www.zonamovilidad.es
Los problemas del vehículo eléctrico en viaje y las grandes distancias en EE.UU.
Ampliar

Los problemas del vehículo eléctrico en viaje y las grandes distancias en EE.UU.

viernes 22 de diciembre de 2017, 00:31h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Con el lanzamiento de los camiones Tesla, se plantea un nuevo paradigma en el modelo de la movilidad sostenible. La compañía de Ellon Musk pretende introducirse en el transporte de mercancías con su nuevo e innovador modelo de camión, con lo que es inevitable plantearse preguntas como: ¿está el sistema de carreteras preparado para que los vehículos puedan realizar trayectos de largas distancias?

EL parque de vehículos eléctricos está creciendo tanto en EE.UU. como en Europa. Hace poco más de un mes que la compañía tecnológica Tesla lanzó Semi, y compañías mundialmente conocidas ya han realizado pedidos.

Wal-Mart, declaró a CNBC durante el mes de noviembre que había reservado 15 camiones: cinco para los Estados Unidos y 10 para Canadá. "Tenemos una larga historia probando nuevas tecnologías, incluidos camiones de combustible alternativo, y estamos muy contentos de estar entre los primeros en pilotar este nuevo vehículo eléctrico de servicio pesado".

Por otro lado, la compañía de envío DHL también ha reservado Tesla Semis. La compañía tiene un historial de inversión en vehículos electrificados. La división de logística de DHL "tiene la intención de utilizar los camiones Tesla de servicio pesado para entregas a clientes en el mismo día dentro de las principales ciudades de EE. UU.".

El último en unirse a la cola es Pepsi, que dijo a Reuters el martes pasado que haría el pedido más grande de Tesla Semis revelado hasta la fecha: 100 camiones. Lo que demuestra que grandes compañías están involucrándose en la movilidad eléctrica y nos hace preguntarnos ¿cuántas estaciones de carga dispone nuestra red de carreteras para poder realizar largos desplazamientos con un vehículo eléctrico?

El desafío restante consiste en agregar más puntos de carga en vías interurbanas de distinta índole

Es evidente que no es comparable un país como Estados Unidos con España en cuanto a las distancias que puede recorrer cualquier vehículo y las veces que necesita ser recargado. Hoy día, con un coche de combustión, es posible realizar trayectos de unos 600 Km y haber recorrido gran parte de nuestra geografía. En EE.UU. esto no es posible debido a sus gigantescas dimensiones.

La disponibilidad de estaciones de carga para automóviles eléctricos, o la falta de ella, se cita a menudo como una de las principales razones que frena la adopción generalizada. Después de todo, si va a gastar miles de euros en un automóvil completamente nuevo, quiere asegurarse de que pueda utilizarlo sin problemas.Una figura influyente en el mundo de la carga de vehículos eléctricos dice que los EE. UU. tiene suficientes sitios de carga, al menos en los centros de las ciudades.

En una entrevista concedida a Bloomberg, el CEO de ChargePoint, Pasquale Romano, declaró que los EE. UU. ahora tienen suficientes estaciones de carga de automóviles eléctricos en las ciudades, pero sugiere que el desafío restante consiste en agregar más puntos de carga en vías interurbanas de distinta índole pues "eliminarían un obstáculo de compra para muchos conductores”. Preparar una infraestructura de autopistas es fundamental ya que "La instalación de la infraestructura necesaria para la carga en carretera se está produciendo paulatinamente, a excepción de Tesla que ya ha demostrado que esto se puede hacer sin muchos problemas".

La red Supercharger de alta velocidad de Tesla, ya suman miles de estaciones de carga en todo Estados Unidos y Canadá, lo que hace posible que los propietarios de los automóviles de Tesla puedan conducir de costa a costa si lo desean. En cambio, para los propietarios de vehículos eléctricos de otras marcas, las opciones de carga no son tan fáciles y obvias durante los viajes de larga distancia.

Carga más rápida

Aun así, la industria automotriz está tratando de impulsar la conducción eléctrica a larga distancia con el desarrollo de sistemas de carga más rápida que puedan alcanzar una capacidad de 350 kilovatios.

En cuanto a la legislación actual de Estados Unidos, bajo el mandato de la administración Trump, la EPA ha aplicado menos leyes y ha permitido a los propietarios de vehículos contaminantes dispongan de más libertad de acción. La última resolución en la batalla actual por los biocombustibles parece haber dejado a todas las partes igualmente infelices. Ese puede ser el mejor compromiso.

Pero lo cierto es que existe un intento del Congreso americano por reformar el código tributario y que avanza a un ritmo bastante acelerado. Se trata de dos proyectos de ley, del Senado y la Cámara de Representantes, que reformarían radicalmente la política tributaria de los Estados Unidos por primera vez en las últimas tres décadas, y que ahora parecen estar siendo conciliados por un comité conjunto de ambas cámaras del Congreso.

De hecho, un grupo de 22 alcaldes de EE.UU. han firmado una carta en la que se recoge una declaración que insta a aprobar la retención del crédito fiscal de los automóviles eléctricos justificándose en que supone un beneficio para la calidad del aire del país, la innovación de EE.UU. e, incluso, un impulso para el empleo en el sector.

La carta fue apoyada por numerosos grupos ambientales y de política energética, entre ellos Securing America's Energy, conocido como SAFE. El mismo día, la Asociación de Transporte de Electric Drive envió una carta similar a los presidentes del comité de reconciliación de la Cámara y el Senado, el Representante Kevin Brady y el Senador Orrin Hatch. La versión del proyecto de ley ha sido ya aprobada por el Senado y entrará en vigor a partir del 1 de enero del próximo año.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios