www.zonamovilidad.es
No es adolescente ni tampoco nini, el ‘gamer’ español es un tío normal

No es adolescente ni tampoco nini, el ‘gamer’ español es un tío normal

Por Javier López Tazón
x
javierlopezgmailcom/11/11/17

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Tiene estudios universitarios y trabaja; tiene entre 25 y 34 años; es hombre y juega más de tres horas semanales. Ése es el perfil del videojugador español. Se les llama jugones o gamers y el estereotipo que se tiene de ellos es el de un chico adolescente o en el camino de superar esa fase […]

Tiene estudios universitarios y trabaja; tiene entre 25 y 34 años; es hombre y juega más de tres horas semanales. Ése es el perfil del videojugador español.

Se les llama jugones o gamers y el estereotipo que se tiene de ellos es el de un chico adolescente o en el camino de superar esa fase granujienta, solitario, sin trabajo ni estudios… Profundizando en la imagen que nos ha ido calando de películas, sería tirando a obeso y bastante abandonado física y estéticamente. Por supuesto, las chicas ni se le acercan y siempre está rodeado de bolsas de patatas fritas, ganchitos y similares.

Pues la imagen es falsa. Lo dice muy claro el estudio que acaba de presentar Intel del Perfil del gamer español. Lo ha elaborado GfK y está basado en 500 encuestas realizadas a mayores de 15 años con un margen de error del 4,3%.

Y ¿qué es lo que dice esa encuesta? Para empezar, que nos olvidemos de esa imagen. Es cierto que los datos recogidos por GfK no nos permiten saber si el gamer español come muchas patatas fritas y ganchitos y lleva la ropa con media docena de puestas de más, pero no parece que sea así.

La encuesta, una de las que más fiabilidad tienen de las que se han realizado en nuestro país al respecto, habla de un hombre -fíjense que no digo niño ni chaval ni adolescente- de entre 25 y 34 años. Así que nada de muchacho acomplejado de 16 años años.

En lo que sí se muestra conservador el resultado es en que la mayoría son (somos, aunque temo que me salgo del perfil por unos cuantos años de más) varones. Pero el videojugador español está muy lejos del cliché de vago sin estudios ni trabajo. Tiene ambas cosas: trabaja y tiene estudios universitarios.

No sólo eso, sino que tiene vida social. La mayoría prefiere jugar con amigos (o contra ellos) que hacerlo solo y, además, comparten su afición con otras. Así, el 58% lo compagina con viajar; el 46% con la práctica deportiva, el 44% con la lectura y el 66% con las series y películas. Además, como se ve por los porcentajes, comparten más de una afición. Otro mito que se derrumba.

Esto no figura en la estadística, pero si uno sigue una partida de e-sport en cualquiera de sus modalidades, verá que la mayoría de los participantes ha visitado más de una vez un gimnasio y, por el volumen, las patatas fritas no forman parte de su dieta como elemento primordial.

Lógicamente, Intel no hace esto porque sí o por mera curiosidad sociológica. Lo hace por interés. El mercado del videojuego está en plena ebullición y, a la vez, en proceso de transformación. A Intel no le interesa ni por asomo quedarse fuera y lo estudia para responder a sus necesidades y anticiparse a las futuras; desde el juego en local, en red, o en streaming. Es un mercado multimillonario que vuelve a estar dominado por el PC. El 38% de los gamers prefiere el PC, frente al 36% de la consola y el 40% del tiempo de juego se invierte en el ordenador. Y cuenta con la ventaja de la edad. Son los más jóvenes los que prefieren jugar con PC.

“Y se gastarán todo el dinero en comprar un ordenador para jugar”. Pero no sólo. La misma potencia de CPU y GPU que tiene un ordenador especializado en juegos, se puede emplear profesionalmente en diseño, arquitectura, edición, vídeo… De hecho, el estudio de GfK dice que el videojuego comparte espacio con al menos otros cinco programas “intensivos” instalados, y en el caso de los más avanzados, ocho.

En definitiva, que el videojugador no es ya el bicho raro del patio ni el insociable y que Intel va a hacer todo lo posible por dominar un mercado en el que hay que tener en cuenta muchas variables, no sólo los procesadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios