www.zonamovilidad.es

Revisitando 'Ghost of Tsushima'

Jin Sakai en la isla Iki, el nuevo escenario de 'Ghost of Tsushima Director's Cut'.
Jin Sakai en la isla Iki, el nuevo escenario de 'Ghost of Tsushima Director's Cut'.

La versión del director agranda más el juego

Por Javier López Tazón
x
javierlopezgmailcom/11/11/17

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

'Ghost of Tsushima Director's Cut' añade el escenario de la isla de Iki, pero sobre todo, afina los gráficos, saca más partido del mando Dual Sense y da más profundidad al personaje.

La vida del periodista especializado en videojuegos tiene que ser muy estresante. No es broma ni envidia. A mí me ha llevado más de un mes meterme de nuevo en la piel de Jin Sakai y descubrir la isla de Iki. Y los especialistas ya se habían pasado el juego -entiendo que la línea principal- en un par de días.

Ghost of Tsushima Director's Cut llegó en pleno agosto, el día 20. Yo no pude ponerme a los mandos de la PS5 hasta entrado septiembre. Desde entonces he estado jugando intermitentemente a esta nueva versión mejorada de un título que en su lanzamiento original ya me pareció espectacular.

GoT me parece espectacular, pero, así como en agosto, en apenas una semana, se colocó en el primer lugar entre los títulos más vendidos para PS5, en septiembre cayó al décimo puesto

Aunque, por otra parte, es posible que sea un poco raro en esto de los videojuegos. GoT me parece espectacular, pero, así como en agosto, en apenas una semana, se colocó en el primer lugar entre los títulos más vendidos para PS5, en septiembre cayó al décimo puesto y en octubre ha remontado algo hasta el octavo puesto, según los datos que suministra la Asociación Española de Videojuegos (AEVI).

Con una distribución de PS5 a cuentagotas -ahora agravada por la falta de chips y por el gran atasco en el transporte mundial- desde Sony y el estudio Sucker Punch han hecho bien en mantener la compatibilidad de este título con la PS4 para aprovechar la gran base de esta consola instalada. Pero es una pena, porque donde realmente merece la pena jugar la última versión de Ghost of Tsushima es en la PS5.

Un juego violento y hermoso como el Japón de los antiguos samuráis

Leer más

La diferencia está en el mando

Por un lado, la potencia gráfica de la última videoconsola de Sony permite apreciar las mejoras que se han introducido en las expresiones de los rostros, los ropajes, los juegos de luces... Y es que le han añadido más variedad y profundidad a un paisaje de por sí muy rico.

Por otra parte, el mayor cambio del juego se apoya en el mando de la PS5, en el Dual Sense. Aquí sí que se aprecia la resistencia de los gatillos al disparar flechas, incluso la intensidad del choque de las armas al luchar, todo ello acompañado por el sonido procedente del mini altavoz del propio mando.

Las primeras revisitas al Japón invadido por los mongoles tenían pocas novedades. Además, uno enseguida se acostumbra a los cambios a mejor y pronto se asumen y dejan de verse como novedades los cambios gráficos.

La transición del original a la versión del director es totalmente transparente: una vez descargado, se arranca desde la nueva interfaz. Es algo diferente, pero no rompe con la funcionalidad ni con la estética.

¿Dónde está esa isla?

Tras unas semanas de volver a recorrer las islas, seguía sin descubrir el nuevo territorio: la isla Iki. No aparece en ningún menú. Es como una promesa fantasma. Hasta que al regresar a Toyotama, en Akashima, te encuentras con la misión "Viaje al pasado". Y ahí vuelve a empezar todo porque llegas como un Jin Sakai náufrago que, incluso ha perdido su montura...

Evidentemente, los malos siguen siendo los mongoles y los buenos los japoneses, pero se dejan entrever zonas oscuras en el pasado del padre de Jin.

La aventura por la isla Iki supone encontrarse con enemigos más feroces, enfrentarse a las visiones provocadas por el Águila y, sobre todo, recordar el pasado, despertar la memoria de lo que fue la guerra de los samuráis comandados por Kasumasa Sakai contra los piratas y contrabandistas de Iki.

No quiero desentrañar más el guión, pero gana más en esas zonas grises que no suelen estar muy presentes en los juegos en los que hay buenos y malos. Evidentemente, los malos siguen siendo los mongoles y los buenos los japoneses, pero se dejan entrever zonas oscuras en el pasado del padre de Jin.

Por cierto, conviene encontrar pronto alguna armadura distinta de la del clan Sakai. Los samuráis no están muy bien vistos en Iki. Y menos los del clan Sakai.

79,99 euros. Este es el precio para la PS5.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios