www.zonamovilidad.es
Neffos X9, el mayor atractivo está en el precio: 170 euros
Ampliar

Neffos X9, el mayor atractivo está en el precio: 170 euros

Por Javier López Tazón
x
javierlopezgmailcom/11/11/17

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

El último buque insignia de TP-Link, el Neffos X9, se puede adquirir por un precio muy ajustado teniendo en cuenta sus características. El caso de TP-Link y su gama de móviles Neffos es, en el sentido de conocimiento de marca, lo contrario que BQ. Conocemos esta marca española no por el nombre de su matriz, […]

El último buque insignia de TP-Link, el Neffos X9, se puede adquirir por un precio muy ajustado teniendo en cuenta sus características.

El caso de TP-Link y su gama de móviles Neffos es, en el sentido de conocimiento de marca, lo contrario que BQ. Conocemos esta marca española no por el nombre de su matriz, Mundo Reader, sino por el de su división de telefonía, BQ. Con los Neffos pasa lo contrario, la conocida es la matriz: TP-Link, fundamentalmente por sus modems, routers y sistemas de redes inalámbricas en general. Es una fortaleza que utilizan como palanca para intentar abrirse camino en el proceloso territorio de la telefonía móvil.

Podría tener cierto paralelismo con marcas como ZTE o Huawei, que supieron trasladar, sobre toda esta última, su posición como proveedores de soluciones de red a sus divisiones móviles. Pero Neffos, la marca de TP-Link, llegó mucho más tarde. Y la mayoría del pescado ya estaba vendido, aunque la capacidad de resistencia también puede ser una llave de éxito.

Aunque en estos momentos en los que el desembarco oficial de un buen número de compañías chinas está cambiando el panorama, la llave del éxito, al margen del siempre impredecible veredicto del público, es el precio. El de este X9 es de en torno a los 170 euros, aunque cuando se lanzó costaba a partir de 190, una erosión de precio no muy profunda pero que lo hace más atractivo.

Un móvil ‘pintón’

Por ese precio no se puede esperar un milagro, pero sí es muy “pintón”, y tomo prestado nuevamente el adjetivo de Antonio Ortiz (@antonello). Olvidémonos del metal, la trasera del X9 es de material plástico y tampoco pensemos en los procesadores más potentes de Qualcomm que suelen ser la opción de las gamas más altas. El terminal de TP-Link monta un octacore de la competencia, de Mediatek, en concreto, el MT6750, y se queda con tres (cuatro en la opción superior que ofrece cuatro y 64 GB de almacenamiento) gigas de memoria RAM y 32 de almacenamiento. La ventaja del mundo Android (no todos, incluido el propio Pixel 3) es que se puede ampliar la capacidad mediante tarjetas, en esta ocasión hasta 128 gigas en formato micro SD.

Admite dos tarjetas SIM (útil para utilizar dos líneas de móvil en el mismo dispositivo: trabajo y particular…), pero hay que prescindir de una si vamos a insertar una tarjeta de memoria.

Pantalla ‘infinita’

El formato de la pantalla está a la última: pantalla infinita con un ratio un poco superior al 86%, es decir que el 86% de la superficie frontal total es pantalla. Tiene casi seis pulgadas (5,99″), proporción 18:9 y una resolución ajustadita: HD+, 1440 x 720 puntos.
Las cámaras son suficientes para su función. La delantera, con un sensor de ocho megapíxeles, permite selfies de grupo ya que el objetivo es un gran angular que cubre 86 grados (no corrige las aberraciones de los extremos así que los que estén en los laterales de la foto saldrán algo deformados) y, cómo no, incluye modo belleza.

La trasera se apunta a la moda dual. Combina dos cámaras de 13 y de 5 megapíxeles, respectivamente, que le permiten realizar un correcto efecto Bokeh, es decir, destacar bien enfocado el objeto principal de la toma y desenfocar el fondo.

Identificación facial (con buena luz)

Aprovecha la cámara delantera de ocho megapíxeles para desbloquear el terminal por identificación facial. No es muy rápido, pero sí es capaz de reconocer el mismo rostro con sin gafas. Eso sí, necesita una buena iluminación, en cuanto la luz ambiente desciende hay que recurrir al escáner de huellas, este sí, bastante más rápido.

Para un móvil con pantalla de casi seis pulgadas se podría haber ampliado un poco la capacidad de la batería. Es de 3.060 miliamperios y compatible con carga rápida. Incluye un cargador de cinco voltios y promete (no lo he podido comprobar) que tras 500 ciclos de carga completos mantiene el 80% de su capacidad.

Compensa alguna de sus carencias con un diseño de acabados buenos y un volumen compacto: apenas tiene un grosor de 7,85 milímetros por una altura de 159,47 y una anchura de 76,31 milímetros. El peso es de 168 gramos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios