www.zonamovilidad.es

IAA Hannover 2018

Los camioneros se reducen y la automatización aumenta, Bosch apuesta por el 'platooning'
Ampliar

Los camioneros se reducen y la automatización aumenta, Bosch apuesta por el 'platooning'

miércoles 19 de septiembre de 2018, 13:32h

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

Protección climática, contaminación, urbanización, escasez de conductores: el sector de la logística se enfrenta a una serie de grandes retos. Además, el transporte por carretera, según Shell aumentará en otro 50 por ciento para 2040. "Queremos que los camiones sean bestias de carga, pero no una carga para los demás", ha dicho Rolf Bulander, presidente del área empresarial Mobility Solutions de Robert Bosch GmbH, en el Salón de Hannover, empresa que ve en el 'platooning' la solución al paulatino descenso de camioneros

La visión de Bosch es que el transporte de mercancías por carretera del futuro debería de ser libre de emisiones, de accidentes y de estrés. El camino hacia este objetivo incorpora la electrificación, la automatización y la conectividad para los vehículos comerciales. "Uno de los temas más urgentes en políticas de tráfico, a la luz del crecimiento del transporte de mercancías por carretera, es qué podemos hacer para minimizar su impacto sobre el medio ambiente, las personas y la red viaria", asegura Bulander quien también ha explicado que Bosch está todavía en la senda del crecimiento y que este año, se espera que el negocio de movilidad de la compañía aumente las ventas de su negocio diario en un 4% y, en consecuencia, continuará creciendo el doble que la producción de vehículos.

La visión de Bosch es que el transporte de mercancías por carretera del futuro debería de ser libre de emisiones, de accidentes y de estrés. El camino hacia este objetivo incorpora la electrificación, la automatización y la conectividad para los vehículos comerciales. "Uno de los temas más urgentes en políticas de tráfico, a la luz del crecimiento del transporte de mercancías por carretera, es qué podemos hacer para minimizar su impacto sobre el medio ambiente, las personas y la red viaria", asegura Bulander quien también ha explicado que

Bosch está todavía en la senda del crecimiento y que este año, se espera que el negocio de movilidad de la compañía aumente las ventas de su negocio diario en un 4% y, en consecuencia, continuará creciendo el doble que la producción de vehículos.

Camiones pesados

En 2017, las ventas de camiones pesados ​​crecieron casi un ocho por ciento en China, un 18 por ciento en Estados Unidos y un 45 por ciento en la India, según fuentes de VDA. "A medida que el transporte de mercancías por carretera evoluciona para afrontar el futuro, Bosch ofrece, en la misma medida, fortaleza comercial y tecnológica", dice Rolf Bulander, presidente del área empresarial Mobility Solutions de Robert Bosch GmbH, principal impulsor es su negocio de propulsión para vehículos comerciales. Según explica el directivo, Bosch tiene 2.600 ingenieros trabajando en la propulsión del camión del futuro. A finales de año, el área empresarial Mobility Solutions empleará a más de 54.500 trabajadores en I+D, 5.000 más que a principios de año.

Bosch está llevando la energía al sistema de propulsión

Una meta importante para Bosch es conseguir que la propulsión de los vehículos comerciales sea más eficiente y, por lo tanto, reducir el consumo de combustible, así como las emisiones de CO₂ y óxidos de nitrógeno. Para lograr este objetivo, la empresa está trabajando para desarrollar soluciones para motores diésel y alternativos. " Sería aconsejable acercarnos a su electrificación con una mente tecnológicamente abierta", dice Bulander. En 2025, del 80 al 90 por ciento de todos los camiones funcionará con diésel. Pero para 2030, uno de cada cuatro vehículos comerciales nuevos en el mundo – y casi uno de cada tres en China- estará impulsado eléctricamente. "Nadie que quiera un futuro seguro para los camiones pesados puede darse el lujo de descartar la opción de producir combustibles alternativos que usen electricidad a partir de fuentes renovables, conocidos como combustibles sintéticos", dice Bulander.


Electromovilidad

Así mismo, Bosch se ha fijado el objetivo de ser el líder internacional en el mercado de la electromovilidad. Con este fin, la compañía ofrece soluciones apropiadas y tiene una amplia cartera para la electrificación de vehículos comerciales, por ejemplo, fuentes de alimentación de 36 voltios para bicicletas eléctricas de carga, ejes eléctricos para furgonetas de reparto y propulsiones de pilas de combustible para camiones de 40 toneladas.

No obstante, la alemana asegura que no solo está asegurando que los vehículos nuevos sean impulsados ​​eléctricamente: también ofrece la electromovilidad como reequipamiento con un eje electrificado que se puede integrar en semirremolques. Esto significa que pueden generar electricidad durante la frenada y alimentar las unidades de potencia del remolque. En el caso de un remolque refrigerado, Bosch calcula que se pueden generar ahorros anuales de hasta 10.000 euros.

Enseñando a los camiones a conducir

Junto con la electrificación, otra área importante de crecimiento es la automatización de los vehículos comerciales. En ambos campos, los indicios para la próxima década indican un crecimiento del mercado de dos dígitos. Cuando los camiones están involucrados en accidentes, el riesgo de accidentes mortales se duplica. Esta es razón suficiente para el uso de los sistemas de asistencia al conductor, que facilitan la vida de los camioneros y hacen las carreteras más seguras. El asistente de giro, el reconocimiento del ángulo muerto y el sistema predictivo de frenada de emergencia ayudan a evitar accidentes de camión

La automatización de la conducción de vehículos comerciales también presenta retos adicionales para la industria del transporte. Hoy en día, hay 50.000 camioneros menos en Estados Unidos y es probable que esa cifra se triplique dentro de diez años. Europa está en una situación similar. Para responder a estos desafíos, Bosch ve un gran potencial en la automatización de ‘plataforma a plataforma’, es decir, camiones sin conductor que circulan entre terminales. Esta tecnología tiene el potencial de resolver varios problemas de la industria del transporte a la vez: aumentar la eficiencia económica de las compañías logísticas, el volumen de transporte y la seguridad. El ‘platooning’, o la conducción automatizada de camiones en caravana es, en opinión de Bosch, un paso lógico en la automatización. Esto ahorra no solo costes de mano de obra, sino también combustible. Sin embargo, también significa que la legislación, la tecnología y la infraestructura deben cumplir requisitos más estrictos. Bosch está involucrado en importantes proyectos de investigación de la Unión Europea en este campo.

Hoy en día, casi todos los camiones nuevos en Europa y Estados Unidos forman parte de internet. En este contexto, Bosch suministra a los fabricantes de camiones plataformas telemáticas que hacen posibles actualizaciones de software o diagnósticos predictivos, lo que también abre nuevos negocios en servicios conectados. Incluso ahora, los centros de servicio de la compañía están utilizando los sistemas de sensores relevantes para monitorizar, en todo momento, el estado de las entregas de bienes especialmente críticos, incluidos bienes de primera necesidad como el plasma sanguíneo. Cada año, los centros de control monitorizan cerca de 40.000 cargas de camiones de alto valor en tránsito.

La multinacional alemana también utiliza internet para automatizar el seguimiento de las entregas: los sensores de los productos y de los contenedores transfieren información sobre la posición, la temperatura y la vibración a la nube. La experiencia inicial en el campo muestra que estas soluciones logísticas en tiempo real significan que los expedidores pueden reducir sus esfuerzos de búsqueda e inventario en más de la mitad. Además, aumenta la disponibilidad de contenedores reutilizables hasta en un 30 por ciento.

En 2017, las ventas de camiones pesados ​​crecieron casi un ocho por ciento en China, un 18 por ciento en Estados Unidos y un 45 por ciento en la India, según fuentes de VDA. "A medida que el transporte de mercancías por carretera evoluciona para afrontar el futuro, Bosch ofrece, en la misma medida, fortaleza comercial y tecnológica", dice Rolf Bulander, presidente del área empresarial Mobility Solutions de Robert Bosch GmbH, principal impulsor es su negocio de propulsión para vehículos comerciales. Según explica el directivo, Bosch tiene 2.600 ingenieros trabajando en la propulsión del camión del futuro. A finales de año, el área empresarial Mobility Solutions empleará a más de 54.500 trabajadores en I+D, 5.000 más que a principios de año.

Bosch está llevando la energía al sistema de propulsión

Una meta importante para Bosch es conseguir que la propulsión de los vehículos comerciales sea más eficiente y, por lo tanto, reducir el consumo de combustible, así como las emisiones de CO₂ y óxidos de nitrógeno. Para lograr este objetivo, la empresa está trabajando para desarrollar soluciones para motores diésel y alternativos. " Sería aconsejable acercarnos a su electrificación con una mente tecnológicamente abierta", dice Bulander. En 2025, del 80 al 90 por ciento de todos los camiones funcionará con diésel. Pero para 2030, uno de cada cuatro vehículos comerciales nuevos en el mundo – y casi uno de cada tres en China- estará impulsado eléctricamente. "Nadie que quiera un futuro seguro para los camiones pesados puede darse el lujo de descartar la opción de producir combustibles alternativos que usen electricidad a partir de fuentes renovables, conocidos como combustibles sintéticos", dice Bulander.

Electromovilidad

Así mismo, Bosch se ha fijado el objetivo de ser el líder internacional en el mercado de la electromovilidad. Con este fin, la compañía ofrece soluciones apropiadas y tiene una amplia cartera para la electrificación de vehículos comerciales, por ejemplo, fuentes de alimentación de 36 voltios para bicicletas eléctricas de carga, ejes eléctricos para furgonetas de reparto y propulsiones de pilas de combustible para camiones de 40 toneladas.

No obstante, la alemana asegura que no solo está asegurando que los vehículos nuevos sean impulsados ​​eléctricamente: también ofrece la electromovilidad como reequipamiento con un eje electrificado que se puede integrar en semirremolques. Esto significa que pueden generar electricidad durante la frenada y alimentar las unidades de potencia del remolque. En el caso de un remolque refrigerado, Bosch calcula que se pueden generar ahorros anuales de hasta 10.000 euros.

Enseñando a los camiones a conducir

Junto con la electrificación, otra área importante de crecimiento es la automatización de los vehículos comerciales. En ambos campos, los indicios para la próxima década indican un crecimiento del mercado de dos dígitos. Cuando los camiones están involucrados en accidentes, el riesgo de accidentes mortales se duplica. Esta es razón suficiente para el uso de los sistemas de asistencia al conductor, que facilitan la vida de los camioneros y hacen las carreteras más seguras. El asistente de giro, el reconocimiento del ángulo muerto y el sistema predictivo de frenada de emergencia ayudan a evitar accidentes de camión

Bosch ve un gran potencial en la automatización de ‘plataforma a plataforma’, es decir, camiones sin conductor que circulan entre terminales

La automatización de la conducción de vehículos comerciales también presenta retos adicionales para la industria del transporte. Hoy en día, hay 50.000 camioneros menos en Estados Unidos y es probable que esa cifra se triplique dentro de diez años. Europa está en una situación similar. Para responder a estos desafíos, Bosch ve un gran potencial en la automatización de ‘plataforma a plataforma’, es decir, camiones sin conductor que circulan entre terminales. Esta tecnología tiene el potencial de resolver varios problemas de la industria del transporte a la vez: aumentar la eficiencia económica de las compañías logísticas, el volumen de transporte y la seguridad. El ‘platooning’, o la conducción automatizada de camiones en caravana es, en opinión de Bosch, un paso lógico en la automatización. Esto ahorra no solo costes de mano de obra, sino también combustible. Sin embargo, también significa que la legislación, la tecnología y la infraestructura deben cumplir requisitos más estrictos. Bosch está involucrado en importantes proyectos de investigación de la Unión Europea en este campo.

Hoy en día, casi todos los camiones nuevos en Europa y Estados Unidos forman parte de internet. En este contexto, Bosch suministra a los fabricantes de camiones plataformas telemáticas que hacen posibles actualizaciones de software o diagnósticos predictivos, lo que también abre nuevos negocios en servicios conectados. Incluso ahora, los centros de servicio de la compañía están utilizando los sistemas de sensores relevantes para monitorizar, en todo momento, el estado de las entregas de bienes especialmente críticos, incluidos bienes de primera necesidad como el plasma sanguíneo. Cada año, los centros de control monitorizan cerca de 40.000 cargas de camiones de alto valor en tránsito.

La multinacional alemana también utiliza internet para automatizar el seguimiento de las entregas: los sensores de los productos y de los contenedores transfieren información sobre la posición, la temperatura y la vibración a la nube. La experiencia inicial en el campo muestra que estas soluciones logísticas en tiempo real significan que los expedidores pueden reducir sus esfuerzos de búsqueda e inventario en más de la mitad. Además, aumenta la disponibilidad de contenedores reutilizables hasta en un 30 por ciento.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.