www.zonamovilidad.es

La marca italiana Tucano lanza su gama Lontra

Las Lontra mantienen el contenido seco mediante bolsas estancas que les dan flotabilidad.
Las Lontra mantienen el contenido seco mediante bolsas estancas que les dan flotabilidad.

Una mochila para nadar y guardar la ropa (seca)

Por Javier López Tazón
x
javierlopezgmailcom/11/11/17

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
Hay un axioma que dice que la electrónica no se lleva bien con el agua salada ni con la arena. Si quieres preservar tu móvil, tableta, ordenador, cámara... y si te gusta nadar y guardar la ropa, la mejor opción es una mochila como esta Lontra.

La historia de la mochila Lontra de Tucano se remonta a un encuentro entre Angelo Falletta, ecologista italiano y presidente de la asociación de senderismo acuático Ata Natura, y Franco Luini, director general de Tucano.

El primero ya había ideado una mochila específica para deportes náuticos, pero era demasiado adelantanta a su tiempo por el tipo de material que se necesitaba. El segundo es el responsable de una compañía que se dedica a diseñar y fabricar mochilas. Así que estaba cantado lo que podía salir de aquel encuentro: una mochila náutica realizada con tejido técnico y ecológica.

Además, en Tucano han mostrado una especial preocupación por la protección de los dispositivos electrónicos, que no podía faltar en esta Lontra. O mejor, en estas Lontras, porque son dos.

Por cierto, lontra, en italiano es nutria, un nombre que indica su vocación acuática y estamos entrando en la época más propicia para pensar en remojarse: excursiones por las riveras de ríos, travesía en velero (también sirve en barco a motor) con chapuzón incluido...

Pero estas mochilas -la mayor con capacidad de 70 litros y la pequeña de 30- están diseñadas para cumplir una función triple. La primera, la obvia: transportar el equipo seco (comida, móvil, cámara, ordenador, batería, ropa...); servir de baliza visual en caso de caída al agua y cumplir la función de salvavidas.

Materiales técnicos

La mochila en sí está fabricada con un material textil elaborado a partir del plástico de botellas recicladas. Para la de 70 litros se ha empleado el plástico equivalente al de 33 botellas, mientras la de 30 litros equivale a 21. Ésta es la parte externa, de un color naranja vivo y en la que se ha dispuesto de un buen número de ganchos y anclajes, así como unas aberturas para evacuar el agua que pueda entrar. El cierre de la boca principal se hace en forma de saco, no de cremallera.

Ambas mochilas contienen en su interior dos bolsas estancas cada una. De 40 y de dos litros y de 15 y dos litros, respectivamente. Estas bolsas, diseñadas para contener lo que queremos mantener seco, van a aportar además flotabilidad por el aire que queda en su interior cuando se cierran.

Así que tenemos una mochila de color chillón, que flota y que dispone de varios ganchos y anclajes en su superficie. Si el usuario cae al agua desde un barco o una canoa se puede mantener a flote sujetándose a la Lontra o incluso enganchándose a ella. Para aumentar la visibilidad, lleva incluso un soporte para colocar una bandera de señalización incluida.

Quiero probar la flotabilidad cuando la mochila está llena. Cuando lo consiga, mostraré cómo funciona. Los precios son 120 euros la de 30 litros y 190 la de 70 litros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios