www.zonamovilidad.es

Prueba del Router Archer AX20 y el extensor RE505X, de TP-Link

Router Archer AX20 de TP-Link
Ampliar
Router Archer AX20 de TP-Link (Foto: JLT)

WiFi 6, mejor cobertura y más seguridad

Por Javier López Tazón
x
javierlopezgmailcom/11/11/17

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Los últimos routers y extensores de TP-Link aprovechan las ventajas del WiFi 6 y de la tecnología de red de malla. El resultado es una cobertura mayor y con más dispositivos conectados.

El reto para probar el Archer AX20 y el RE505X, ambos de TP-Link, ha sido exigente. No es fácil crear una red para cubrir una casa de una planta grande que, a la vez tenga que sortear muros gruesos, muebles con espejos y, como suele suceder, tenga la entrada del cable telefónico en un extremo de la vivienda.

Añadámosle otra dificultad: aquí no hay fibra; el proveedor de Internet, a la sazón Movistar, no se digna ofrecer fibra en el domicilio en el que he estado probando los equipos. Así que la base sobre la que tienen que trabajar es una conexión de ADSL con 10 megas escasos y no muy estable.

Con estas condiciones, el objetivo era poder conectar unos cuantos dispositivos simultáneamente, perder el mínimo posible de la capacidad en la conversión de cable a WiFi y lograr que la cobertura llegara a toda la casa.

Los que hemos tenido problemas de cobertura WiFi -que levante la mano el que no los haya tenido- hemos ido sumando un par de términos relativamente nuevos a nuestro vocabulario habitual: uno de ellos es "mesh" y el otro es "beamforming". A ellos hay que sumar la última versión de WiFi, la 6, que añade mejoras importantes a las anteriores.

Qué es WiFi 6 y qué mejoras trae

Leer más

Y estas son las características que me llevaron a probar estos dos equipos de TP-Link. Comenzando por el final, las redes WiFi 6 o WiFi AX (802.11ax) permiten velocidades de transmisión de casi diez gigas por segundo y multiplican por cuatro el número de dispositivos que se pueden conectar simultáneamente.

El paso de la modulación de 256 QAM del WiFi AC (802.11ac) a los 1.024 QAM actuales mejora las velocidades en un 25% (si alguien está interesado, en este sitio de Huawei se explica bien el tema de la modulación). A la vez, al triplicar las subportadoras logra un aumento considerable de la estabilidad y de la cobertura.

En TP-Link ejemplifican el salto al nuevo estándar WiFi comparándolo con el tráfico y el transporte. Pasar de una banda de 80 megahercios a otra de 160 lo equiparan con circular por una carretera de un carril por sentido a dos. Y, simultáneamente, el empleo de OFDMA (Acceso Múltiple por División de Frecuencias Ortogonales). Aquí se explica como pasar de un sistema de transporte de mercancías en el que cada camión sólo puede transportar un paquete a cada cliente a que sea capaz de entregar múltiples paquetes a múltiples clientes.

Ambos equipos son duales, trabajan con 2,4 gigahercios o con cinco, pero no todos los dispositivos son compatibles con esta última, aunque cada día hay más

Esta es tal vez la mejora fundamental, pero para poder disfrutar de ella, el terminal (móvil, tableta, ordenador... tiene que participar del mismo protocolo. Sucede lo mismo con las bandas que utiliza. Ambos equipos son duales, trabajan con 2,4 gigahercios o con cinco, pero no todos los dispositivos son compatibles con esta última, aunque cada día hay más.

La tecnología "mesh" o malla, en castellano, consiste en crear una red transparente con varios equipos, básicamente un router y un repetidor o punto de acceso. Ya, esto parece más antiguo que los juguetes de hojalata. La diferencia está en la gestión. No funcionan como elementos separados, sino que se crea una red WiFi única, con el mismo nombre y contraseña y, cuando funcionan bien, tu móvil se va conectando al punto más cercano sin que tengas que intervenir.

El "beamforming" llegó al WiFi con el estándar 5, pero es un término que se quedó en el ámbito friki. De forma muy simplificada, supone que los router tengan inteligencia para detectar la dirección en la que se encuentra el dispositivo que se conecta y enfoca su señal hacia él.

Con todo este preámbulo podría parecer que la instalación va a ser un horror, complicadísima. Al menos para tercero o cuarto de cuñados, pero no. Es sencilla. En parte, porque se trata de un router, no de un módem: no hay que configurar prácticamente nada.

El router se debe conectar al módem existente que, a su vez, estará enchufado a la toma de teléfono o al ONT de fibra. En nuestro caso, lo hemos utilizado con un módem ADSL. La configuración se realiza mediante una app y lleva apenas unos minutos: apagar el módem, conectarlo al router, enchufar este a la red, encenderlo, encender el módem y listo.

Prueba Amplificador Smart WiFi 6 de Movistar

Leer más

Con el Archer AX20 en marcha, el RE505X es un gran complemento para ampliar la red al resto de la casa. Hay que enchufarlo a la red eléctrica cerca del router y dejar que "vea" la red; cuando todos los LED están en azul sólido, lo trasladamos al punto en el que queremos colocarlo con la precaución de que al menos debe tener el 50% de cobertura para poder funcionar bien.

Extensor RE505X de TP-LinkEl resultado ha sido satisfactorio teniendo en cuenta la base de la que se parte. No hay forma de que no se pierda señal al convertir una red cableada (LAN) en inalámbrica (WLAN). Pero la reducción de velocidad ha sido menor de lo esperado. En el punto más lejano, ya conectado al RE505 (se puede comprobar en la app cuántos equipos están conectados a cada punto y a cada banda), lograba superar los seis megas y medio de descarga. Teniendo en cuenta que en condiciones óptimas la red de ADSL daba diez...

Aquí conviene aclarar que la consistencia y la velocidad dentro de la red es muy superior a esos seis megas y medio -o a los ocho que alcanza dentro del radio de cobertura del router Archer AX20-. Internamente, se puede compartir, por ejemplo, el contenido de un disco USB a velocidades superiores a un giga.

Estéticamente, el Archer AX20 da un poco de reparo con cuatro antenas bastante llamativas. Tiene cuatro puertos gigabit Ethernet, más un USB. Internamente, cuenta con un procesador de cuatro núcleos, bastante potente para este tipo de dispositivos.

El extensor de red RE505X también cuenta con antenas. En este caso, dos. Le sucede como a la mayoría de los extensores: ocupan un enchufe. Creo que no costaría mucho dotarlos de un sistema de puente: se conecta a la red, pero se le puede conectar otro aparato. Me he encontrado con otro pequeño problema: no se puede girar el enchufe, de forma que si el conector de la pared está colocado en vertical puede generar algún inconveniente.

Los precios son de 99 euros para el router Archer AX20 y de 76,59 euros el RE505X.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios