www.zonamovilidad.es
El nuevo UAV del Ejército del Aire “Predator B” vuela por primera vez sobre Talavera la Real
Ampliar

El nuevo UAV del Ejército del Aire “Predator B” vuela por primera vez sobre Talavera la Real

martes 04 de febrero de 2020, 14:27h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

El Ejército del Aire de España ha realizado con éxito el primer vuelo del Predator B desde la base aérea de Talavera la Real, Badajoz.

Los vehículos aéreos no tripulados, también conocidos como UAVs por sus siglas en inglés, son cada vez más utilizados por las fuerzas de seguridad debido a sus prestaciones para el espionaje, ataque a larga distancia y a su capacidad para posicionarse a una gran altura.

El General Atomics MQ-9 Reaper, más comúnmente conocido como Predator B, fue desarrollado para su uso en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, la Armada de los Estados Unidos, la Real Fuerza Aérea Británica y la Fuerza Aérea Italiana. Ahora, el ejército español cuenta con varios modelos también y ha demostrado ser capaz de utilizarlo.

En 2015, bajo el mandato de Mariano Rajoy, y justo antes de las elecciones generales que pondrían fin a su mayoría absoluta en el Congreso, el gobierno español desembolsó 158 millones de euros para adquirir cuatro UAVs, que llegarían a España durante los años posteriores.

El vuelo inaugural

Los dos primeros aviones llegaron a la base aérea de Morón (Sevilla) desmontados, y junto a una estación terrestre para su control. A partir de ese momento, se trasladaron por por carretera a la base aérea de Talavera la Real, situada en Badajoz, y la cual es el punto desde el que se operarán y monitorizarán los vehículos aéreos.

Una vez allí, los aparatos fueron montados, y una vez listos, el personal del 233 Escuadrón del Ala 23 asignado a este nuevo sistema del Ejército del Aire hizo la primera prueba funcional del modelo en España. Antes del vuelo se llevaron a cabo varias pruebas en tierra que se centraron en comprobar el motor, los generadores, y el enlace satelital.

Defensa pide una tercera base terrestre

Junto a los cuatro drones encargados a Estados Unidos, se obtuvo también el equipo necesario para montar dos bases terrestres que se encarguen de la monitorización y operación de los UAVs. Mientras que la base principal se encuentra en Badajoz, una base secundaria se establecerá en el aeródromo militar de Lanzarote (Canarias).

Aun así, el Ministerio de Defensa considera que este equipamiento no es suficiente para el control de los nuevos drones, a pesar de que no existe ninguna variación de la compra realizada en 2015 con respecto a la infraestructura recibida por el Ejército.

El Ministerio de Defensa ha enviado una LOR (Letter of Request) o carta de solicitud para conocer el precio y disponibilidad de una posible tercera base de operaciones, de la que aún no se conoce la localización en la que se establecería. A pesar de pretender adquirir otra base, el Ministerio asegura que la compra no supondría un gasto adicional, pues la transacción no superaría el techo de gasto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios