www.zonamovilidad.es

Prueba del aspirador Roborock H7

El Roborock H7 con todos los accesorios de serie.
El Roborock H7 con todos los accesorios de serie. (Foto: JLT)

Prueba del aspirador Roborock H7, más potencia, mayor capacidad y ¿bolsa para el polvo?

Por Javier López Tazón
x
javierlopezgmailcom/11/11/17

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
El nuevo aspirador de escoba H7 es una renovación del H6. Le han aumentado la potencia hasta los 160 vatios aire, la capacidad del depósito y se puede usar con bolsas.

A pesar de que comercialice sus propios aspiradores, Roborock es más conocido por fabricar los aspiradores de Xiaomi. De hecho, es una de las múltiples compañías que forman el ecosistema que permite a Xiaomi poner en el mercado un catálogo tan inmenso y variado de productos. Y es que se puede encontrar el sello Mi en bolígrafos, patinetes, televisores, ordenadores, móviles, cepillos de dientes... hasta en toallas.

O, por supuesto, en aspiradores. En este caso, fabricados por Roborock. De hecho, el primer equipo que lanzó esta compañía fue el Mi Home Robotic Vacuum Cleaner, bajo la marca de Xiaomi, en 2016. El año siguiente comenzarían a compatibilizar la comercialización de otros robots aspiradores con su propia marca Roborock.

Creo que el primer Roborock que probé fue un S5, un robot aspirador que apuntaba maneras con un sistema de navegación muy avanzado y que se perfeccionaría con los S6 y S7 hasta un nivel impresionante.

Pero ahora hablamos de otra categoría, de la serie H, que son aspiradores tipo escoba. Desde que Dyson revolucionó la forma de aspirar, prácticamente no hay fabricante (Vorwerk puede ser la excepción con su Kobold) que lance productos que no sean ciclónicos. Y Roborock no ha sido diferente. Tanto el H6 como su sucesor son aspiradores de escoba con el motor ciclónico, el depósito y la batería en la empuñadura.

Un H6 con algunas modificaciones

Básicamente, el H7 es una ligera evolución sobre el H6, así que disfruta de las mismas bondades. Por ejemplo, una batería compacta y no muy pesada (el equipo, sin cepillo ni brazo pesa 1,46 kilos) que se carga desde cero en dos horas y media y rinde noventa minutos (en el primer nivel de aspiración, la autonomía se reduce drásticamente cuando ponemos el turbo), unos accesorios bien pensados, un sistema de filtrado eficaz, dos cabezales de limpieza motorizados...

Es decir, que el H7 ofrece un uso muy sencillo, se accede fácilmente tanto debajo de un sofá como al rincón del carril de las cortinas, limpia con el mismo cabezal suelos duros, parqués o alfombras (añade 50 vatios de potencia) y la autonomía y capacidad de succión da para la limpieza de una vez de una casa media.

Han cambiado el soporte para guardar el aspirador con sus componentes por otro magnético

Casi se podría decir que si aplicáramos la máxima de "si funciona, no toques", no deberían haber hecho nada. Y, sin embargo, han tocado varios aspectos. Uno de ellos no sé si me convence. Han cambiado el soporte para guardar el aspirador con sus componentes por otro magnético. ¿?

Me explico, el H6 tenía un soporte más o menos convencional: se atornillaba en la pared, se le conectaba el cable de alimentación y tenía una serie de enganches para dejar todos los accesorios ordenados. Era apañado y cabía perfectamente detrás de una puerta. El H7 se ha modernizado: también se atornilla a la pared y se le conecta el cable de alimentación, pero no tiene enganches; los accesorios se sujentan por magnetismo. La única ventaja que le veo es que se pueden guardar pegados a la nevera como los recuerdos del verano.

¿Las bolsas no son cosa del pasado?

En la discusión bolsas sí, bolsas no en el mundillo de los aspiradores hay un par de argumentos enfrentados. Por un lado, las bolsas parecían más eficaces que otros sistemas para atrapar partículas pequeñas; por otro lado, cuanto más capacidad de filtrado, más potencia necesita el aspirador; las bolsas son también más "limpias" a la hora de vaciar el depósito, pero suponen un gasto extra.

Roborock permite utilizar el H7 como un ciclónico convencional o con una bolsa

Durante estos últimos años parecía que la guerra la había ganado sin dudas el motor ciclónico. Quedaba "la" excepcion de Vorwerk con su Kobold (es el fabricante de Thermomix) y ahora, Roborock se ha sumado, ya que permite utilizar el H7 como un ciclónico convencional o con una bolsa (en la caja vienen dos).

La verdad es que es mucho más limpio cuando toca vaciar el depósito. Al retirar la bolsa se queda cerrada y se evita que el polvo más fino quede en suspensión y vuelva a depositarse en el suelo (o ser aspirado al respirar).

La compatibilidad con las bolsas (tienen poca capacidad, apenas para un par de limpiezas a fondo en una casa de tamaño medio) es la novedad más diferenciadora del H7 con respecto al H6, pero no la única. El H7 ha aumentado la capacidad del depósito de los 500 mililitros a 560 ml.

Diez vatios aire más de potencia

Siempre que se lanza una nueva versión, tiene que ser más potente que la anterior, así que otra de las novedades es que los vatios aire (capacidad de aspiración: AW) han pasado de 150 a 160, más que suficiente para compensar el uso de bolsas para recoger la suciedad.

Cuando analicé el H6 no hice el hincapié que se merecía en el sistema de filtrado y de limpieza del mismo. Está compuesto por cinco capas y, según comunica la propia compañía, atrapa hasta el 99,99% de las partículas de más de 0,3 micras de diámetro y, excepto el propio motor, todas las piezas se pueden lavar con agua, incluso el filtro HEPA. La única condición es que, antes de montar las piezas estén perfectamente secas.

El precio, en el portal ebay es de 399 euros; en Amazon, en cambio, lo da como no disponible.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios