www.zonamovilidad.es
Smart Vision EQ. Mercedes Benz
Ampliar
Smart Vision EQ. Mercedes Benz

Mercedes presenta la revolución del carsharing: el Smart Vision EQ

jueves 14 de diciembre de 2017, 00:49h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
Las grandes compañías de automovilismo nos dan cada día nuevas pinceladas de cómo están dibujando el futuro de la movilidad urbana. Mercedes Benz, a través de su marca Smart, nos propone el Vision EQ Fortwo como respuesta a las necesidades futuras de la movilidad
Smart Vision EQ. Mercedes Benz
Smart Vision EQ. Mercedes Benz

Demos un pequeño salto en el tiempo. Supongamos que nos encontramos en el día de mañana y queremos desplazarnos al centro de nuestra ciudad, pero no disponemos de un vehículo en propiedad, ya que tal y como está la situación actual de la circulación en el interior de las ciudades, cada vez es más complicado y caro poseer un coche. Sacamos nuestro Smartphone y nos disponemos a contratar el servicio de carsharing. Abrimos la app, mandamos nuestra ubicación y esperamos a que vengan a recogernos. Hasta aquí todo normal.

Otro de los aspectos sorprendentes de la propuesta de Mercedes-Benz es que este vehículo no requiere de volante ni pedales para su manejo

Autonomía nivel 5

Dobla la esquina y aparece el nuevo Smart Visión EQ. Uno de los rasgos más característicos de los coches, es la parrilla frontal que presentan. Digamos que está parte del vehículo representa su cara. En ella encontramos dispuesta una gran pantalla de 44 pulgadas que es capaz de reconocernos y darnos la bienvenida o decirnos si el vehículo está ocupado; aspecto que sorprende, pero no tanto cómo que no lo conduce nadie. La autonomía nivel 5 que tiene este prototipo de Smart posibilita que pueda circular de manera completamente independiente.

¿Nos fiamos o no nos fiamos del smart?

Fiémonos. Abrimos la puerta y nos montamos. Otro de los aspectos sorprendentes de la propuesta de Mercedes-Benz es que este vehículo no requiere de volante ni pedales para su manejo. Solo hay que sentarse y disfrutar del viaje.

El proptotipo cuenta con la función 1+1 con la que el propio vehículo, contando con la autorizacíon del usuario, puede contactar con otra persona que desee compartir un vehículo de carsharing, porque van a realizar un trayecto similar.

Su interior cuenta con un sistema de infoentretenimiento completamente integrado con el que se puede interactuar gracias a la conectividad del propio sistema y su smartphone. Desde una consola central compuesta por una pantalla de 24 pulgadas, el cliente puede, directamente con su dispositivo móvil, dar diferentes órdenes al Vision EQ, como un cambio de ruta, que pare a recoger a un amigo nuestro o enviar mensajes a los viandantes a través de la parrilla frontal en caso de que lo necesitemos. Finalmente, hemos llegado a nuestro destino y abandonamos el vehículo.

Inteligencia

Hoy en día, los car2go actuales ya cuentan con una base de conocimientos sólida respecto a las eventualidades que puedan producirse en la ciudad, como las horas punta o la celebración de un evento relevante, que le permite adelantarse a la demanda.

Pero esta flota, que inundará las ciudades del mañana, funciona de manera interconectada gracias al Big Data y la inteligencia de enjambre. El Smart Vision EQ Fortwo aprende constantemente gracias a estas tecnologías, por lo que sabe constantemente dónde y cuándo se requieren sus servicios. Una vez hemos abandonado el vehículo, el propio smartcar sabe dónde se encuentra su siguiente cliente, y va inmediatamente en su búsqueda.

Propulsión

Otro de los aspectos a tener en cuenta de estos vehículos inteligentes es la manera en la que son propulsados. Al igual que sus predecesores, el nuevo modelo de Smart es un coche completamente eléctrico que cuenta con una batería de iones de litio con 30kWh de capacidad y un acumulador de iones de litio mejorado.

Desde Mercedes-Benz quieren aprovechar que se están desarrollando tecnologías de carga sin cable para móviles, por lo que estos coches del futuro no necesitaran de una toma de contacto para recargarse. El propio smartcar es consciente de cuándo va a necesitar recargarse y dónde se encuentra la estación de repostaje sin contacto más cercana y se desplazará hasta una de ellas.

La tecnología que propone Mercedes-Benz con este modelo plantea que nuestro teléfono inteligente se convierta en el volante de los vehículos del futuro. Solo es necesario contratar su servicio a través de una app de nuestro smartphone, y mediante la geolocalización, el vehículo acudirá al punto de inicio y nos conducirá hasta el destino seleccionado. Además, es posible compartir el mismo coche con un viajero que tenga una ruta similar.

Smart presentará el Vision EQ for two en el Salón de Frankfurt como propuesta de vehículo eléctrico y autónomo para el carsharing de la movilidad del futuro en el interior de las ciudades. Gracias a las tecnologías del Big Data y la inteligencia de enjambre, los Smart Vision EQ representan una gran alternativa para agilizar el tránsito en el interior de las urbes y modificar el modelo de movilidad actual.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios