www.zonamovilidad.es
Realme baja el precio a la 5G

Realme baja el precio a la 5G

Por Javier López Tazón
x
javierlopezgmailcom/11/11/17

Escucha la noticia

El fabricante chino opta por procesadores de gama media de Mediatek, los 700 5G, para ajustar el precio de su realme 8 5G y presenta el modelo 8 con pantalla superAMOLED

El fabricante chino opta por procesadores de gama media de Mediatek, los 700 5G, para ajustar el precio de su realme 8 5G y presenta el modelo 8 con pantalla superAMOLED

El realme 8 5G lleva el escáner de huellas en el botón lateral de inicio. En el caso del realme 8 lo lleva bajo la pantalla.

“El precio, estúpido”. Es verdad. Demasiado fácil. Pero es que en la pelea por la gama media de móviles se ha empleado de todo: mejores cámaras, cámaras especiales, baterías gigantes… y hay una variable fundamental: el precio. Así que permitidme que utilice como base ese “La economía, estúpido” que colgó James Carville, el estratega de Bill Clinton que lo llevó a la Casa Blanca, en las oficinas centrales de la campaña electoral.

En aquel 1992 se trataba de ganar a un imbatible Bush; ahora de algo igual de difícil: abrirse un hueco en el hipersaturado mercado mundial de móviles, sobre todo en la gama media, la más competida. El arma secreta de Realme para ajustar el precio al máximo es olvidarse de Qualcomm y los ultimísimos procesadores y acudir al fabricante taiwanés Mediatek y procesadores de gama media.

Para el realme 8 5G han optado por el procesador Dimensity 700 5G. Para ponernos en situación, en la gama alta, de seis nanómetros, Mediatek va por el procesador 1.200, y en la gama media, ya el año pasado había lanzado el 720 5G. De hecho el realme 8 Pro sí lleva el 720 G. Logran de esta forma, con un chip más experimentado, un móvil relativamente fino (8,5 milímetros), sobre todo porque lleva una batería de 5.000 miliamperios, otro de los puntos que más mira el usuario a la hora de elegir móvil.

5.000 mAh coloca a estos terminales entre los que tienen mayor batería. Además, incorporan tecnología para optimizar el consumo: detección y cambio de redes 4G a 5G (en el caso del 8 5G), ajustes de luz de fondo, congelación de apps inactivas, bajar la potencia en reposo…

Paisaje nocturno

Si bien el principal atractivo del modelo 5G es precisamente su compatibilidad con las redes de última generación, la cámara tampoco está mal (al menos nominalmente hablando). Es triple, con el sensor principal de 48 millones de píxeles de resolución. Las tres cámaras traseras son un gran angular, una dedicada a retratos y una tercera macro con enfoque hasta cuatro centímetros.

En la presentación se puso especial foco en el modo paisaje nocturno que combina la buena luminosidad -f/1,8- con una función de combinación inteligente de varias tomas. En este modo nocturno cuenta con cinco filtros.

Tratándose de un móvil asiático, se da por supuesto el modo belleza, en este caso apoyado por inteligencia artificial. La cámara frontal (para selfies) tiene un sensor de 16 millones de píxeles y una apertura f/2,1. Ojo, que cuanto más alto sea el guarismo, más baja es la luminosidad de un objetivo: un f/1,8 atrapa bastante más luz que un f/2,1.

Más cámara y gran pantalla

El atractivo del realme 8 no 5G se vuelca más en las cámaras: cuatro en lugar de tres, con el sensor principal de 64 millones de píxeles. Al gran angular de 64 MP añada un ultra gran angular con un campo visual de 119 grados y ocho millones de píxeles de resolución, una cámara macro y una de retrato en blanco y negro. En este caso, Realme destaca el modo Starry (constelación), especializado en las tomas del cielo estrellado.

La pantalla de este terminal, más fino que su hermano 5G (7,99 milímetros), es una súper AMOLED de 6,4 pulgadas con resolución Full HD y frecuencia de muestreo adaptativa cuando se juega: llega a duplicarla.

En este caso, el procesador es el Helio G95, del mismo fabricante. En los dos casos, se puede aumentar la capacidad de la memoria mediante tarjetas SD. Los precios, fundamentales en este caso, arrancan en 199 euros, aunque no se conocerán con exactitud hasta que lleguen al mercado, algo que se espera en unos diez días, a comienzos de mayo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios