www.zonamovilidad.es

Prueba de los Sony WF-1000XM4

Los M4 han logrado mejorar sustancialmente el sonido y la cancelación de ruido.
Los M4 han logrado mejorar sustancialmente el sonido y la cancelación de ruido. (Foto: JLT)

Si te los puedes permitir, no lo dudes

Por Javier López Tazón
x
javierlopezgmailcom/11/11/17

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
Lo único malo que tienen los nuevos auriculares de Sony es el precio. Y no es que no lo valgan. Si quieres buen sonido y buena cancelación de ruido, son la opción de este año.

Del cerdo, hasta los andares. Perdón porque igual suena muy fuerte el dicho, pero es lo que me ha venido a la cabeza al comenzar a escribir sobre estos cascos. La cosa ya prometía en la presentación hace un par de semanas, pero desde que los desembalé prácticamente todo han sido sorpresas positivas.

Para empezar, el propio embalaje. Parece una minatura de caja bento, mejor, una fiambrera bento, esas en las que hay dos o tres bandejas apiladas para llevar la comida del día. La caja está realizada en un 99% con papel ecológico y es libre de plástico.

Pero lo bueno de verdad viene cuando liberas el estuche de su cinturón de papel. Es sensiblemente más pequeño que la versión anterior (el 40% menos de volumen). Al abrirlo, un led verde se encarga de avisar de que en esta ocasión a Sony no se le ha olvidado colocar una señal del estado de la batería.

No sólo es ahora lo suficientemente comprimido para llevarlo en el bolsillo sin perder la capacidad para dos cargas extra, sino que, además, es compatible con la carga inalámbrica Qi. Es cierto que es mucho más lenta que la súper rápida (en un chute de cinco minutos le da para una hora de reproducción), pero es muy cómoda una vez que la tienes instalada: dejas el estuche sobre la base de carga y te olvidas.

Tamaño grande, pero compensa

El estuche de carga se ha reducido en un 40% con respecto a la versión anterior.Cuando se abre el estuche y se extraen los auriculares, es cuando se puede comprobar que siguen siendo voluminosos. En el artículo sobre la presentación decía que habían reducido considerablemente el tamaño de los auriculares con respecto a los M3, pero todavía siguen siendo grandes, sobre todo cuando se comparan con otros auriculares también de gama alta y con buen sonido.

Desde hace varias generaciones de auriculares -tanto de diadema como internos-, Sony ha presumido de "la mejor cancelación de ruido del mercado". Pero cada año, hay marcas que se le acercan. Con los M4 ha vuelto a dar un salto importante. Hace poco he estado probando unos cascos de diadema circumaurales de los que se supone que la cancelación pasiva debería ser muy buena de una de esas marcas caras-caras y, sin embargo, el sistema de Sony lo supera con creces.

Cuatro micrófonos, un nuevo procesador, el V1 y el algoritmo correspondiente se encargan de que la ANC (cancelación activa de ruido) funcione de maravilla. Además, no se trata de un sí o no, sino que incluye todas las zonas de grises. La cancelación se vincula con la detección de la situación (andando, corriendo, viajando o quieto), del lugar (aprende de los sitios en los que más tiempo pasamos y lo que hacemos en ellos: trabajo, casa...) y del habla.

Cancelación de ruido configurable

En función de la composición de lugar, la cancelación de ruido será mayor o más transparente. Algo que, además podemos configurar en la app Headphones, una de las más completas, por no decir la más. Aquí podemos definir lugares habituales y el modo que queremos en ellos, activar o desactivar los sistemas de detección, regular la sensibilidad...

Los nuevos M4 han superado en cancelación de audio a los anteriores M3, pero también en la calidad del sonido. Mantienen un diafragma de seis milímetros, pero aumentan el 20% los imanes.

También contribuye la transmisión BlueTooth directa a las dos unidades e incide otra novedad: las almohadillas han cambiado de material y han pasado de la silicona a espuma de poliuretano. El efecto es un mejor cierre y, por lo tanto, un mayor aislamiento y también una mayor sujeción. MI sensación es que este nuevo material cuesta un poco más a la hora de ajustarlo, pero luego permanece bien sujeto y aísla bien.

Sonido 360 para app de pago

El sonido es muy bueno, pero todavía se puede mejorar. Los usuarios de alguna de las app de pago de Deezer (no vale la gratis con publicidad), Tidal o nugs.net pueden dar un paso más en la calidad del sonido y experimentar 360 Reality Audio.

Es como escuchar en tres dimensiones. La idea del 360 Reality Audio es sacar el sonido de la cabeza. Cuando se utilizan auriculares se escucha desde dentro de los oídos; lo que pretende -y se puede comprobar incluso en las demos de la web- esta tecnología es reproducir el sonido como si nos llegara de fuera. De esta forma, se puede llegar a identificar que la guitarra está delante de nosotros a la derecha, que la voz nos llega de arriba, o la batería nos golpea de frente. Es toda una experiencia.

En la entradilla escribo que lo único malo que tienen es el precio: 280 euros, pero tiene otro inconveniente. Todavía no son multipunto. No se puede cambiar de una fuente a otra de forma transparente, sino que te tienes que desconectar de una para conectarte a la siguiente. Tarea pendiente para la próxima edición. ¿O tal vez para una actualización?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios