www.zonamovilidad.es
Drones para que los ciclistas circulen más seguros
Ampliar

Drones para que los ciclistas circulen más seguros

Por Javier López Tazón
x
javierlopezgmailcom/11/11/17

Escucha la noticia

Telefónica, SEAT y la DGT muestran un caso que combina drones, 5G, coche conectado y computación en el borde (edge computing) para proteger a los ciclistas en carretera. Este verano he circulado unos días por carreteras de montaña estrechas, tanto en Francia como en el norte de Navarra. Sobre todo en esta última, la afición […]

Telefónica, SEAT y la DGT muestran un caso que combina drones, 5G, coche conectado y computación en el borde (edge computing) para proteger a los ciclistas en carretera.

Este verano he circulado unos días por carreteras de montaña estrechas, tanto en Francia como en el norte de Navarra. Sobre todo en esta última, la afición al ciclismo de carretera es alta (puede ser todavía por el efecto Induráin), tanta como para que sea mucho más que probable encontrarse con ciclistas en pleno puerto, en una curva cerrada y sin visibilidad.
En esas circunstancias extremo la prudencia, pero a pesar de ello circulas con cierto temor. Dos coches pasan por los pelos, a veces ni eso, y dos coches y un ciclista… Y, por supuesto, no hay arcén posible y en ocasiones la cuneta es un barranco de metros… Ahí, reconozco que vendría bien una ayuda. Vamos, que el caso de uso que han presentado Telefónica, la DGT y SEAT sería muy bien venido.
Para esta presentación se han identificado dos usos. El primero es la seguridad de los ciclistas, pero también el aviso de un obstáculo en la carretera, por ejemplo, un coche o un camión averiado, aunque podría hacerse extensivo a otros escenarios, como aviso de animales sueltos en la vía…
A diferencia de lo que mostraron Telefonica y SEAT en Barcelona con respecto al coche conectado y las posibilidades de las redes 5G y el edge computing, se trasladan los casos de un escenario urbano a otro rural. ¿La diferencia? Realmente grande. En una ciudad se cuenta con semáforos, farolas, señales de tráfico, edificios… en los que se pueden colocar sensores (o cámaras); en el campo, esas posibilidades se reducen enormemente. Así que han decidido reemplazar los sensores o cámaras colocadas en semáforos y otros lugares por drones.

infografia-drones-seguridad-vial
A.- El dron detecta un ciclista circulando por la carretera, lo fotografía y envía la imagen a través de una red 5G (B) a un centro de proceso en donde se identifica y se reenvía a la plataforma de la DGT3.0 (C) para que al final el conductor (D) reciba una señal de alerta en el salpicadero.

InkedIMG_2096_LI
“Atención: Ciclistas”

El dron vigila el sector de carretera que tiene bajo su custodia e identifica a un ciclista (o grupo de ellos), envía la imagen en tiempo real a través de la red 5G (la latencia, es decir, el tiempo que tarda en llegar la información a su destino, es crítica en estos casos. Mientras en una red 4G hablamos de 40 milisegundos, en una de quinta generación pasa a los cuatro) a los servidores de Telefónica que la procesan e identifican por inteligencia artificial que se trata de una bicicleta. De esos servidores llega a los de la DGT que la envían a SEAT y aparece en el salpicadero del coche, de momento un Ateca, en forma de alerta: “Atención: ciclistas”. También podría ser: “Atención: coche averiado en el arcén”.
Todo este proceso se realiza de forma casi instantánea y no sólo porque se apoya en la velocidad de las redes 5G, sino porque se emplea la llamada edge computing o computación en el borde. Se trata de que la información se reciba y se procese en el centro disponible más próximo, sin necesidad de que recorra grandes distancias. De esta forma se añada velocidad al proceso.

Telefónica ha aportado sus redes y su potencia de cálculo. SEAT, por su parte, ha añadido a su SEAT Ateca un juego de antenas y una TCU, una unidad de control telemático con tecnología C-V2X (Cellular-Vehicle to Everything). Esto le permite una conexión muy abierta entre el coche y otros elementos a través de red telefónica móvil.
Todo ello está centralizado en la plataforma DGT3.0, que la Dirección General de Tráfico puso en marcha en 2015 y quiere aprovecharse de los avances en conectividad y de la propia pasión de los españoles por estar conectados para lograr menores tasas de accidentes.
Este proyecto, que ha contado con la colaboración de Ficosa y Aeorum, es una forma de visualizar las posibilidades tanto del 5G, como de la computación en el borde y los coches conectados.
Si se desplegara, bien sobre drones o con otros soportes, podría ayudar a rebajar sustancialmente la cifra de 36 ciclistas muertos en 2018.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios