www.zonamovilidad.es
Televisor QNED de LG con tecnología miniLED.
Televisor QNED de LG con tecnología miniLED.

LG achica espacios

Por Javier López Tazón
x
javierlopezgmailcom/11/11/17

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
Presenta nuevas tecnologías de imagen que van ocupando huecos entre los paneles basados en LCD y más allá de los OLED: los QNED MiniLED y los OLED Evo

Como estamos en plena Eurocopa y los fabricantes de televisores se han aliado hace tiempo con el fútbol como palanca de marketing, me atrevo a utilizar ese "achicar espacios". Para quienes sean ajenos al término, tomo la definición de feeldeporte.com:

"Achicar Espacios o Achique es la acción táctica y estratégica conjunta de reducir espacios (...) con la intención de impedir que los (...) rivales continúen con su juego ofensivo, y robarles el balón lo antes posible".

Para entenderlo bien habría que reemplazar la palabra balón por idea y tendríamos la definición del movimiento que está haciendo LG con su gama de televisores. De un vistazo rápido quedarían tres categorías para los televisores con panel LED -UHD TV, NanoCell y Qned MiniLED- y otras tres para los OLED -OLED a palo seco, OLED evo y Signature (Z1 y R1)-.

A mí me queda clarísimo. Lo nuevo de verdad de este año, más allá de la puesta al día anual, son las categorías MiniLED y Evo; la primera, en la cúspide de su oferta en paneles retroiluminados LED y la segunda, como una versión avanzada de OLED que, poco a poco, irá extendiéndose a todos los televisores OLED de LG.

Hasta la llegada del OLED, los paneles de las teles se iluminaban con varios tubos fluorescentes colocados por detrás de la pantalla. Más tarde esos tubos se reemplazaron por lámparas LED que se coloraron en los laterales, en varios o solo en uno. Eran tiras con varios puntos de luz y más tarde se impuso el Full Array LED: todo el panel estaba retroiluminado por una matriz de lámparas LED.

30.000 leds

Como su nombre indica, el MiniLED consiste en reemplazar esa matriz, que en el mejor de los casos contenía 600 puntos de luz, por otra que, en el peor de los casos, tiene 6.000. El mejor QNED MiniLED del catálogo de LG tiene unos 30.000 Leds que se controlan independientemente.

La obsesión de LG como fabricante de televisores -además de mantener su cuota de mercado, claro- se centra en la mejora de la luminosidad y de la colorimetría. La primera se logra mediante la aplicación de la retroiluminación por miniLED, mientras que han superado el 98% del espacio de color DCI P3.

Ya están disponibles tres modelos, dos con resolución 8K y un tercero 4K. Los precios van desde los 2.299 euros para el 4K de 65 pulgadas (también lo hay en 75 y 86), hasta los 3.999 euros para el QNED99P con resolución 8K y 65 pulgadas (está también disponible en 75 y 86. El modelo intermedio, QNED96P, de 65 pulgadas cuesta 2.999.

La evolución del OLED

La segunda novedad, ya en la gama de los OLED, se llama evo, pero ya incluso antes de que LG la lanzara al mercado, otras marcas comenzaban a mover sus propios paneles Evo. Desde esta compañía coreana se incide en la diferencia. "Nosotros no sólo metemos más potencia a los transistores para ganar en luminosidad. Nuestros paneles evo son una evolución. Hemos conseguido mejorar el azul y el rojo y hemos añadido el verde", explica Luis Navarrete, especialista de LG en televisores.

Evo es una evolución profunda de los paneles OLED, ya que implica nuevos materiales para los paneles rojo y azul, más una capa verde. Simultáneamente han logrado desplazar hacia la izquierda de su frecuencia el azul, estrechando su banda, y hacia la derecha el rojo, con lo que logran incrementar intensidad y color, respectivamente, a la vez que la capa verde favorece la luminosidad. La precisión del color pasa a ser el 100%.

Este nuevo OLED irá sustituyendo en la medida en la que logren fabricar más y a mayor velocidad los paneles que equipa toda la gama de LG, pero, de momento, se queda en serie G, la intermedia entre los televisores autoluminiscentes de entrada C y los superexclusivos Z. La resolución es 4K y, en cuanto a tamaño, arranca en 55 pulgadas a un precio de 2.499. El nuevo OLED C1 de 48 pulgadas cuesta 900 euros menos. Y si un buen QNED miniLED puede tener 30.000 lámparas para retroiluminar por sectores la pantalla, un panel OLED 4K tendrá unos 24 millones...

Si hace un par de años hacía falta un máster para elegir un televisor, ahora ya es un grado de tres años. Cada temporada se añaden un par de conceptos nuevos, se recuperan otros o se rebautizan los de más allá. Sólo en torno a OLED, han ido desarrollándose QLED, ULED, QNED y ahora OLED evo.

Y lo que queda, porque el mercado OLED ya supone el 14% de los televisores que se venden en España. Y en ese territorio, LG se lleva la parte del león, el 70%. En conjunto, el 31% de las teles que se venden en nuestro país son LG.

Quien esté pensando en comprar un televisor, aunque no sea de LG, debería pasarse por el comparador de esta compañía. En esta página informa del consumo energético y del ahorro que se podría conseguir eligiendo los modelos más eficientes. Según la propia web, en la vida de un televisor la diferencia total de consumo puede llegar a casi los 2.000 euros (1.976 con el precio de marzo de este año).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

1 comentarios