www.zonamovilidad.es
Jeep y Suzuki investigados por haber manipulado, supuestamente, sus emisiones en Países Bajos
Ampliar

Jeep y Suzuki investigados por haber manipulado, supuestamente, sus emisiones en Países Bajos

lunes 27 de enero de 2020, 21:29h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Varios modelos diésel de Jeep y Suzuki, entre los que se encuentran el Suzuki Vitara y el Jeep Grand Cherokee, están bajo investigación por las autoridades holandesas por posible fraude en las cifras reportadas de emisiones.

El departamento de tráfico de los Países Bajos (RDW) está investigando a Jeep y Suzuki por sospechas de que ambas marcas habrían cometido fraude a la hora de especificar las emisiones de los modelos Grand Cherokee y Vitara respectivamente.

Estas sospechas han sido fundamentadas como resultado del Caso Volkswagen. En el año 2015 se descubrió que los vehículos Volkswagen llevaban instalado de forma ilegal un software que alteraba los resultados de los controles técnicos en cuanto a emisiones. Esta alteración de los controles permitía a los motores de la compañía superar los estándares establecidos por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA).

Dieselgate

En 2012, la Unidad de West Virginia realizó un estudio para comprobar si existía una discrepancia entre las emisiones de diferentes vehículos en situación de control y en situaciones reales de conducción. Un equipo realizó diversas pruebas de conducción en la Costa Oeste de Estados Unidos con un VW Pasat, un VW Jetta y un BMW X5.

Tras el análisis de las pruebas, se estableció que los vehículos de Volkswagen multiplicaban entre 10 y 35 veces las tasas de emisiones en situaciones de conducción real frente a las pruebas comunes. Estos resultados se conocieron en 2013 y dos años después la EPA destapó el escándalo. Al parecer, diez años antes un grupo de ingenieros de la empresa alemana no consiguió una solución técnica a tiempo para pasar los controles estadounidenses, por lo que se optó por la implantación de un software que manipulaba la detección de emisiones. A pesar de que un tiempo después la empresa conseguiría finalmente una solución, se decidió mantener el software en más de 11 millones de vehículos.

La implicación actual de Jeep y Suzuki

La investigación llevada a cabo por la RDW arroja que tanto Jeep como Suzuki estarían empleando tácticas no autorizadas para reducir las emisiones del motor. "Los sistemas de control de emisiones de este tipo de vehículos funcionan de manera diferente en la carretera que durante la prueba oficial", ha subrayado RDW.

Suzuki, tras recibir una advertencia por parte de las autoridades holandesas, desarrolló y aplicó una mejora del software a todos los vehículos europeos de la marca. A pesar de ello, el departamento de tráfico holandés no ha encontrado ninguna mejora en el problema. Jeep también ha mejorado el software, y seguirá aplicando la actualización en todos sus vehículos.

Desde la marca japonesa se ha asegurado que se seguirá colaborando con la investigación. A pesar de ello, Suzuki fue informada ya en diciembre de nuevas irregularidades encontradas en el nuevo software. La empresa tiene de plazo hasta mediados de febrero para solucionar el problema, de lo contrario la RDW podría comenzar a retirar los modelos que lleven implantado el sistema.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios