de los dos terminales.

Está disponible en varios colores: negro -el que yo estoy probando-, gris claro, verde y azul. Y cuesta 249,99 euros para un equipo muy bien construido y sencillo de usar.

Con la música a todas partes

Sony y Bose también han presentado propuestas de altavoces inalámbricos con baterías de 16 horas de autonomía. En la imagen, el SRS-XB13, de Sony.

Tiende a suceder que, cuando estás probando un equipo comienzan a llegarte notas e informaciones de productos del mismo tipo. Es muy habitual con los móviles, pero ya se sabe que los teléfonos van por temporadas. Ahora por ejemplo, en el entorno de finales de febrero-marzo, se concentran muchos lanzamientos. Era el efecto Mobile World Congress. O al revés.

En esta ocasión, me han llegado un par de propuestas de Bose y otro par de Sony. Las dos primeras son los equipos Revolve y Portable Home Speaker. En ambos casos son equipos inalámbricos con baterías que les permiten entre 12 y 16 horas, los dos son compatibles con diferentes asistentes digitales y, tratándose de Bose, no me cabe duda de que tendrán un gran sonido 360 grados.

Entre las diferencias, el Revolve solo se conecta a través de BlueTooth o cable y es compatible con Siri y Google Assistant a través del móvil, mientras que el Portable Home Speaker es además compatible directamente con los asistentes digitales Alexa y Google Assistant y se conecta también por WiFi lo que le permite independizarse del móvil para reproducir contenido. También son distintos, bastante, en el precio: 169 euros, el primero y 369, el segundo.

La primera propuesta de Sony es el SRS-XB13, un altavoz muy compacto (46 milímetros de diámetro y unos 60 de alto) y económico: 60 euros. Es BlueTooth y utiliza el sistema Fast Pair de Google, que le permite un emparejamiento semiautomático con dispositivos Android que se encuentren en su radio de acción. Tiene vocación sobre todo juvenil y veraniega: aguanta más que lluvia y salpicaduras, ya que está certificado como IP67 y anuncian que su batería le da para 16 horas.

La segunda propuesta de sonido de Sony no tiene nada que ver con todas las anteriores. Es el HT-S40R, un sistema de sonido 5.1 con barra, suwoofer y altavoces traseros inalámbricos que rinde 600 vatios de potencia. Como para dejarte aplastado contra la pared. En principio, el precio parece atractivo: 400 euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios