www.zonamovilidad.es

Coche eléctrico

Las turbinas llegan a los vehículos particulares
Ampliar

Las turbinas llegan a los vehículos particulares

miércoles 03 de enero de 2018, 23:20h

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

La empresa china Techrules nos trae una propuesta que emplea la tecnología de una turbina para propulsar un automóvil. No es el primer caso que podemos encontrar a lo largo de la historia del automóvil, ya que el Rover Jet1 de 1950, Renault o Chrysler la han intentado con anterioridad, pero fracasaron en el intento

En este caso, la gran diferencia frente a los casos anteriores es que la turbina se emplea para generar una gran cantidad de energía con la que los motores eléctricos pueden funcionar y así empujar el vehículo. Por lo tanto, se trata de un vehículo TREV por sus siglas en ingles. El hecho de que la turbina no se urtilice directamente para desplazar el vehículo, convierte a este proyecto en el único de su especie en el mundo.

Este transporte llamado REN cuenta con tres tipos de baterías donde almacenar la electricidad. La pila principal logra otorgar al vehículo de una autonomía de hasta 200 kilómetros y si disponemos de un punto de recarga rápida solo necesita de 15 minutos para alcanzar el 80% de su carga total.

Distintos combustibles

La turbina puede funcionar con distintos tipos de combustibles. Las pruebas que ha realizado la compañía determinaron que los combustibles fósiles son los que mayor rendimiento proporcionaron a la turbina, logrando niveles de emisiones por debajo de la actual normativa Euro 6.

Por otro lado, la turbina también puede funcionar con combustibles líquidos o gaseosos, pudiéndose emplear gas natural licuado o hidrógeno, que en un futuro cercano se espera que rindan mejor que los fósiles en cuanto a emisiones se refiere.

De hecho, el depósito de combustible cuenta con una capacidad máxima de 80 litros, lo que podría significar una autonomía para el REN de unos 1.170 kilómetros. Todo un logro de la ingeniería ya que, partiendo de un consumo medio de 7,5 litros a los cien kilómetros, deja en muy mal lugar a superdeportivos de su mismo calibre.

Configuraciones de motor

Desde la compañía china han querido que el vehículo sea configurable a gusto del consumidor, por lo que ofrece varias versiones del tipo de turbina o de los motores eléctricos. Según la elección, estos vehículos pueden desarrollar una potencia máxima de entre los 429 caballos con dos motores o hasta los 1.287 caballos con los seis motores eléctricos disponibles.

La opción de configuración permite crear distintos vehículos y, por lo tanto, que se trate de un sistema completamente escalable que permitiría su incorporación en distintos tipos de vehículos y tamaños de coches, incluido una motocicleta.

Otro de los aspectos imprescindibles a la hora de hablar del modo en el que se desplazará el vehículo es, si se trata de un vehículo de tracción o de propulsión. ‘Techrules’ propone que según el número de motores con el que cuente el vehículo será de propulsión o de tracción total. En cambio, si dispone de los seis motores, cada rueda del vehículo dispondrá de dos de ellos, permitiendo que el reparto de fuerza sea óptimo entre cada eje y entre cada una de las ruedas.

Teniendo en cuenta la potencia de los motores y la distribución de la tracción entre sus ejes, el REN es capaz de alcanzar los 100 km/h en tan solo 2,5 segundos igualando a los mejores superdeportivos de la época. Otra cosa es hablar de su velocidad punta, que apenas alcanza los 320 km/h cuando sus competidores son capaces de rebasar los 400 km/h.

En 2016 la compañía ya avanzó que estaba trabajando en este proyecto, pero no ha sido hasta después de haber realizado distintas pruebas dinámicas en circuito, y las que quedan por realizar durante los próximos meses, que la compañía ha decidido pasar a la fase de producción, aunque lo hará en series muy reducidas. De hecho, tiene previsto realizar una serie de 96 unidades exclusivamente para competición, aunque también admiten pedidos para clientes particulares.

En cuanto a su diseño, El REN luce en su interior una espectacular carrocería diseñada por Giorgetto y Fabrizi Giugiaro. En cuanto al resto de su cuerpo, está compuesto de fibra de carbono, aluminio y acero de alta resistencia, sin olvidarnos de que cuenta con una suspensión que podría montar un Fórmula 1.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.