www.zonamovilidad.es
Lenovo Yoga Tab 13
Lenovo Yoga Tab 13

Lenovo lanza las Yoga Tab 13 y 11, cada vez me cuesta más diferenciarlas de un portátil

Por Javier López Tazón
x
javierlopezgmailcom/11/11/17

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
La informática, en general, y las tabletas en particular, deben su segundo florecimiento a la pandemia. El mercado sigue creciendo y, además, se les exige cada vez más.

Más grandes, más potentes, con mejores pantallas, con el sonido mejorado, que sirvan no sólo para disfrutar de contenido, sino para crearlo, que se pueda trabajar y estudiar con ellas, pero también jugar en sus pantallas, que sean ligeras y portátiles pero que, con los complementos adecuados se conviertan en un ordenador o una consola...

Esto, que parece una especie de carta a los Reyes Magos, es lo que quieren los consumidores de las nuevas generaciones de tabletas. Al menos, es lo que Lenovo ha destilado de sus estudios de mercado. Y lo que han intentado volcar en sus nuevas tabletas, las Yoga Tab 13 y 11, adelantadas en el MWC Barcelona 2021.

Lenovo desvela tres nuevas tabletas en el MWC Barcelona 2021

Leer más

Pantalla, multimedia y batería

En el nombre ya se puede apreciar que están respondiendo, de entrada, a una de las características que se piden: más pantalla. En el modelo 'pequeño' alcanza las 11 pulgadas -hasta hace no mucho las grandes eran las que tenían este formato-, mientras la grande, llega a las 13, las habituales en los portátiles más pequeños y ligeros.

La pantalla es la carta de presentación de una tableta, así que conviene ser generoso con ella -también influirá en el precio, claro-. Los dos modelos cuentan con pantallas LCD de tecnología IPS (ofrece un ángulo de visión mejorado), con resolución 2K y un brillo de 400 nits, que, sin embargo, expuesta a plena luz del día no logra una visibilidad clara del contenido. Integra también dos sellos que se están convirtiendo en clásicos: Dolby Vision y HDR.

La vista es solo una de las patas del mundo audiovisual; queda el sonido. Y aquí también nos hemos vuelto exigentes. Queremos que la tableta se oiga bien, que se pueda disfrutar de una película y también de un videojuego. Y así, los dos modelos incluyen cuatro altavoces. Lenovo tiene la suerte en este aspecto de haber mantenido el diseño de sus tabletas con esa especie de cilindro en la base. En ese espacio cabe desde la electrónica hasta un sistema de apoyo -un asa que sirve de peana, agarre para transportarla como si fuera una cartera o para colgarla de una mesa o una pared-, pasando por una caja acústica de cinco centímetros cúbicos.

Una gran batería -con carga rápida a 30 vatios: más del 80% de carga en 90 minutos- rinde autonomía suficiente para doce horas de streaming. La del Tab 13 es de 10.000 miliamperios, mientras que la del Tab 11 se queda en 7.500mAh, pero su menor tamaño de pantalla le permite 15 horas de streaming.

Lenovo Yoga Tab 11

Rendimiento y conectividad

Al margen del tamaño de pantalla -y de batería- la diferencia fundamental entre ambos equipos es el procesador: el Tab 13 monta un Snapdragon 870 Mobile Platform con velocidad de reloj de 3,2 gigahercios, frente al MediaTek Helio G90T del Tab 11.

También habrá quien aprecie otra pequeña diferencia y es que el más grande cuenta con un puerto miniHDMI, además del USB tipo C, que le permite convertirse en una segunda pantalla de un PC.

Ambas son tabletas que trabajan con el sistema operativo de Google Android 11 y cuentan con sus herramientas Kids Space o Google Entertainment Space, además de llevar Netflix preinstalado.

Lenovo Yoga Tab 13

Precio y disponibilidad

Ambos equipos están ya disponibles y los precios arrancan en 799 euros para el Yoga Tab 13 con ocho gigas de RAM y 128 de almacenamiento (hay otro modelo con 256 ), y 349 el Yoga Tab 11, con cuatro gigas de RAM y 128 (está disponible otro modelo de 8/256).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios