www.zonamovilidad.es
Tesla y General Motors investigados por accidentes con sus coches autónomos

Tesla y General Motors investigados por accidentes con sus coches autónomos

jueves 25 de enero de 2018, 17:08h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

General Motors y Tesla se enfrentan a investigaciones de las autoridades estadounidense tras dos accidentes leves ocurridos con el sistema de conducción autónoma.

Los sistemas de conducción autónoma, que se encuentran en pruebas en un gran número de ciudades por todo el mundo, vuelven a protagonizar un nuevo capítulo en el debate de las responsabilidades en caso de accidente. En esta ocasión, General Motors ha sido demandado por un motorista que perdió el equilibrio tras “rozar” con un Chevrolet Bolt autónomo, mientras que Tesla está siendo investigado por un accidente en el cual un Model S se estrelló con la parte trasera de un camión de bomberos.

En estos casos, la propuesta lanzada por Mobileye para la seguridad de los coches autónomos que explicamos en este artículo es un factor a tener en cuenta.

General Motors, demandado por sus coches autónomos

Ambos son casos leves, pero igualmente protagonizan debate. El caso de General Motors ha ocurrido en San Francisco, donde un motorista ha demandado a la firma tras “rozar” con un Chevrolet Bolt autónomo, maniobra que le hizo perder el equilibrio. Este coche es uno de los miembros de la flota que GM prueba actualmente en Estados Unidos y que se espera que llegue a California en 2019.

GM asegura que la moto, que circulaba a 27 km/h, se adelantó demasiado rápido y que por tanto tiene culpa del choque

Y como es normal en estos casos, ambas partes tienen su versión. El motorista defiende que el Chevrolet Bolt iba por el carril del medio, intentó pasarse al izquierdo, pero finalmente se quedó por el que circulaba, donde el motorista había ocupado ya el espacio dejado por el vehículo.

Por el contrario, GM asegura que la moto, que circulaba a 27 km/h, se adelantó demasiado rápido y que por tanto tiene culpa del choque. La compañía defiende que su coche autónomo, que iba a 19 km/h, decidió mantenerse en el carril porque el espacio en el izquierdo “se hizo más pequeño”.

California es uno de los estados más permisivos con los vehículos autónomos, puesto que varias decenas de compañías ya han conseguido permisos para realizar sus pruebas con tráfico real allí. Otros accidentes se han registrado en California, pero la culpa ha sido, en la mayoría de casos, de los humanos.

Tesla y su Autopilot protagonizan una colisión

El otro incidente que se está investigando, los protagonistas son un camión de bomberos y un Tesla Model S que circulaba con el sistema de conducción semiautónoma de la firma (Autopilot).

El accidente se produjo cuando el Tesla circulaba por una autopista en las cercanías de Cilver City, al norte de Los Ángeles. El vehículo impactó contra la parte trasera de un camión de bomberos que estaba atendiendo otro accidente, por suerte, el conductor del coche resultó ileso, pero el Model S quedó destrozado.

Ambas compañías han defendido sus intereses y achacan los fallos al hombre, pero no han querido hacer declaraciones más allá de eso.

Según el conductor, el Autopilot estaba funcionando durante el siniestro, sin embargo, este sistema no permite desentenderse de la conducción por completo y pide al conductor que ponga las manos al volante.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de Estados Unidos (NHTSA) ha enviado un equipo para investigar el accidente.

Ambas compañías han defendido sus intereses y achacan los fallos al hombre, pero no han querido hacer declaraciones más allá de eso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios