www.zonamovilidad.es

Toma de contacto con los BeoPlay Portal

En plena prueba, con Assessin's Creed Valhalla en la pantalla.
En plena prueba, con Assessin's Creed Valhalla en la pantalla. (Foto: JLT)

Bang & Olufsen mete un pie en el mundo del gaming

Por Javier López Tazón
x
javierlopezgmailcom/11/11/17

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
Los Portal son la puerta de entrada del fabricante danés en el mundo del videojuego con unos cascos que, sin perder su espíritu, se han diseñado con las funciones del programa Designed for Xbox.

¿Bang & Olufsen haciendo cascos para jugar con la consola? Humm, no lo veo. Y mira tú por dónde, lo último del fabricante de audio de lujo escandinavo son unos cascos desarrollados bajo el programa Designed for Xbox.

Pero, en el fondo, también tenía razón cuando lo dudaba. De hecho, parece que los propios diseñadores de B&O tampoco lo tenían tan claro, porque el resultado son los BeoPlay Portal está muy, pero que muy alejado de los habituales cascos de gaming. Y es que, afortunadamente, han optado por mantener un diseño clásico, serio y minimalista, sin luces estridentes ni bisagras aparatosas.

De hecho, los Portal no se diferencian estéticamente excepto por algún detalle que alguien te lo tiene que remarcar, porque si no lo pasarías por alto. Otra cosa es el embalaje. Aquí hay una concesión: además del sello de Designed for Xbox (aunque no se olvidan del Made for iPhone / iPad), una estrecha faja verde recorre la parte inferior de la caja. Para mí que no le pega mucho, pero...

Al margen de participar en el programa de Microsoft para su consola, los Portal son unos auriculares circumaurales -es decir, rodean el pabellón auditivo, no se apoyan sobre él- con una bóveda suficiente, pero no aparatosa y de una gran calidad tanto en los componentes exteriores como en el interior.

Componentes de alta calidad

Han seleccionado una espuma para las almohadillas firme, flexible y con memoria, recubierta de una fina piel de cordero; la parte interior de la diadema, la que se apoya sobre la cabeza, lleva su propio almohadillado con fibra de bambú, los diafragmas son de 40 milímetros de diámetro con imanes de neodimio, batería de 1.200 miliamperios (da para entre 12 y 24 horas en función de que utilicemos o no la conexión inalámbrica directa con la Xbox)... Y todo en unos cascos nada aparatosos y con un peso de 282 gramos.

Son unos cascos caros. A ver, llevan la firma y la calidad de audio de B&O, así que no sorprende que marquen 499 euros. En esa gama de precios, unos auriculares no sólo tienen que usar materiales como piel de cordero, sino que a la vez deben contar con tecnologías como la cancelación activa de ruido con función de transparencia de sonido, sonido envolvente, sistema de ecualización, aplicación con diversos modos de escucha estandarizados...

Para oírte a ti mismo

Los cuatro micrófonos dedicados a la cancelación de ruido sirven a la vez para una función interesante (no son los únicos en ofrecerla): Own Voice. Depende de los auriculares que se empleen, cuando se habla por teléfono (o en un videojuego con los compañeros de equipo) no se escucha la propia voz. Es algo que suele ocasionar que hablemos más alto de lo que deberíamos. Esta función permite escucharse a uno mismo y facilita la conversación.

Creo que la franja verde del embalaje le pega muy poco.Tiene todo eso y un poco más que le da ese toque de gaming. Pero ojo, sólo si tu consola es la Xbox o juegas en el PC. No servirá para una PlayStation. El motivo es que utiliza la conexión Xbox Wireless (se puede alternar con BlueTooth 5.1), que le da una menor latencia y -es algo que no he podido comprobar- el Dolby Atmos (sonido envolvente) de estos cascos sólo funciona con Xbox y con Windows 10, aunque sea para ver una película.

No se puede considerar una prueba, porque los he tenido puestos apenas unos minutos, pero puedo sacar unas conclusiones. La primera es que son muy cómodos. Entre la espuma de las almohadillas y la de la diadema quedan perfectamente encajados sin ejercer presión. Eso es un punto muy favorable porque hace parecer que sean todavía más ligeros.

Otra conclusión: es conveniente tener cerca un móvil o una tableta para controlar la aplicación. Es ahí donde controlarás la ecualización y los modos de escucha. Una más: el ANC (cancelación activa de ruido) de estos cascos no es el mejor del mundo. Y otra más: creo que la franja verde en la caja no le pega nada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios