www.zonamovilidad.es
Mobileye un sistema ‘autonomus ready’
Ampliar

Mobileye un sistema ‘autonomus ready’

viernes 02 de noviembre de 2018, 16:00h

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

Un nombre se repite continuamente en el mundo de la automoción conectada. Sabemos que se trata de una joven empresa de origen israelí, que, dado el nivel de éxito en sus desarrollos, en marzo de 2017 fue adquirida por Intel. La que fuera ‘start up’ tiene una línea de trabajo propia para sistemas de visión y entre sus clientes se encuentran compañías del nivel de Airbus

La que fuera ‘start up’ tiene una línea de trabajo propia para sistemas de visión y entre sus clientes se encuentran compañías del nivel de Airbus Automoción y seguridad vial Antes de ser americana, por adquisición, sus ingenieros desarrollaron una cámara monoscópica de 40 grados que se utiliza como un sistema de ayuda a la conducción. Instalar una por coche es suficiente, salvo los vehículos de gran dimensión como los buses, que requieres tres.

El dispositivo se puede sumar a cualquier vehículo, aunque no tenga ADAS integrado y se puede instalar en cualquier momento y en cualquier tipo de automóvil. De hecho, trabajan con fabricantes, compañías de seguros, flotas, etc. Con este sistema, el desarrollado por Mobileye, se ha demostrado que se reduce la siniestralidad, tanto como un 57%, según datos de la Dirección General de Tráfico.

Y si bien suele ser un elemento que integran muchas empresas de leasing, en España se traba más con entidades de renting. No obstante, aunque el negocio resida en el volumen de instalación de producto (flotas), un particular también se lo puede instalar; ya que el sistema está a la venta por un precio de 860 euros con IVA incluido.

Mobileye trabaja actualmente con los gobiernos de Israel, Japón, EEUU y España; ya que su objetivo real es reducir la siniestralidad. De hecho, en Israel se realiza una bonificación en los impuestos de importación si se instala una plataforma, como esta, de ayuda a la conducción. En este momento, los vehículos que pesan más de 3.5 toneladas, si no llevan un sistema ADAS no pueden pasar la ITV. Así, en un año, se registró una reducción de un 15% de siniestralidad (sobre los vehículos que pasaban la ITV ese año).

En cuanto a España el gobierno saliente trabajaba en una reducción drástica de la siniestralidad y buscaba preparar España para el vehículo autónomo; y es que Mobileye en 2019 ya tendrá un automóvil 100% autónomo. Nada parece indicar que los planes vayan a cambiar bajo la presidencia de Sánchez.

Aftermarket

Entre su portafolio de productos, Mobileye comercializa un terminal ‘aftermarket’, el cual: alerta de colisión frontal, de atropello peatones y ciclistas, alerta, también, de la salida de carril del coche, incorpora control inteligente de luces, distancia de seguridad y reconocimiento de señales.

Se trata de un producto, de diseño agradable, muy sencillo, fácil de instalar y no más grande que un reloj de pulsera de buen tamaño, que modifica los hábitos de conducción porque, entre otras cosas, marca objetivamente la distancia de seguridad. En consecuencia, se reduce la siniestralidad, los tiempos en taller, las se bajas laborales, se reduce el gasto de combustible y se evita la negociación con las compañías de seguros, todo lo cual, en el ámbito empresarial potencia la imagen corporativa.

Así mismo, el Ministerio de Agricultura español, a través del proyecto clima, se interesó en Mobileye y su capacidad como herramienta de reducción de CEO2. En cuanto a los usuarios, los directivos de la israelí aseguran que hay segmentos de población que tienen más interés como la Tercera edad o el sector de alquiler de furgonetas, etc. En cuento a los ayuntamientos, Barcelona fue la primera ciudad que apostó por ello al considerar que es una tecnología que une el mensaje de seguridad y sostenibilidad. Se realiza un discriminación positiva hacia los vehículos más seguros.

Un acuerdo con la DGT

Poco antes de este verano, Mobileye ha firmado un acuerdo con la DGT “para hacer las carreteras más seguras”. Aseguran que se alinean con el objetivo de visión cero. El Gobierno quiere estar cerca de la tecnología para poder preparar la regulación y participar en la estandarización del software.

En este estado de cosas, hay que recordar que Mobileye está desarrollando tecnología propia y requiere que todos los vehículos trabajen sobre el mismo estándar. Y es en este punto en el que necesitan trabajar mano a mano con entidades desarrolladoras, certificadoras, reguladoras etc.

El objetivo final es que ningún vehículo autónomo tenga un accidente. Es cierto que se puede ver involucrado, pero no será el que origina la situación de riesgo. El estándar debe analizar el modo de actuación del vehículo. El coche autónomo

La hoja de ruta de Mobileye va desde la seguridad vial hasta el coche autónomo, sin saltarse etapas. Para el coche autónomo, han desarrollado percepción 360, un mapa que le permita ubicarse y tener una semántica de la vía (precisión de 10 cm), además de enseñarle que señales le afectan según en qué carril esté.

Se trata de un mapa de alta precisión con bajo peso 10 k / Km. El vehículo se posiciona por triangulación y entiende hacia dónde va el carril. Por supuesto, aunque la conectividad 4G es suficiente para que funcione correctamente el sistema, trabajan en la introducción de 5G para una mayor efectividad, ya que el mapa se actualiza casi en tiempo real.

Los portavoces de la compañía aseguran que van a poner 5.000 vehículos para recoger datos y que ya traban en la última capa de la llamada driving policy: enseñar al vehículo a maniobrar en situaciones desafiantes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.