www.zonamovilidad.es
Los sistemas ADAS, clave para evitar accidentes de tráfico
Ampliar

Los sistemas ADAS, clave para evitar accidentes de tráfico

martes 17 de noviembre de 2020, 18:15h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Los sistemas de ayudas a la conducción, que gran parte de coches nuevos incorporan, suponen una gran ayuda para reducir las cifras de fallecidos en accidentes de tráfico y la UE obligará a los fabricantes a equiparlos a partir de 2022.

El año pasado fallecieron 1.755 personas en accidentes de tráfico en nuestro país, un número que consiguió descender casi un 3% respecto al año anterior. Si echamos la vista al conjunto de la Unión Europea, fueron 25.100 las víctimas mortales en las carreteras; por cada millón de habitantes, España está en sexto lugar, una lista que encabeza Reino Unido con los mejores resultados. En este sentido, Bruselas se marca el objetivo de conseguir cero muertes en 2050 en las vías de la UE. La denominada ‘misión 0’ es un objetivo muy común entre administraciones y sus grandes aliados los sistemas ADAS.

Qué son los sistemas ADAS

Los sistemas ADAS reciben esta denominación por sus siglas en ingles: Advanced Driver Assistance Systems, que se traduce como sistemas avanzados de asistencia a la conducción. Son uno de los mayores avances que ha experimentado el automóvil en los últimos años en materia de seguridad.

Los hay de varios tipos, están los que solo informan al conductor de situaciones de su entorno, como los avisos de punto muerto, esa luz que se enciende en el retrovisor cuando hay un vehículo en los laterales de nuestro coche.

Por otra parte, también existen los que alertan de una situación de riesgo, como el sistema de mantenimiento de carril o el aviso de colisión delantera cuando hay mucha diferencia de velocidad con el vehículo de delante.

Y cuando el conductor no hace caso a estas alertas, están los sistemas que pueden tomar el control de los frenos y/o dirección del vehículo para evitar una colisión o una salida de la carretera.

Cómo funcionan

Los sistemas ADAS más comunes son Control de Crucero Adaptativo, Asistencia de Mantenimiento de Carril, Limitador de Velocidad Adaptativo, Aviso de Ángulo Muerto, Aviso de Colisión Frontal, Aviso de salida o Cambio Involuntario de Carril, Aviso de tráfico trasero cruzado y la Frenada de emergencia automática; pero hay muchos otros.

Según la DGT, si todos los automóviles equiparan estas ayudas a la conducción, se evitarían o mitigarían significativamente las consecuencias de un 57% de los accidentes en España.

Los sistemas ADAS funcionan gracias a cámaras, radares, ultrasonidos y láser LIDAR que recogen información sobre lo que ocurre alrededor del vehículo. Estos datos recogidos pasan a una unidad de mando del sistema que los fusiona, procesa y genera un reconocimiento fiable del entorno de vehículo. Esa información se contrasta con los datos del movimiento del propio vehículo (velocidad, situación, aceleración, frenada, giro…) y con las acciones del conductor, para detectar situaciones de riesgo y actuar en consecuencia, ya sea alertando o tomando el control del coche.

Son eficaces y pronto obligatorios

Los sistemas ADAS ya han demostrado su eficacia para reducir accidentes o mitigar sus consecuencias y esta tecnología sigue evolucionando, con funciones cada vez más sofisticadas. Y es que las causas principales de los siniestros siguen siendo el factor humano y las distracciones. Según un estudio de la DGT, si todos los automóviles equiparan estas ayudas a la conducción, se evitarían o mitigarían significativamente las consecuencias de un 57% de los accidentes en España.

La mayoría de los coches nuevos ya equipan estos sistemas, algunos de los cuales van a ser obligatorios en la Unión Europea a partir de 2022. Varios de los sistemas obligatorios para 2022 serán el aviso de fatiga, el mencionado sistema de mantenimiento de carril y la cámara de visión trasera con aviso de tráfico cruzado. Desde Bruselas estiman que con esta medida se podrían salvar 25.000 vidas en los próximos 15 años.

Para asegurar que estos sistemas siguen funcionando con precisión en un vehículo con el paso de los años, se está creando un marco legal para poder controlarlos y verificarlos durante toda la vida útil del coche a través de las ITV.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios